El cuerpo humano

Las plumas de Quetzalcóatl
Guillermo Morán Romo ________________

¡Qué obra de arte es el hombre! –escribió Shakespeare- ¡qué noble su razón! ¡qué infinitas sus facultades>>

Cuando pensamos en el cuerpo humano, en vez de centrarnos en lo sorprendentes que somos, solemos pensar en las disfunciones.

Mientras vivimos, somos lo que es nuestro cuerpo. Ninguno de nuestros logros, ideas o emociones serían posibles sin él. Seamos jóvenes o viejos, varones o mujeres, blancos o negros, todos tenemos el cuerpo como característica común.

La historia del cuerpo humano se ha ido escribiendo a lo largo de millones de años de evolución. Vivimos con él, y sin embargo no lo conocemos tan íntimamente como podríamos. Y todo empieza con esas dos células, una la mayor del cuerpo humano y la otra, una de las más pequeñas, conocidas como óvulo y espermatozoide.

Pero vamos por partes. Queremos desglosar algunas de las características del cuerpo humano para entender cómo funciona el nuestro.

CÉLULAS.- El cuerpo humano está constituido por aproximadamente 50 billones de células, la mayoría de las cuales  son en realidad glóbulos rojos, que representan más del 80 por ciento de nuestro cuerpo en números, aunque constituyen sólo alrededor del 4 por ciento de la masa corporal total.

Esto se debe a que los glóbulos rojos solo miden un promedio de 8 micrómetros de diámetro, que es 10 veces más pequeño que el diámetro de un cabello humano.

NEURONAS.- Pero también tenemos alrededor de 13 mil millones de neuronas en nuestro cerebro, y para darnos una idea de lo perfecto de su funcionamiento y conjunción, podríamos decir que si las quisiéramos reemplazar por la computadora más perfecta del mundo, esta máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de 70 pisos de alto.

OJOS.- Contamos con aproximadamente 100 millones de receptores en los ojos, lo que nos permite disfrutar y gozar de la magia de los colores, de la luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza.

OÍDOS.- Son 24 mil millones de filamentos los que tenemos en nuestros oídos, los cuales vibran con el viento, con la risa de los niños, con el suave (o estridente, según el caso) sonido de la música, con el trepidar de las aguas y también al escuchar las palabras de todas las personas a nuestro derredor.

El ser humano es el único animal que puede HABLAR.

MÚSCULOS, HUESOS, NERVIOS.- El ser humano puede pasear, caminar, correr, bailar, hacer deporte, pues cuenta con 650 músculos, 208 huesos y más de 7 mil nervios.

PULMONES.- Los pulmones son los mejores filtros del mundo. Existen 6 mil millones de alveolos, que se encargan de purificar el aire que reciben y que al mismo tiempo libran al cuerpo de desperdicios dañinos.

CORAZÓN.- Este órgano es una maravilla de la naturaleza, pues bombea, hora tras hora a lo largo de una vida promedio de entre 70 y 80 años.

Ejecuta aproximadamente 36 millones de latidos por año, estés despierto o dormido, impulsando la sangre a través de 100 mil kilómetros de venas y arterias, mismas por las que circulan más de 2 millones de litros de sangre al año.

SANGRE.- Es por cierto un formidable tesoro. Son aproximadamente 5 litros los que traemos en circulación en todo el cuerpo, conteniendo 22 millones de células sanguíneas. En cada célula existen infinidad de moléculas y en cada una de éstas hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo.

CEREBRO.- Está formado por 4 millones de estructuras sensibles al dolor, así como 500 mil detectores táctiles y 200 mil detectores de temperatura.

Cada día MUEREN 2 millones de células en nuestro organismo, mismas que son reemplazadas por un número similar de forma inmediata, en una resurrección que ha continuado desde el nacimiento y que concluirá con la muerte.

Por todo lo anterior, esperamos que no veas sólo lo que te hace falta. Mejor agradece lo que ya tienes.

En posteriores entregas hablaremos de órganos específicos del cuerpo humano, sus funciones y lo que representan para la vida de todos nosotros.

Nos encontramos el próximo lunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: