Corrupción, plaga extendida en todos los ámbitos nacionales

Sospechosismo

.- Este flagelo es cotidiano en casi todas las oficinas del gobierno de la cuarta transformación.

.-  Promesa incumplida que se practica sin recato al interior de la familia en la familia presidencial.

Rigoberto Espejo ________________

El descubrimiento de varias acciones de corrupción en el mal llamado Instituto para devolver al Pueblo lo Robado, demostró que el candidato y luego presidente que se comprometió a eliminar esta práctica nefasta, no solo la solapa sino la permite y en algunos casos ciertos miembros de su familia se beneficien de la corrupción.

La renuncia Jaime Cárdenas como director del citado organismo, a tres meses después de haber tomado posesión, puso al descubierto que el citado “INDEP” es la “caja chica y opaca” de las autoridades federales.

La sospecha creció con la “subasta” de la residencia del desaparecido narcotraficante Amado “el señor de los cielos” Carrillo Fuentes, ubicada cráter 525, en el exclusivo fraccionamiento Pedregal de San Ángel, en la alcaldía Álvaro Obregón en la Ciudad de México.

El inmueble tiene un valor de 53 millones 754 mil pesos.

Quienes ganaron la puja, fueron los accionistas de la línea Interjet, Alejandro del Valle y Carlos Cabal Peniche.

Este último personaje, paisano del Peje, tiene el sobrenombre de “el divino”; como empresario compró el Banco Cremi-Unión, más tarde Bancomer, institución que fue vendida a inversionistas españoles

Se cuenta que Cabal apoyó la mayoría de las incursiones de protesta de AMLO por el “fraude electoral”: además realizó diversas inversiones en Villahermosa; fue traicionado por el entonces “líder social” tabasqueño, inclusive le confiscó un hotel de lujo, que pasó a manos de uno de sus incondicionales.

El “presidente legítimo” asegura que no tiene nexos con Cabal Peniche, solo reconoce que es su paisano Carlos Efraín de Jesús Cabal Peniche (su nombre completo) fue acusado de formar parte de los empresarios que se beneficiaron con el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) en los años 90.

Ahora, que su nombre vuelve a ser noticia, por la compra al citado Instituto de la residencia a precio castigado.

El Peje aseguró que Peniche no forma parte de su gobierno, no obstante, se sabe que participa en la instalación de cajeros automáticos del Banco del Bienestar.

La corrupción en la presente “administración” de Andrés Manuel en todos los niveles. Inclusive, alcanza a sus tres hijos mayores.

En el video en el que se observó a Pío Lorenzo López Obrador en el momento de recibir varias pacas de billetes “para el movimiento” se vino por tierra el repetido discurso de honestidad valiente, expresado en múltiples ocasiones por quien ahora ocupa, en plena campaña de austeridad, el emblemático Palacio Nacional.

El responsable de la entrega de los enormes recursos fue David León Romero, recién nombrado como titular para la compra y distribución de medicamentos para el gobierno de AMLO

Otro de sus hermanos José Ramiro fue alcalde de Macuspana, municipio donde nació el Peje, fue acusado por desvíos millonarios en la venta de terrenos y también por el mal ejercicio del presupuesto durante su gestión como presidente municipal aprovechó su cargo, para incrementar su patrimonio, al ejercer el erario como su fortuna personal.

Este “hermano incómodo” está casado con Concepción Falcón Montejo, que está denunciada penalmente por un presunto peculado por 22 millones de pesos derivado de desvió de gastos de nómina del municipio de Macuspana, Tabasco

Es decir, también la cuñada del Peje, participa en la pepena de dinero público para su beneficio.

 De los clásicos de corrupción en el gabinete del gobierno de honesto Andrés Manuel sobresalen los casos de Manuel Bartlett Díaz y sus 23 casas, y de su hijo León Manuel Bartlett y sus grandes negocios en el sector salud, aprovechando la pandemia,

Otros personajes de la 4T es el jefe del Gabinete Alfonso Romo convertido en un auténtico traficante de influencias de la 4T.

La titular de la secretaría de la Contraloría, Irma Eréndira Sandoval y su esposo John Ackerman, están bajo sospecha por su gran patrimonio millonario sin justificar; la velocista Ana Gabriela Guevara, con sus múltiples escándalos de corrupción y violencia como titular de la Conade.

En todos y cada uno de estos casos de corrupción de la actual administración y muchos más los que no están señalados por falta de espacio.

En todos, el Mesías de Macuspana los justifica y protege con su manto divino, convierte a sus corruptos en ángeles exterminadores del erario y deja en el olvido su compromiso de combate frontal a la corrupción

El repetido discurso de honestidad, de que no tiene propiedades, de que en su cartera solo hay un billete de veinte pesos, se fue al drenaje por solapar la corrupción de sus más cercanos colaboradores, así como voltear hacia otro lado cuando se le muestran pruebas fehacientes de las pillerías al interior de su “honesto” gabinete.

En el gabinete legal y ampliado, aquí algunas “joyas de la corrupción”, vamos por la más reciente a las ya clásicas y conocidas por todos los mexicanos.

Ricardo Peralta, recién cesado subsecretario de Gobierno en SEGOB y ex administrador general de Aduanas, quien implementó en cada uno de estos cargos oficinas alternas para generar negocios al amparo de sus puestos, según abundantes denuncias, testimonios y pruebas.

Para darle visos de legalidad a las acciones ilegales, los funcionarios tienen la complicidad de ciertas notarias que extienden los certificados que se necesitan para ocultar las irregularidades.

Estas oficinas, son por lo regular las otorgadas por los presidentes o por gobernadores en los últimos días de sus respectivos mandatos.

Enrique Peña Nieto aprobó en las últimas dos semanas de su gestión como gobernador del Estado de México la apertura de nueve notarías y refrendó en otras 20 a personajes cercanos a él.

Entre los beneficiados se encuentran: Armando Garduño Pérez, exmagistrado del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y exalcalde de Toluca; Alejandro Ismael Murat, exdirector del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense, así como hijo de José Murat.

También fue favorecida con una notaría Martha María del Carmen Hernández Álvarez, ex subprocuradora General de Coordinación de la PGJEM y quien participó en el caso de la muerte de Paulette Gebara Farah.

Además, fue ratificado al frente de una notaría Eduardo Segovia, quien como contralor exoneró en 2005 a Arturo Montiel por irregularidades en sus cuentas públicas.

La lista de notarías entregadas como “premio” es larga, y será tema de otro espacio, fenómeno que se repite en varias entidades de la nación.

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: