Diversificar, herramienta clave para comercio exterior en Cuba

Ivette Fernández* ___________________

La Habana, (Prensa Latina).-  Cuba implementa una estrategia ambiciosa e integradora para conferir un renovado impulso a su comercio exterior en medio de un escenario mundial signado por la crisis socio-económica provocada por la pandemia de Covid-19.

En diálogo con Prensa Latina, la funcionaria del ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (Mincex) en la isla, Vivian Herrera, examina dicho tema.

Afirmó que una de las necesidades impostergables del país es diversificar mercados de destino y productos exportables sin descuidar el prestigio y la calidad de las ofertas nacionales.

Una de las medidas más novedosas es la reciente incorporación de formas de gestión no estatal como participantes activos del proceso comercial.

Según las disposiciones gubernamentales, la actividad se establecerá mediante contratos con alguna de las 37 empresas estatales dispuestas para ello y cuyos portafolios de clientes quedará ahora también a disposición de estas figuras.

Para estos, además, el Ministerio de Finanzas y Precios de Cuba aprobó una resolución sobre la aplicación de bonificaciones tributarias que van desde el cinco hasta el 40 por ciento con el fin incentivar la producción de bienes y prestación de servicios con destino a la exportación.

Al cierre de septiembre, según datos ministeriales, existían cerca de dos mil actores deseosos de insertarse en la actividad.

De ellos, una cifra superior a los 732 eran trabajadores por cuenta propia y figuraban 119 cooperativas así como otras 205 personas interesadas.

Resultaron suscritos 40 contratos para realizar algún tipo de operación, mientras se negociaron más de 159 convenios de importación en productos como materias primas, fertilizantes, plaguicidas, pinturas, piezas de repuesto, neumáticos e insumos gráficos

También existían ya 71 acuerdos de exportación de bienes como carbón vegetal, frutas, químicos naturales y madera ecológica, entre otros.

Uno de ellos, ejemplificó Herrera, se concretó justamente a través de un servicio de medición de carpintería de aluminio que la cooperativa La Concordia, de la occidental ciudad de matanzas, brindó a la empresa extranjera Cincuenta Américas Fachadas Panamá.

También acontecieron otras ventas de alimentos tales como lima persa y aguacate a España e Italia, respectivamente.

Para identificar las potencialidades de exportación de los territorios, Herrera refirió que se realiza un estudio por los Departamentos de Comercio Exterior adscritos a los gobiernos territoriales.

Al cierre de agosto, abundó, fueron reconocidas 418 formas de gestión no estatal con posibilidades de recibir servicios por parte de las empresas facultadas para la actividad exportadora, de ellas 308 en el sector agroalimentario.

De todas las provincias del país, la mayor potencialidad exportadora está en las occidentales Pinar del Río y Artemisa, las orientales Granma y Las Tunas, y en el municipio Isla de la Juventud, ahondó.

Asimismo, los productos con mayor oferta son las frutas, las hortalizas, el carbón vegetal, las conservas, los cítricos, el calzado artesanal, los muebles y la artesanía.

La funcionaria remarcó que, en apego a las normas existentes, todos los bienes serán sometidos a un proceso de validación para comprobar su calidad exportable.

Además, los contratos gracias a los cuales se materializa la exportación no constituyen un elemento aislado, expresó.

Parten, sostuvo, de unos convenios integrales que prevén entregas parciales durante todo un año y, de esta manera, se garantiza la sostenibilidad de la oferta y la retención del cliente con la presentación de otros bienes.

Herrera alegó que las empresas estatales involucradas en el proceso cuentan con vasta experiencia y eficientes herramientas de marketing para promocionar las nuevas ofertas.

A través de ellas, se pueden solicitar tratamientos diferenciados para aquellos productos con mayor valor agregado. Dentro del ámbito de los servicios, dijo, hay gran potencialidad.

El país tiene recursos humanos muy preparados, por ejemplo, en el sector de la informática, y muchos de estos profesionales se interesan en esta modalidad recién aprobada.

Asimismo, remarcó que las estrategias de promoción apuntan hoy a todos los mercados.

Se trata de penetrar y abastecer a cualquier cliente con intereses en el producto cubano, dijo.

Otro de los aspectos priorizados en las directrices del Mincex es el otorgamiento a diversas empresas de permisos para insertarse en el comercio exterior.

Entre enero y julio, especificó, 46 entidades recibieron esta facultad.

Si bien es importante que todos los que puedan sumarse a la actividad exportadora lo hagan, acotó Herrera, la diversificación ganada en este punto no puede ir en detrimento del prestigio exportable y solo se autorizan a las compañías con ofertas de probada calidad.

Como ejemplos exitosos mencionó la creación de un polo exportador en la oriental provincia de Guantánamo, donde se labora con fuerza en la venta de productos tradicionales como el café y otros más noveles como la fibra de coco.

En la zona de Matanzas se gestan importantes trabajos y conocemos que Pinar del Río tiene ambiciones de crear una empresa para el expendio de productos locales, aseveró.

Según refirió, desde los territorios se reconocen variadas opciones para la venta en el mercado internacional.

Tienen identificados, declaró, mil 145 ofertas con potencial exportable a todo lo largo de la isla, de ellos 700 consolidados, o sea, mercancías o servicios tradicionales u otros más jóvenes pero con un prestigio ganado como el carbón vegetal.

Pese a iniciar con cantidades insignificantes, este es un producto obtenido en casi todas las regiones del país y del que se obtienen ya 40 millones de dólares anualmente, acotó.

Informó además que existen 121 productos en desarrollo, y hay otros 324 en su etapa de fomento.

Asimismo, abundó, el 68 por ciento de estos potenciales son mercancías y el 32 por ciento son servicios.

La estrategia, destacó Herrera, busca también cimentar la vocación exportadora a través de actividades de capacitación tras las cuales se aprecia una revitalización en el interés de los actores.

Explicó que se realizaron cursos de familiarización en muchos territorios en el país.

Además, identificaron productos que tradicionalmente no se exportan a partir de aportes de nuestros campesinos, ese trabajo desde los municipios es fundamental para poder exportar porque es justamente allí donde se crea la riqueza», opinó.

Un logro loable alcanzado por el Mincex durante este año es la puesta en marcha de la primera fase de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE).

La herramienta, cuyo objetivo primordial es facilitar la gestión de empresarios cubanos y extranjeros para realizar operaciones de compra-venta internacional, es capaz de reducir en un 50 por ciento los trámites requeridos para la actividad.

En esta etapa, ahondó, están incluidos 97 trámites de 27 autoridades nacionales, y se logra entonces agrupar en un único sitio 210 normativas entre leyes, decretos, reglamentos y otros procedimientos.

Manifestó que ya se trabaja en la etapa dos, cuyo objetivo es simplificar los registros de los importadores y exportadores ante el Mincex, la Cámara de Comercio de Cuba y la Aduana.

Posteriormente, añadió, serán eliminados procesos manuales y estarán puestos digitalmente a través de esta plataforma los permisos eventuales y las licencias de importación de medicamentos.

En una tercera fase, dijo, se informatizará toda la cadena de comercio exterior en una especie de gestión integrada en línea para la obtención de todos los permisos previos y de despacho.

Más allá de la facilitación de los procesos administrativos del comercio exterior, la VUCE tendrá implicaciones importantes en la interoperabilidad institucional dentro del país y, en un momento posterior, con otras ventanillas del mundo, sentenció.

Cuba, llamada hoy a multiplicar sus ofertas en el mercado internacional y a captar una cifra mayor de divisas, aspira a lograr su ambición con el empeño de todos y sin descartar ninguna de las ofertas que el ingenio criollo le pueda proveer.

*Periodista de la redacción de Economía de Prensa Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: