“Como anillo al dedo…”

Tras la puerta del poder

RobertoVizcaíno ___________________

El fragmento del video de Andrés Manuel López Obrador en la mañanera de ayer corrió por redes sociales en niveles de trending topic, es decir, peor que una llama en un reguero de pólvora, para arrancar las más insospechadas expresiones de quienes lo vieron y escucharon.

En el video se ve y se escucha a López Obrador decir:

“… esta es una crisis tran-si-to-ria, esto no va a tardar, y vamos a salir for-ta-le-cidos, y vamos a salir fortalecidos porque no-nos-van-a-hacer-cambiar en nuestro propósito de acabar con la corrupción y de que haya justicia en el país, por eso vamos a salir fortalecidos… o sea que nos vino esto como anillo-al-dedo para afianzar el propósito de la transformación…”

Uno de los primeros en cachar este fragmento fue Carlos Loret de Mola en su programa de media tarde en la W, quien lo comentó sin poder salir de su asombro.

“¿Nos vino esto como anillo al dedo?… ¿para afianzar la cuarta transformación?… ¿el coronavirus?… ¿nos vino como anillo al dedo?… ¿de quién?… ¿nos vino como anillo al dedo del país? ¿lo que ya estamos enfrentando y vamos a enfrentar?, ¿nos vino como anillo al dedo el desplome económico, o la pérdida de empleos, el cierre de empresas?… ¿nos vino como anillo al dedo estar encerrados en la casa paralizando al país?… Lo escucho y no lo creo, ¿este es el líder… este es el capitán del barco?… ¿Nos vino como anillo al dedo para afianzar la cuarta transformación?, decía con azoro Loret antes de repetir las palabras de López Obrador, y luego ya no continuar con sus interrogantes.

Yo agregaría la pregunta de: ¿Nos vinieron como anillo al dedo para la consolidación de la Cuarta Transformación los infectados y muertos?

Es obvio que el presidente López Obrador vive la pandemia desde una posición de paranoia política, y ve al virus y todo lo que genera esta calamidad como una amenaza a su cargo de Jefe de Estado.

Ayer, en esa misma mañanera el presidente volvió a cuestionar el papel de la prensa a la cual calificó de nuevo de amarillista y de ser su adversaria.

Dijo:

“No les importa la pandemia del coronavirus o la economía, porque no están de acuerdo en perder privilegios, eso los hace actuar con egoísmo…”

Y denunció que sus adversarios (sin mencionar nombres) toman al coronavirusde pretexto para descarrilar el proceso de transformación que él encabeza.

“… actúan por egoísmo, y quieren vivir una temporada de zopilotes, afirmó.

Pero, agregó: “vamos a continuar con esta prioridad (combatir la pandemia), para luego dar paso a la reactivación económica, para continuar con el proceso de transformación del país que es fundamental, que es lo que quisiera algunos detener.

“No les importa la pandemia del coronavirus o la economía, porque no están de acuerdo en perder privilegios, eso los hace actuar con egoísmo, eso los desquicia”, denunció sin señalar culpables.

Explicó que a pesar de que los hechos indican que no se actuó a tiempo, que se minimizo la pandemia, “estamos dedicados de tiempo completo, esa es la prioridad del gobierno, prepararnos para que no los falten camas, ventiladores y podamos atender a los infectados graves”.

Desde hace ya unos 10 o 15 días el presidente López Obrador insiste en que sus adversarios son quienes la piden resguardarse, parar las mañaneras y giras por el país para evitar que se contagie o él sea un foco de infección, y para que no de señales contradictorias ante quienes dentro de su gobierno piden que los ciudadanos se queden en su casa y no se expongan a la enfermedad.

E insisten en querer ponerlo en cuarentena, afirma el tabasqueño, porque quieren desplazarlo del poder y que los conservadores sean quienes conduzcan al Estado y al Gobierno.

Al insistir en ello, AMLO deja de lado que existen normas que garantizan una conducción institucional del Estado en caso de que el presidente en turno deba quedar en cuarentena o si resulta infectado y cae enfermo.

Es decir, México en 2020 no vive dentro de escenarios del medioevo donde los reyes y otros eran sustituidos a través de conjuras.

Pero ahora resulta que los adversarios no sólo lo quieren desplazar de la conducción del Gobierno y el Estado, sino que la pandemia del coronavirus “es transitoria y que nos cayó como anillo al dedo para reforzar la Cuarta Transformación”.

No, pues como de locos, ¿no?

¿AGUANTARÁ ARTURO HERRERA OTRO DESAIRE DE AMLO?

En este escenario de alegrías presidenciales por la pandemia, y de señalar que México vive un proceso diferente, único de transformación frente al de otras naciones, López Obrador descalificó de nuevo un reporte del secretario de Hacienda Arturo Herrera.

Y es que anteayer la secretaría de Hacienda entrego un reporte al Congreso en el que señalar que, dentro de una perspectiva “marcada por la incertidumbre”, México viviría una contracción de 3.9 por ciento así como un restablecimiento incierto.

En su avance de previsiones, la SHyCP anticipa que el cierre de 2020 podría hacerse con un déficit primario (ingreso menos gasto antes del pago de deuda) de 0.4 por ciento del PIB, lo que significaría un cambio respecto del presupuesto aprobado, que estimaba un superávit de 0.7 por ciento.

De entrada esta proyección obligaría al Gobierno liberar recursos por alrededor de 275 mil millones de pesos.

Interrogado en la mañanera de ayer respecto a este reporte de su secretaría de Hacienda, el presidente López Obrador afirmó que nada de eso era cierto y que México llegaría a 2021 con un crecimiento de al menos 1 por ciento, lo cual contradice no solo al reporte de Hacienda encabezada por Arturo Herrera, sino a las proyecciones de la OCDE, el FMI y todas las calificadoras que dan por hecho que la crisis económica internacional, la caída del precio del petróleo y las consecuencias de la pandemia del coronavirus provocarán un derrumbe del PIB mexicano al menos de uno o dos dígitos.

Ahora todos los ojos están puestos en Herrera quien de no renunciar, estaría perdiendo confianza y credibilidad ante el nuevo descontón de su Jefe.

LA PANDEMIA, SUS LECCIONES Y LA CIENCIA, COMO REFUGIO

En un análisis distinto, Ricardo Monreal, doctor en Derecho Constitucional pero con experiencia en economía, indicó ayer que la pandemia del coronavirus ha expuesto las fragilidades del sistema económico y por ello se debe pensar en nuevos paradigmas.

“Debemos encontrar un nuevo esquema de entendimiento entre el papel del Estado y la economía, ya que la reactivación no vendrá sólo de las fuerzas del mercado”, indicó.

Presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la mayoría de Morena en el Senado, Monreal dijo que México está en un momento de emergencia que demanda deponer los intereses personales, y trabajar no sólo para evitar la muerte y la desolación, sino para superar los efectos en la economía en todos sus niveles sobre todo a nivel familiar.

“La lucha contra esta pandemia exige prudencia, y esa es la principal lección que da a la población, y que muchos políticos no entienden: pretender obtener beneficios políticos, personales o partidistas es una mezquindad sin razón”, denunció.

“Hoy es el tiempo de la ciencia, de los médicos, enfermeras, de los camilleros, los paramédicos y de todo el personal del sistema de salud. No es momento de politiquerías, ni de egos personales o de cuotas partidistas.

“La situación del país es muy grave, tienen que darse cuenta los políticos que es hora de la ciencia, hay que darle paso a la ciencia, aceptar las recomendaciones que de ellos vengan, sin condición, de eso depende que salvemos muchas vidas por eso, éste es el momento de la ciencia, no de la política”, concluyó.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx