Desde Aguascalientes

 Desde Aguascalientes 1

Un respiro a las finanzas

Felipe González González ______

La semana pasada se anunció que la Reserva Federal de los Estados Unidos dejaría las tasas de interés en el mismo nivel que las ha mantenido en los últimos tiempos; esto hizo que las monedas en el mundo comenzarán a fortalecerse, y con esto los especuladores han perdido dinero al acaparar grandes cantidades de dólares. Lo anterior es sólo un respiro, pues quedó la amenaza de que quizá, en octubre, podría moverse la tasa.

Este anuncio le cayó de perlas a Agustín Carstens, pues ratificado por el senado como parte del consejo del Banco de México es seguro que será elegido, por ese organismo, como su presidente por seis años más; y sobre todo porque no enfrentará en estos días la necesidad de subir las tasas nacionales. Creo que la elección de Agustín Carstens se da debido a que el grupo Atlacomulco, o el grupo Hidalgo, no tienen a alguien del nivel del elegido para ocupar el puesto tan delicado, pues el manejo del Banco de México ha sido pulcro y ha permitido que la inflación esté en niveles bajos históricos en nuestro país.

Agustín Carstens.

Debemos valorar que si se hubieran tenido que subir las tasas, a nivel nacional el servicio de la deuda hubiera subido de manera peligrosa; y por otro lado tendría que ser un aumento lo suficientemente atractivo, para que los capitales, extranjeros o llamados «golondrinos», se quedaran en el país y no se fueran a los E.U. por conveniencia.

El viernes la primera reacción fue que el dólar se cotizó en bancos a $16,84, cuando se había cotizado a casi un peso más en los días precedentes. Creo que si se normaliza el precio, la presión en los precios de los importadores se aligerará, y sus productos no estarán presionados a la alza, y por consiguiente la inflación se podrá seguir conservando baja. La reunión del Banco de México este 21 de septiembre, o sea hoy lunes, se dará con menos presiones. Sin embargo un hecho real es que el peso ha perdido un 20% en los últimos meses, y las reservas del país han bajado de manera importante, rondando los ¡$183,000 millones de dólares!, pues la salida de capitales ha sido muy importante y la tendencia persistirá mientras exista posibilidades de aumento de tasas de la FED,  ya sea en octubre o diciembre. La presión quizá sea menor, pero al fin de cuentas la presión, repito, persistirá.

La relación comercial con los Estados Unidos, de parte de nuestro país, nos hace ser muy dependientes de lo que suceda en su economía, y el factor del desaceleramiento de la economía China está afectando las decisiones de todos los países, pues esta situación ha hecho que los precios de las materias primas se depriman, y eso ha afectado las economías de Brasil, Puerto Rico, Argentina, Venezuela y otros, más que a México.

dolares

Todo esto nos hace ver que la fortaleza de un país se cimenta en: Que no gaste más de lo que capta; que su presupuesto vaya encaminado al crecimiento, al progreso y a la justicia social; que el combate a la corrupción e impunidad sea una constante ineludible; que se tenga un fortalecimiento del mercado interno y una política fiscal que estimule el crecimiento y la equidad.

El año que entra, con un presupuesto de más de cuatro billones, pero menor al de este año, se podrán valorar las áreas que han subido y sus resultados, y en las que se ha recortado; podremos, pues, evaluar el impacto que tendrá en la vida nacional.

Ojalá este respiro sea bien aprovechado, y que la fortaleza de las finanzas nacionales sea una realidad, que la volatilidad, salida de capitales extranjeros y nacionales se detenga. Ojalá y que la confianza en el país y el trabajo se redoblen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: