El desacuerdo Biden vs AMLO es absolutamente político

Tras la puerta del poder
Roberto Vizcaíno _________________

No hacen falta declaraciones tronantes ni acciones punitivas para advertir que el ya presidente Joe Biden inicia su mandato manteniendo no sólo radical y contundentemente alejado al mexicano Andrés Manuel López Obrador, sino con decisiones que obligarán al tabasqueño a definir políticas y obras emblemáticas.

Claro, eso es por su forma personal de pensar y ser de Biden. No por pensar en AMLO.

En razón de su esencia, apenas tomó posesión Biden se sentó frente al histórico escritorio que domina el salón oval de la Casa Blanca, y firmó una decena de importantes y emblemáticos decretos y ordenamientos. Así comenzó a definir su Gobierno.

Varios de estos decretos y ordenamientos impactarán inevitablemente en la relación de su gobierno con el de AMLO.

Sin duda el de la reinserción de EU al el Pacto de París, porque ello significa el rechazo al uso de energías sucias -carbón y combustóleo esencialmente-, y el impulso de las energías limpias. Todo lo contrario de lo que está priorizando aquí López Obrador.

Ordenar el inmediato uso del cubrebocas en todas las oficinas federales y el transporte público, algo que aquí ha sido negado por AMLO, comenzando por él mismo.

Y junto con ello el regreso inmediato de EEUU a la Organización Mundial de la Salud, al parejo de y la reinstalación del Consejo Nacional de Salud, un esquema similar al que AMLO desechó aquí y que es integrado por exsecretarios de Salud y otros investigadores y científicos sobresaliente.

Recupera además el Obama-Care y ordena detener la construcción del muro fronterizo, al tiempo que anuncia una gran reforma migratoria que proyecta nacionalizar a unos 10 millones de indocumentados, y decreta el respeto al DACA -Deferred Action for Childhood Arrivals-, que beneficia a cientos de miles de jóvenes migrantes mexicanos.

En fin, otros muchos decretos ya están en marcha… pero sobre todo sobresale la recuperación de los buenos modos.

Uno muy importante fue el recuperado por Jen Psaki, la vocera del nuevo gobierno, quien en la primera conferencia de prensa en la sala de prensa en la Casa Blanca con Baiden como presidente, se compromete a recuperar el respeto y la apertura a todos los periodistas y sus medios, independientemente de los desacuerdos que seguramente tendrán.

Ayer mismo aquí Andrés Manuel López Obrador no sólo reiteró que con Trump tuvo una relación inigualable, sino que acusó al periodista Carlos Loret de ser un “difamador profesional”. Antes dio a conocer que el director de Política Pública de Twitter México y América Latina, Hugo Rodríguez Nicolat, trabajó con funcionarios del PAN, induciendo así que esta red social podría echar a andar acciones en contra de él y su gobierno por cuestiones u ordenamientos partidistas.

Twitter México le reviró al señalar que todas las políticas y decisiones se toman en forma colegiada y no dependen de un solo ejecutivo.

Ayer mismo, en el contexto de los diversos actos protocolarios de la toma de posesión de Biden como el Presidente 46 de los Estados Unidos, otros de sus cercanos advirtieron que seguramente pronto habrá decisiones de la nueva administración en cuanto a situaciones y políticas mexicanas en seguridad, cuestiones laborales y revisión de acciones dentro del TMEC.

No es posible que el presidente López Obrador pretenda atrincherar a México bajo el paraguas de la soberanía cuando ha impuesto nuevas reglas -control de acción de agentes de la DEA en México-, que impactan las acciones conjuntas de seguridad que tienen que ver con problemas nacionales de ambos países, dijo uno de ellos.

Ya ayer mismo la exembajadora de EU en México, ahora responsable de vigilar las acciones del gobierno de Biden en la frontera con México, Roberta Jacobson y la Alianza de Gobernadores -integrada por ya sabe usted los gobernadores Martín Orozco Sandoval, PAN, Aguascalientes; Miguel Riquelme, PRI, Coahuila; José Ignacio Peralta Sánchez, PRI, Colima; Javier Corral, PAN, Chihuahua; José Rosas Aispuro, PAN, Durango; Diego Sinhué Rodríguez, PAN, de Guanajuato; Enrique Alfaro, MC, Jalisco; Jaime RodríguezEl Bronco, independiente, Nuevo León; Silvano Aureoles Conejo, PRD, Michoacán y Francisco García Cabeza de Vaca-, anunciaron que tendrán “pronto” un encuentro bilateral.

Claro que eso se realizará al margen -y obviamente en contra- de AMLO.

Esos gobernadores representan estados con casi el 40 por ciento de la población de México y un 37 por ciento del PIB nacional. Nada despreciable para Biden si es que decide apretarle las tuercas políticas “de otra forma” al mandatario mexicano.

Otro mensaje en contra de AMLO fue el informe de llamadas de Biden al llegar al Salón Oval de la Casa Blanca. Su primera comunicación y conversación fue -dijo la vocera Jen Psaki a la prensa- con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Luego tenía proyectado hablar con Vladimir Putin, de Rusia, y los jefes de Estado aliados: Ángela Merkel de Alemania, Michel Macrón de Francia y el inglés Boris Johnson.

¿Y con el mexicano Andrés Manuel López Obrador cuándo? Preguntamos nosotros… ¿con quién?, sería la respuesta.

Aquí, quien fue enviado a dar la cara por el gobierno de López Obrador para darle la bienvenida oficial a Biden, fue el subsecretario Roberto Velasco, un personaje íntima, muy íntimamente ligado al canciller Marcelo Ebrard. Un personaje de segunda, pues.

Como digo, no hacen falta declaraciones tronantes ni acciones punitivas para advertir que el ya presidente Joe Biden inició su mandato manteniendo no sólo radical y contundentemente alejado al mexicano Andrés Manuel López Obrador, sino con decisiones que de entrada marcan su raya hacia el de Macuspana.

¿Qué significa eso? ¡Uyyy¡, todo lo que usted se imagine, y el doble…

EL AMIGOU DE YSQ PROMETE (AMENAZA)…

«Regresaremos de algún modo«, advirtió Donal Trump al irse de la Casa Blanca.

No, pos sí…

A ver si en 2024, él que se deberá ir aquí ese año, no nos sale con algo similar…

MONREAL: BIDEN REPRESENTA UNA NUEVA ERA

Como suele ocurrir, quien le entró ayer oficialmente en serio en México a hablar de la importancia del ascenso de Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos, fue el líder del Senado Ricardo Monreal.

El zacatecano consideró que, al haber sido electo por la mayoría ciudadana que sufragó en ese país, de acuerdo con sus reglas electorales, Joe Biden llega con la mayor legitimidad y poder al cargo de Presidente de los Estados Unidos.

Así no sólo se inicia una nueva era para la Unión Americana sino igual para nuestro país, “con un Presidente demócrata, con experiencia y conocimiento sobre la situación de su país, sobre el humor social de hombres y mujeres de aquella Nación”.

En este contexto, dijo Monreal, México debe impulsar -¿mensaje a AMLO?-una política de cooperación y de entendimiento recíproco, la cual deja atrás los aparentes y mediatizados desencuentros que se presentan, o que se presentaron entre ambos países al final de la era Trump, entre los cuales podríamos destacar algunos de ellos.

–       El primero: La posición del Ejecutivo Federal Mexicano en torno a las elecciones presidenciales. Es decir, el reclamo de no haberlo reconocido el mismo día de la elección.

–       El segundo: La aprobación de modificaciones a nuestro marco jurídico interno, la Ley de Seguridad Nacional por parte del Congreso Mexicano.

–       Y, la tercera: La evolución y conclusión del caso en contra del general Salvador Cienfuegos Zepeda”.

Luego de reconocer las aristas en la relación bilateral en este entretiempo, el zacatecano consideró que por encima prevalecen más las afinidades y las coincidencias en esta relación bilateral.

Por eso, la Agenda México-EEUU que habrá de surgir a partir de hoy, habrá de establecer cuando menos una serie de tópicos inevitables para ambos países y que se centran en grandes definiciones políticas. Entre otros: combate al crimen organizado, narcotráfico y tráfico de armas; uso de energías limpias; soberanía energética; comercio, migración, tecnologías de la información, combate a la pandemia, cooperación para el desarrollo, cuidado del medio ambiente y respeto a los derechos humanos, así como hacer vigente la defensa de los trabajadores en las tres naciones, con motivo del acuerdo comercial México, Canadá y Estados Unidos.

El reto está planteado.

“Confiamos en que ambos países podamos caminar en beneficio de nuestros habitantes en ambas latitudes. Que sea para bien de nuestras naciones. ¡Felicidades ciudadano presidente Joe Biden!”, dice Monreal.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: