Coronavirus nos arrasará por AMLO

El otro dato

Juan Chávez ________________

México, oficialmente, “está en la segunda fase” de la lucha contra la pandemia que asuela al mundo entero.

Pero aquí, tristemente, hay que observar que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, se las pasa por el arco del triunfo López Obrador, tras haber  convertido en “su” títere al subsecretario López-Gatell, que tiene como “vocero mediático”.

El “vocero mediático” hizo en el balero mañanero presidencial de este martes el anunció de esa “segunda fase” que, de inmediato, al amparo de la Ley Federal del Trabajo, fue cuestionada por grupos laborales.

El presidente López Obrador, al mantener arrinconado al titular de la SSA, Jorge Carlos Alcocer Varela, está violando la Ley General de Salud que, ante la pandemia del Covid-19, es el “comandante supremo” en las decisiones sanitarias para prevenir a la población de los ataques del mortal virus.

Esa ley otorga a la secretaría de Salud, inclusive, la facultad de imponer multas millonarias a quienes no acaten las disposiciones que se dicten para prevenir de la mortal enfermedad a los 129 millones de habitantes de México.

No se puede, con 117 test que se llevan a cabo diariamente, frenar el avance de la pandemia que ya es comunitaria… por mucho que el “vocero mediático” sostenga que 80% de los infectados “son importados”.

Lamentablemente, el país va rumbo a convertirse en una Italia o en una España, donde el coronavirus se ha asentado y causa miles de muertes.

No es suficiente con “Susana Distancia”, como gloriosamente la proclama el señor de las estampitas. Tampoco con los planes de apoyo a los adultos mayores, como lo anunció luego de abrirse la segunda fase.

Si ciertamente los ancianos son el grupo demográfico más vulnerable, el coronavirus no se detiene. Actúa sin contemplaciones y sin fronteras, sean las de la soberanía nacional  o las sagradas de los hogares.

La confinación es medida que hay que extender y hacerla drástica empezando por el propio Presidente al que es necesario encerrar en Palacio Nacional y obligarle a suspender sus conferencias  matutinas que van a terminar por ser un foco de infección.

Con el DN-III de la Defensa y el correspondiente de Marina, nada va ganar la población si el señor del “Detente” no entrega al secretario Alcocer Varela la plenitud de sus funciones y lo hace responsable de la cruzada contra la letal epidemia.

Y no es cosa de poliquería. La Ley General de Salud es clara… aunque en la pretensión de acumular el poder en la crisis sanitaria, todos los actores, con responsabilidad política, estén jalando solos, sin brújula… sanitaria.

López Obrador ya ha sido rebasado y su imagen sigue en picada. La sociedad civil lo está dejando solo, que muera en sus conferencias matutinas…

Pero que muera encerrado en Palacio, como lo disponen las reglas que nos mandaron a casa y nos recomendaron no salir… más que en lo esencial.

Lo que falta definir qué “es lo esencial”…

www.entresemana.mx

You must be logged in to post a comment Login

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes