Desastrosa escalada de suicidios se registra  en Aguascalientes

La Columna de la Información de Matías Lozano Díaz de León 07 01 2020

 Culpa a los medios de Comunicación, por el fracaso de su proyecto

Sr. DIRECTOR DE SALUD MENTAL: SI NO PUEDE, !RENUNCIE!!

Disculparán, apreciados lectores, amigos y seguidores de Cortando por Lozano el exabrupto, pero requería plantear en esos términos el asunto que hoy nos ocupa. El médico Francisco Pedroza Cabrera “, Quien sustituyó desde abril al Dr. Héctor Grijalva Tamayo, quien renunció, en la Dirección de Salud Mental, hizo declaraciones, a nuestro juicio, muy desafortunadas que, para quienes hemos dado seguimiento al fenómeno de la Suicidología, (cerramos el 2019 con 283 auto privaciones de la vida), no pueden representar otra cosa que una aceptación de su incapacidad para frenar la tendencia al suicidio que caracteriza a la entidad.

En la nota publicada en La Jornada el pasado sábado, 4 de enero, firmada por Claudia Rodríguez Loera, Francisco Pedroza  culpa a los medios de comunicación, de “la normalización del suicidio”, critica su intromisión en el tema, siendo que al aceptar el cargo asumió el compromiso de abatir las cifras, y lo que obtuvo es un resultado desastroso, una cifra de 181 suicidios, contra 140 del 2018.

 “En la normalización del suicidio, mucho tienen que ver los medios de comunicación”, se expresa en el encabezado de las declaraciones de Pedroza, quien en ningún momento reconoce la importancia de la denuncia social que ha cumplido la prensa. Si no fuera por los reportes y reclamos que los periodistas han estado haciendo desde siempre, el grave problema social del suicidio no habría sido tomado en cuenta.

Pedroza Cabrera apoya sus aseveraciones en las “recomendaciones” de la Dra. Alexandra Fleischman, en el sentido de que la prensa no describa  el suicidio con detalles, no dé nombres, lugar, sitio ni mencione el instrumento, con lo que demuestra aún más el titular de Salud Mental, el desconocimiento que tiene del tema, porque esas sugerencias ya las hicieron en 2005 los periodistas de Aguascalientes en reuniones a instancias del entonces Gobernador, Luis Armando Reynoso Femat, coordinadas por Carolina Rincón Silva, a la sazón directora de Comunicación Social del Gobierno, y el Director de Salud Mental de ese tiempo, Grijalva Tamayo.

Es cuestionable, por otra parte, la autoridad de la Dra. Fleischman para emitir ese tipo de recomendaciones: efectivamente, trabaja para la OMS, es experta en cuestiones de salud que tienen que ver con la equidad de género y la reproducción.  Ocasionalmente se ha metido con mala fortuna en cuestiones de adicciones y definitivamente NO es experta en suicidio. Esta funcionaria hizo declaraciones tan absurdas como prohibir la venta de cuerdas para que las personas no se ahorquen, prohibir la venta de armas de fuego y controlar el gas doméstico y el gas de los automóviles para que las personas no se intoxiquen. De ese jaez,  es Dra. Alexandra a quien nuestro actual Director de Salud Mental cita como si fuera una autoridad.

El asunto me parece grave: Al acusar a los medios de comunicación, de la “Normalización” del Suicidio, ¿ A qué se refiere con “Normalizar”  ese grave trastorno social que nos tiene agobiados?

​​¿ Querrá decir que nos acostumbremos a ver el suicidio como algo normal ? Y eso no es lo más grave.  Insistiremos en que la adjudicación del cargo de Director de Salud Mental le fue conferido al Dr. Pedroza precisamente porque llegó para implementar “un novedoso y efectivo programa para tratar específicamente el suicidio”.  En varias sesiones lo aseguraron él mismo y la directora de la Escuela de  Psicología de la UAA, la Dra. Edith Hermosillo.

​Curiosamente, Pedroza y Hermosillo son doctores en investigación, sin ninguna experiencia clínica y desde luego, ajenos totalmente al tema del suicidio. La Dra. Hermosillo es especialista en educación y el Dr. Pedroza en estudios de adicciones. Lo recalco: es especialista en estudios de adicciones, pero no en su tratamiento.

​Los resultados están a la vista, el tan elogiado programa que terminaría con el suicidio en Aguascalientes y que vendría a sustituir “el anticuado y obsoleto programa anterior”, ya logró el récord inusitado de 181 fallecimientos en el 2019, cuando en el año anterior el número había logrado bajarse de 151 a 140, o sea: ​un incremento del 33%.

​Esto no puede ser soslayado: encima de que su tan promovido programa resultó un rotundo fracaso, ahora culpa a los medios de comunicación, por esos resultados. Por cierto que, en la nota citada, nunca se habla de lo que realmente se esté haciendo, como algo nuevo, para afrontar el problema. Menciona eso sí, el programa VIVE, que ni siquiera es suyo, pues fue instalado en el 2018 por Grijalva, su antecesor.

​De seguir así, las cosas, nadie querrá imaginar el pronóstico para el 2020 en materia de suicidios.

​Seguramente el ISSEA no hará nada al respecto, no obstante que marcó metas a la nueva dirección, y tanto Pedroza como Hermosillo hicieron gala de “conocimiento”, al descalificar los sistemas o procedimientos que se venían utilizando para evitar los suicidios y que ahora resulta, que eran los más efectivos. Los medios de comunicación, probablemente tampoco hagan nada al respecto, no obstante que pueden hacerlo, y quizá asuman la culpa que se les achaca, como si no pasara nada.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes