Copa de la FIFA Qatar 2022, más cerca del pitazo inicial

Susana Alfonso Tamayo ______________

Doha (Prensa Latina).- Recientemente, la cuenta regresiva con vistas al Mundial de Fútbol de 2022 marcó mil días para la llegada del momento cumbre del más universal de los deportes; y Qatar, país anfitrión, aprovechó el momento para subrayar cuánto se trabaja para hacer de esta una edición excepcional.

“Diez años de nuestras vidas, día tras día, se han dedicado a este torneo. Personalmente, solo puedo mirar con entusiasmo, así como algunos nervios, pero lo más importante, la convicción de que este será, sin duda, el mejor torneo”, dijo Hassan Al Thawadi.

El secretario general del Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC), entidad a cargo de la infraestructura de la cita, añadió que “estamos decididos a garantizar que la primera Copa del Mundo en Oriente Medio y el mundo árabe establezca un punto de referencia en la historia de la organización de grandes eventos deportivos”.

En una conferencia en la Biblioteca Nacional de Qatar, el directivo informó que antes de concluir el presente año entrarán en funcionamiento tres circuitos: Al Rayyan, Al Bayt y Ciudad de la Educación.

Estos se sumarán a los dos ya inaugurados, de las ocho sedes previstas para 2022. A saber, el Estadio Internacional Khalifa y el Al Janoub. Aspecto que los organizadores de la Copa consideran una hazaña pues esperan tener todas las instalaciones terminadas mucho antes del primer pitazo.

Además, se han aprobado 21 campamentos base de equipos y han sido incluidos en la primera versión del folleto presentado a los que juegan los clasificatorios.

Igualmente se espera entregar el número restante de sitios de entrenamiento requeridos, un grupo de los cuales ya fue terminado y mostrado a la prensa local e internacional el año pasado, con motivo de la apertura del estadio Al Janoub.

Las principales autopistas a transitar durante el encuentro deportivo estarán listas pronto, en tanto el sistema de metro está en funcionamiento y se considerará completamente operativo a finales de este año, aseguró Al Thawadi, a cuyo juicio la Copa ha devenido en vehículo para alcanzar los objetivos de la nación.

Esperan poder utilizar el evento como motor para que las personas cambien sus vidas, a la par de contribuir al PIB de la nación.

En este sentido, señaló las oportunidades que han ofrecido a personas de la región a través de programas asociados, como Generation Amazing, que según el sitio web del SC, trabaja en comunidades desfavorecidas para enseñar habilidades clave para la vida a través del fútbol, y ha llegado ya a más de medio millón de personas en diez países.

También el Instituto Josoor, responsable de capacitar profesionales en los campos de industrias deportivas y organización de eventos en Qatar y la región.

Otra iniciativa resulta el premio a la innovación Challenge 22, enfocado en empresarios del área, a fin de que aporten ideas en función de la preparación del Mundial y de este modo puedan expandir sus negocios más allá del ámbito local.

No obstante, la vista de los organizadores de la Copa de 2022 no solo está puesta en el aspecto socioeconómico, sino también, como lo ha declarado en disímiles ocasiones el secretario general del SC, en la posibilidad de servir de puente cultural y de derribar estereotipos en torno a la región, que por primera vez acoge este tipo de evento.

“Desde el principio creímos en el poder del fútbol y la Copa Mundial de la FIFA para inspirar innovación, construir puentes entre culturas y pueblos, y acelerar la transformación social positiva. Nuestra medida de éxito para el torneo en Qatar será, en última instancia, el legado que deja”, afirmó.

Al intervenir en la Conferencia de Seguridad de Múnich en febrero, comentó que la nación del Golfo Pérsico estaba particularmente interesada en mostrar lo mejor de Medio Oriente y el mundo árabe.

PREPARANDO EL CAMINO

“Con todos nuestros proyectos de infraestructura en marcha, una de nuestras prioridades clave ahora es dar forma a la experiencia de los fanáticos en 2022”, indicó  Nasser Al Khater, director ejecutivo de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022, a propósito del arribo a los mil días en el conteo regresivo.

“Estamos decididos a organizar un torneo que sea acogedor para todos y familiar, y uno que muestre nuestro país y región de la manera más positiva”, agregó.

Al respecto, mencionó la experiencia adquirida durante la Copa Mundial de Clubes, celebrada aquí entre el 11 y el 21 de diciembre pasado, con la participación de siete equipos de seis confederaciones.

La competencia contempló ocho partidos, con una audiencia de más 20 mil personas por cada uno, y al final de la justa el Liverpool se alzó con el título, al vencer en la final al Flamengo brasileño, por 1-0.

Resultó interesante para los anfitriones poner en práctica las FIFA Fans Zone, un espacio para disfrute de los fanáticos con entrada libre desde las 2:00 p.m. hora local hasta la medianoche todos los días.

Al interior de tales zonas, los seguidores del encuentro tenían acceso a alimentos, bebidas y presentaciones musicales. La idea es continuar perfeccionando estos sitios de confluencia en los próximos dos años.

Los organizadores han comentado que las lecciones aprendidas trazarán pautas para la edición de 2020 de la Copa Mundial de Clubes, la cual tendrá lugar una vez más en Qatar, así como en la organización de la cita de 2022.

Al Thawadi la calificó como “una oportunidad de oro para analizar nuestros conceptos y poner a prueba nuestros planes operativos”.

Pero esta no ha sido la única ocasión para engrasar la maquinaria. El 14 de febrero, Qatar tuvo nuevamente el reto de acoger una importante justa futbolística: la Supercopa de la CAF 2020, torneo de la Confederación de Fútbol de África en la que se enfrentaron el Zamalek, de Egipto, y el Espérance de Túnez.

El Zamalek consiguió el triunfo frente a su rival, por 3-0, en la arena Thani bin Jassim, en la segunda edición de la Supercopa de la CAF efectuada fuera del continente africano, la anterior había sido también en Doha.

Los eventos de prueba nos brindan una gran oportunidad para evaluar nuevos estadios, trabajar con las autoridades, integrar y capacitar a los equipos, declaró Colin Smith, oficial principal de Torneos y Eventos de la FIFA.

“Todo eso nos proporciona una idea importante sobre la planificación de la Copa del Mundo, y a medida que nos acercamos, la planificación se vuelve más operativa”, explicó el también director gerente de la FIFA World Cup Qatar 2022 LLC.

Añadió además que “l equipo de empresas conjuntas que tenemos en Qatar está aumentando de tamaño, varios equipos ya han visitado Qatar para inspeccionar las instalaciones de capacitación y estamos acercando a las partes interesadas”.

En fecha reciente, la FIFA suspendió el arranque de las clasificatorias de Asia, que se celebrarían del 23 al 31 de marzo y del 1 al 9 de junio, a causa del riesgo de contagio por el nuevo coronavirus tanto para aficionados como jugadores.

De igual modo, debido a la cuarentena vigente en muchos países desde donde deben viajar algunos deportistas y a la llegada ya al continente sudamericano de la pandemia Covid-19, la Conmebol suspendió las primeras clasificatorias.

No obstante, tales noticias no preocupan demasiado. Primero, porque de manera excepcional este Mundial se estará jugando del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022, cuando el promedio histórico de temperatura en Qatar oscila entre 24 y 28 grados Celsius, lo que da un margen de tiempo mayor del habitual.

Segundo, y más importante, por el ímpetu y certeza con que se trabaja aquí en función del evento, pues Qatar está decidido a demostrar que merece esta oportunidad única.

 (*) Colaboradora de Prensa Latina en Qatar.

Comments are closed

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes