Cuba: Soberana 01 esperanza muy grande frente a la Covid-19

Odalys Troya Flores* Fotos, video y Edición: Yoel Ramos Salazar ________________

La Habana, (Prensa Latina).-  Cuba avanza en el enfrentamiento a la Covid-19 bajo el liderazgo de sus autoridades y la participación del pueblo en un ámbito donde se conjugan medidas para evitar el contagio y la investigación científica en pos de medicamentos y candidatos vacunales como Soberana 01, en ensayo clínico.

En entrevista con Prensa Latina y la Asamblea Nacional de Cuba, Yury Valdés, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas explicó que Soberana 01 es el primer candidato vacunal de BioCubaFarma que logra entrar en fase clínica.

Para llegar a la vacuna hay cuatro etapas: una que es la preclínica en la cual se avala su inmunogenicidad y seguridad en modelos de experimentación animal y otras tres fases de ensayos clínicos, detalló.

Eso significa que Soberana 01 es el resultado de haber cerrado la primera etapa preclínica y encontrarse ahora en la Fase I/II de ensayos clínicos.

Ahora comenzamos las evaluaciones clínicas que son las más complejas, por lo tanto a Soberana 01 aún le quedan grandes retos científicos, subrayó.

Estamos hablando de una vacuna preventiva, que se va a administrar a sujetos sanos, con estándares y controles muy superiores, puntualizó.    Soberana se encuentra ahora en la fase de Ensayo Clínico I/II cuyo principal objetivo es evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad del candidato vacunal FINLAY-FR-1 (llamada así Soberana, en el Registro Nacional de Ensayos Clínicos).

El esquema de administración será de dos dosis y se incluirán adultos saludables, de ambos sexos, en edades comprendidas entre los 19 y 80 años de edad, residentes en la Provincia de La Habana.

Ya fueron incluidos en la evaluación 20 voluntarios del subgrupo etario de 19 a 50 años y ya se sumó el segundo grupo de 60 a 80 años, explicó.

Este ensayo cuenta con todo el rigor en virtud del protocolo aprobado por la autoridad regulatoria, Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed).

Hasta el momento, ha tenido un desempeño ajustado al previsto en el cronograma, explicó Valdés.

«Es decir, una vacuna tiene que tener dos propiedades muy importantes: ser segura, que no genere eventos adversos a las personas; y ser eficaz y proteja de manera demostrada estadísticamente contra la enfermedad», enfatizó el científico.

BioCubaFarma, respondiendo al llamado del presidente cubano, Miguel Díaz Canel, trazó una estrategia de trabajo, en donde se propuso investigar y desarrollar varios candidatos vacunales.

En este primer llamado se convocó al Instituto Finlay de Vacunas, al Centro de Inmunología Molecular y al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

A este grupo se incorporaron otros centros de diversos sectores como la Universidad de La Habana, los Laboratorios de la Defensa Civil y varias instituciones del Ministerio de Salud Pública. Entre todos se trabaja en varios candidatos vacunales con sus plataformas tecnológicas, dijo.

A su vez, nuestro Instituto trabaja en otros candidatos, uno de ellos ya en fase muy avanzada. Este nuevo candidato, venció un grupo de hitos en el mes de agosto y le quedan por vencer otros para cerrar la primera etapa, pero pensamos que en las próximas semanas o meses tengamos ese segundo candidato con la posibilidad de poderse probar en humanos, manifestó.    Pero cada etapa lleva su tiempo, la ciencia lleva tiempo y es importante que la gente no se desespere porque hay que hacer las cosas con el máximo rigor y estándar profesional posible, manifestó.

TRABAJO EN EQUIPO

Para Yury Valdés, quien es además diputado a la Asamblea Nacional de Cuba por el municipio capitalino de La Lisa, el trabajo en equipo sin dudas es clave para estos logros que colocan al país como el primero en Latinoamérica en tener un candidato de vacuna contra la pandemia de la Covid-19.

Soberana lleva en sí el resultado de tres meses de trabajo muy intenso de muchas personas y tiene una particularidad relacionada con la cantidad de información científica que se genera acerca de esa enfermedad. Nunca se había generado antes en tan corto tiempo, comentó.

Eso es bueno, dijo, porque uno tiene la posibilidad de tener mucha información, pero siempre tiene un riesgo porque lo que es verdad hoy puede, dentro de tres días no serla, entonces es necesario ajustar constantemente la veracidad del conocimiento, por tanto siempre hay niveles de riesgo muy grandes con tanto cúmulo de información.

«Soberana es un elemento de esperanza muy grande porque si bien le faltan etapas hay que decir que ha vencido una fase importante con una demostración sólida, en primer lugar», destacó.

En segundo lugar, posiciona a Cuba en una muy selecta lista de países que tienen la capacidad de contar con vacunas, que en el caso de Cuba es un asunto de soberanía científica-tecnológica, agregó.

Por tanto, Soberana 01 significa que Cuba puede contar con un candidato vacunal en camino de convertirse en un producto que puede ser utilizado para su pueblo e incluso para otras personas en el mundo: es lo que decimos nosotros «Ciencia para el Pueblo», resaltó.

Este logro de la ciencia cubana, lleva el sello de muchas personas y de muchas instituciones, además del Instituto Finlay de Vacunas, el Centro de Inmunología Molecular y la Universidad de La Habana, que son las instituciones que lo han liderado, hay cientos de personas que trabajaron en esta primera etapa.

En la segunda fase se incorporan muchas más personas del Sistema Nacional de Salud como Hospitales y sus médicos, puntualizó.

LUCES DEL LÍDER DE LA REVOLUCIÓN CUBANA FIDEL CASTRO

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en su condición de Primer Ministro, durante el acto celebrado por la Sociedad Espeleológica de Cuba, en la Academia de Ciencias, el 15 de enero de 1960 expresó que:

«Hoy, en la patria nueva, en la Patria verdaderamente libre, los científicos, los investigadores, tienen todas las oportunidades, sobre todo, la gran oportunidad de que cada una de las cosas que realicen, cada uno de los esfuerzos que hagan, van a beneficiar directamente a su pueblo y a su patria».

«La huella del Comandante en Jefe está en cada una de nuestras instituciones, no solo a partir del hecho fundacional. Está desde antes, desde el mismo momento en que él creyó en la ciencia como elemento base para el desarrollo del país en todas las ramas», destacó.

En la concepción de Fidel, para nosotros ser una potencia médica no solo bastaba con tener un potencial médico y una infraestructura muy elevadas, sino tener productos.

Los productos que hoy ofrece la industria biofarmacéutica nos han permitido llegar a un candidato vacunal como Soberana, dijo.

«No hay otra manera de hacer que halar esos principios fundacionales del Comandante y que nosotros podamos, entre todos, lograr a partir del conocimiento, poner la obra y la patria por encima de cualquier individuo o resultado individual», manifestó.

Hoy es destacable la repuesta de nuestro potencial científico. Hay muchos países del mundo que no tienen condiciones para hacer la prueba PCR, no solo por un problema de financiamiento, sino por carecer de especialistas para llevar a cabo la técnica e interpretar los resultados, explicó.

Cuba tiene instituciones creadas en su momento por Fidel Castro y también un sistema de trabajo que ha permitido desarrollar las formas de gestionar las ciencias, sus resultados, de manera colectiva e integrada, enfatizó.

Hay principios fundacionales de la biotecnología en Cuba que mantenemos y son la esencia de lo que se ha logrado como la integración porque se generaron espacios colectivos de análisis, de discusión, de aprendizaje.

Por eso tenemos que hablar del Sistema Nacional de Salud, Laboratorio de la Defensa Civil, el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, y las instituciones donde se van a desarrollar los ensayos clínicos, señaló.

Decenas de instituciones con casi miles de trabajadores todos en función de un bien común, sin pensar cuál es el rol o el protagonismo, sino buscando el bien de la población, remarcó.

Todos son principios fundacionales que debemos al Comandante en Jefe Fidel Castro y lo que hemos hecho es ponerlos en práctica en este contexto y, obviamente, llegar a este resultado se lo debemos a él y a él se lo dedicamos, puntualizó Valdés.

*Jefa de la Redacción América del Sur y coordinadora de la Redacción Centroamérica y Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: