Definen futuro de turismo y educación en Dominicana

Edilberto F. Méndez * _______________

Santo Domingo (Prensa Latina).- Cuando aún el nuevo gobierno en República Dominicana arma su Ejecutivo definió la marcha, para esta etapa de la pandemia por la Covid-19 y el futuro, de dos sectores importantes, el turismo y la educación.

Además de ser, el turismo y la educación, dos de los sectores priorizados por el gobierno presidido por Luis Abinader, son tal vez los más seguidos por la población debido a su influencia en la sociedad y en el desarrollo del país.

Para Dominicana es importante la industria sin chimeneas, al representar el ocho por ciento del Producto Interno Bruto, y a su alrededor se mueve todo un sistema de apoyo logístico, sin obviar la cantidad de empleos directos e indirectos que genera.

También resulta que su apertura y desarrollo trae aparejado riesgos de propagación del nuevo coronavirus, y no pocos temores entre turistas y receptores.

PLAN DE RECUPERACIÓN DEL TURISMO

El gobierno dominicano apostó por sacar adelante la actividad y presentó a la nación el 25 de agosto, el Plan de Recuperación Responsable del Turismo ante la Covid-19, toda una estrategia que incluye una inversión de 420 millones de pesos (siete millones de dólares) en promoción y acuerdos.

Abinader explicó el plan que se aplicará a partir del 1 de septiembre, el cual consta de acuerdos con aerolíneas, apoyo económico, flexibilización fiscal, medidas monetarias, fondo de garantías, créditos y la creación de un seguro de salud para turistas, los cuales puedan ser afectados por la Covid-19.

Manifestó que las decisiones «representan un primer abordaje a las medidas inmediatas del sector, sin embargo, no podemos caer en la complacencia y estaremos monitoreando constantemente el impacto y la efectividad de cada iniciativa implementada, ajustando cuando sea necesario».

Asimismo, apuntó que la estrategia se apoya en cuatro ejes fundamentales -gobernanza, gestión del riesgo sanitario, comunicación y apoyo económico-, engranados de forma conjunta y coordinada para lograr la normalidad en el sector y que este salga más fortalecido y en mejores condiciones una vez pasada la pandemia.

Adelantó que habrá reducción de tarifas, serán eliminados los pagos de anticipo por seis meses y el del uno por ciento de los activos hasta junio de 2021, además, se trabaja con el Banco Central «para viabilizar las pequeñas y medianas empresas cuenten con la liquidez necesaria a fin de sortear esta crisis».

En cuanto a los protocolos sanitarios, precisó que luego de consultar a organismos internacionales, se decidió no exigir pruebas de Covid-19 para venir al país, y tampoco serán efectuadas masivamente a la llegada, solo existirán evaluaciones aleatorias de fácil manejo.

De igual forma, aclaró que el plan de asistencia a los viajeros alojados en hoteles, junto con la cobertura de salud, cubrirá los costos de cambio de vuelos y estadía prolongada ante la ocurrencia de un contagio.

Sin dudas, todo un grupo de medidas atractivas para los visitantes, que en estos momentos son mínimos. Si comparamos con el año pasado, la diferencia es abismal: baste decir en julio de este año Dominicana recibió solo 54 mil turistas, mientras en la misma fecha del pasado fueron 420 mil.

No obstante, tras conocerse la información, ronda la preocupación entre no pocos que consideran la decisión de recibir a los turistas sin efectuarles pruebas, de alto riesgo para los trabajadores del sector.

Es una forma de tratar de levantar la economía de todas maneras, sin embargo, deben ser exquisitos en la cadena aeropuertos-hoteles-hospitales-instalaciones turísticas para minimizar los peligros, pues aunque fue consultada la OMS, constituye una puerta abierta a la enfermedad.

LA EDUCACIÓN Y SUS RETOS

En cuanto a la educación, otra de las áreas vitales de la nación y tal vez la que atrae más la atención del pueblo junto con la salud, el panorama es otro.

También el Ejecutivo dio a conocer el Plan de Educación, el cual era esperado por padres y alumnos preocupados por el futuro del curso escolar y cómo se conjugaría este con la pandemia.

Finalmente el país decidió comenzar el curso 2020-2021 el próximo 2 de noviembre de forma virtual, y seguirá así hasta que pueda controlarse la propagación de la Covid-19.

El ministro de Educación, Roberto Furcal, sostuvo que el 18 de septiembre comenzará la etapa en la cual serán preparados los maestros y padres, soportes vitales del proceso y de los cuales dependerá en un alto grado el éxito de esta modalidad.

Fulcar detalló que como en el país solo el 17 por ciento de los estudiantes tienen medios técnicos, la decisión del gobierno fue entregar laptops o tabletas a maestros y alumnos para garantizarles la continuidad de los estudios.

Igualmente les asegurarán conectividad en los hogares lo antes posible para garantizar el desarrollo del proceso educativo y de esa forma «estaremos disminuyendo la brecha digital».

Por su parte, el jefe de Estado, quien acompañó al ministro en la presentación, reiteró la enseñanza está entre las prioridades de su gobierno y es un tema nación, de ahí «nosotros haremos todo para que la educación no se detenga», y garantizará la conectividad y el acceso de todos los hogares.

Informó que la inversión a efectuar, solo en medios técnicos, es de más de 27 mil millones de pesos (463 millones de dólares), y a esto deben agregarse unos tres mil millones de pesos (51 millones de dólares) en la adecuación de la planta física de las escuelas del país.

Con los planes concebidos para las actividades priorizadas de la nación, incluida la salud pública, que es y será mientras esté el nuevo coronavirus el centro de atención, Dominicana enruta hacia la llamada covidianidad, tratando de mover esta sociedad y con la mira puesta en las afectaciones sanitarias.

Será un enfrentamiento difícil, no exento de riesgos y posibles tropiezos pero todo parece indicar que el nuevo gobierno tiene la voluntad de avanzar en los frentes estratégicos. Ojalá se logre, siempre poniendo el ojo avizor en lo más importante, la vida, eso es lo que está en juego en estos momentos.

La República Dominicana ronda los 93 mil casos positivos de la Covid-19 y mil 700 fallecidos, y urge aplanar la curva.

*Corresponsal de Prensa Latina en la República Dominicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: