Desde Haití… íGracias, Cuba!

Anelí Ruiz García * ___________________

Puerto Príncipe (Prensa Latina).- La brigada médica perteneciente al contingente cubano Henry Reeve dijo adiós a Haití tras seis meses de trabajo ininterrumpido frente a la Covid-19, uno de los ejemplos más extensos de solidaridad de la isla durante la actual pandemia.

«Gracias a la brigada Henry Reeve y gracias al Gobierno cubano que siempre nos da la mano cuando estamos en situaciones peligrosas, de grandes epidemias o desastres», dijo en exclusiva con Prensa Latina Marie Greta Roy Clement, ministra haitiana de Salud.

Los cubanos se desplegaron aquí en marzo pasado, días después de detectarse los primeros casos de Covid-19, pero mucho antes ya colaboraban con la cartera sanitaria en el diseño de una estrategia para enfrentar el virus, responsable de casi nueve mil contagios en la nación caribeña.   Para la titular de Salud, Cuba lidera la solidaridad internacional como instrumento de paz destinado a unir a los pueblos, y acude en ayuda de sus vecinos cuando más lo necesitan.

«Estos expertos no solo brindaron atención, sino que también garantizaron la transferencia de su experiencia y conocimiento en el manejo de emergencias de este tipo a sus contrapartes haitianas», subrayó.

La brigada Henry Reeve ejerció en el Centro de Atención de Delmas 2 en esta capital, junto a un equipo de colegas haitianos. Además, capacitaron especialistas en los departamentos Sur y Grand Anse, y colaboraron en la instalación de una institución para el tratamiento de la contagiosa enfermedad en Canaán, en las afueras de la capital, que alberga a cientos de desplazados del terremoto de 2010.

APÓSTOLES DEL CONOCIMIENTO Y DE LA EXCELENCIA

La treintena de profesionales atendieron 145 pacientes ingresados en el hospital Ipec de Puerto Príncipe, realizaron mil 95 exámenes de laboratorio, más de 300 acciones de diagnóstico, y unas 10 mil acciones de enfermería, confirmó Luis Orlando Olivero, jefe de la Brigada Médica Cubana.

Por su parte, Roy Clement los calificó como «apóstoles del conocimiento y la enseñanza», y recordó el espíritu de sacrificio y abnegación que mostraron durante su misión en Haití.

«Cuánto deseo de servir mostraron al recurrir a menudo a sus reservas propias para encontrar la molécula milagrosa necesaria y librar al paciente de sus síntomas más alarmantes», señaló durante la ceremonia de despedida, y agradeció la entrega que salvó a enfermos con pronóstico potencialmente mortal.

CUIDADO DE MUCHA CALIDAD

La brigada médica cubana Henry Reeve dijo adiós a Haití el 24 de septiembre, cuando el país experimentaba una baja marcada en la tasa de positivos, y sus autoridades estimaban que la enfermedad estaba bajo control.

En mayo alcanzaron el pico de la pandemia, con una media diaria de 400 pacientes en las instalaciones de salud. La cifra se redujo a 10 o 15 enfermos en todos los centros destinados a atender casos de Covid-19.

Desde mediados de septiembre, varios departamentos permanecen sin registrar casos nuevos, mientras se observa un marcado descenso en la tasa de positivos diarios y la mortalidad es de 0,7 por cada 100 mil habitantes.

Podemos decir que las medidas tomadas a tiempo, como la limitación del paso fronterizo para impedir la introducción de nuevos casos y el sistema que permitió detectar los contagios y controlarlos, logró resultados satisfactorios, dijo a Prensa Latina Patrick Dely, director general de Epidemiología, Laboratorio e Investigación.

El gobierno haitiano dispuso de un semiconfinamiento durante los meses de marzo, abril, mayo y junio, con el cierre de fronteras aéreas, marítimas y terrestres, toque de queda nocturno, interrupción del curso académico y de servicios religiosos, además de prohibir las reuniones sociales.   Dely señaló que también el despliegue de los profesionales de Cuba «permitió que no contáramos muchos fallecidos porque el cuidado ha sido de mucha calidad», aseveró el galeno que realizó sus estudios en la mayor de las Antillas.

A la llamada del Ministerio haitiano de Salud, los cubanos no lo pensaron dos veces para responder presente y fueron de los primeros en estar dispuestos a recibir a los pacientes con Covid-19 en Haití, recordó.

La brigada Henry Reeve se desplegó en cuatro ocasiones en esta nación. Primero tras el terremoto de 2010, que segó más de 250 mil vidas, y durante la siguiente epidemia de cólera que cobró otras 10 mil.

También en 2014, luego del azote del huracán Matthew y desde marzo último por la pandemia de la Covid-19.

*Corresponsal de Prensa Latina en Haití.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: