De frente y de perfil

rostro-de-frente-y-perfil

Ramón Zurita Sahagún ­­­­_________

Hora cero del pan

El domingo próximo, los panistas saldrán a votar para elegir a su nuevo dirigente nacional entre dos opciones: Ricardo Anaya Cortés y Javier Corral Jurado.

No se trata de una elección demasiada complicada, ya que hay un marcado favorito para ganar, aunque lo difícil puede venir después.

Hasta hora no existe encono entre los dos aspirantes, aunque uno de ellos, Corral Jurado, se queja constantemente del desarrollo de la contienda.

Y es que cuando parecía que los panistas tendrían un candidato único, de consenso, como sucede en el PRI, saltó la polémica figura del senador por Chihuahua e irrumpió en el proceso electoral.

Lo primero que hizo Corral Jurado fue descalificar el tipo de proceso, manifestando la inequidad y la eventual alteración del padrón de militantes.

Cuando parecía que no pasaría de unos cuantos apoyos le llegaron de diversos estados, donde los militantes panistas se muestran inconformes con el manejo dado al partido por parte de la actual dirección nacional

Varios de esos personajes son ex gobernadores y otros cuadros de dirigencia que alientan la posibilidad del senador de convertirse en el nuevo guía del partido.

Sin embargo, las cosas no parecen enfocarse hacia la victoria del chihuahuense, sino a favor del diputado federal con licencia, Ricardo Anaya Cortés.

Y es que el camino de Anaya Cortés hacia la presidencia del partido le fue asfaltado con anticipación.

Anaya Cortés tuvo un crecimiento político excepcional en los tres años de la presente administración, en la que pasó de ser un diputado de mediana importancia en la LXII legislatura a coordinar la fracción legislativa, presidir la mesa directiva de la Cámara de Diputados y encabezar la dirigencia nacional de su partido, en forma interina, por varios meses.

Teniendo la opción de competir por la candidatura de su partido al gobierno de Querétaro, prefirió hacerse a un lado, ante la eventualidad de convertirse en el sucesor de Gustavo E. madero Muñoz.

Del adversario de Javier Corral Jurado se cuentan muchas historias en relación a su postulación, donde dicen estableció amarres para la probable candidatura presidencial del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas.

Se habla de la existencia de un cónclave de gobernadores panistas trabajando para su triunfo en la contienda interna.

También se menciona que la victoria de Ricardo Anaya lo convertirá en el adversario potencial de Moreno Valle por la candidatura presidencial, donde contaría con el respaldo de otro de los prospectos, Gustavo E. Madero Muñoz.

Se menciona que el carisma de Ricardo Anaya está situado por encima de Madero Muñoz y que la estrategia de ambos conlleva esa ruta.

Pero sean peras o manzanas, el futuro de la contienda presidencial es lejano todavía y el de la elección del nuevo dirigente del partido, es mucho más cercano, por lo que primero deberán atender este rubro.

Y es que Corral Jurado es un combatiente que no quedará conforma con el resultado de la contienda, sea por un puñado de votos o que su adversario lo arrase en las urnas.

El senador es un guerrero que no ceja en su empeño, como sucedió en la búsqueda de su segunda candidatura al Senado de la República, donde fue relegado al tercer puesto, pero acudió a los tribunales y hoy cuenta con su segundo escaño.

También se encuentra entre sus batallas, la denuncia pública realizada en contra del gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez y la eventual compra de un banco local, presuntamente con dinero del erario público.

La respuesta del gobernador vino de frente, en pleno Senado de la República, donde le espetó parte del expediente familiar del senador, involucrando a dos de sus hermanos relacionados con el crimen organizado.

Javier Corral es un peleador que nos e detiene ante nada y que ante la salida de Carmen Aristegui de su noticiario de radio pidió a sus homólogos abrir el canal del Congreso para hacerle un espacio a la periodista y censurar el supuesto ataque a la libertad de expresión por parte de la familia Vargas, dueños de la concesión de MVS.

Sin embargo, a las pocas horas de eso, el propio Corral Jurado cenaba opíparamente con la cabeza de ese consorcio, Joaquín Vargas, en uno de los principales restaurantes de la empresa, donde entre risas y anécdotas, trataron el tema.

Con ese retrato, es seguro que Corral jurado no quede conforme con el resultado, sea cual fuere, lo impugne y llegue, tal vez, hasta los tribunales en su pretensión por atraer reflectores y negociar la posibilidad de competir nuevamente como candidato al gobierno de Chihuahua, donde la ventaja es para el actual presidente del partido Gustavo E. Madero Muñoz, si es que este decide entrar en esa contienda.

MANLIO EN CAMPAÑA

Los priistas se encuentran plena actividad, ya que por un lado Carolina Monroy se muestra deseosa por conocer el manejo de la secretaría general del PRI, por lo se acercó a quien ocupa ese posición, Ivonne Ortega, para que la placee y le explique del tema.

Por lo pronto comieron el restaurante favorito de los políticos, donde muchos se preguntaban quién está con la ex gobernadora de Yucatán.

El diputado Manlio Fabio Beltrones, en sus desplazamientos aseguró que buscará la renovación del PRI tal y como lo sugirió el presidente Peña Nieto en su última visita al partido, pero con el añadido de que esta renovación deberá tener un rumbo y objetivos bien definidos: apoyar a México y al propio jefe del Ejecutivo en su tarea de transformación a fin de consolidar el desarrollo del país en este Siglo XXI.  Atrás quedaron los tiempos de la sana distancia entre el partido y el presidente de la República, confirmó el líder priista.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: