Cochinos y vergonzosos los actos de Trump

De mi visita a Chicago (II)

.- Migrantes mexicanos están esperanzados por la llegada de Biden.

.- Tienen fe en que les irá mucho mejor que con Donald.

Pepe Palomino _______________

Chicago, Ill.- Tal y como lo propuse ayer, hoy corresponde desarrollar la segunda parte de una serie de tres artículos relacionados con el tema general: «DE MI VISITA A CHICAGO», mismos que con el apoyo de los señores Heriberto Bonilla Barrón y Alfredo Barba Chávez Abacha, son publicados en FUERZA AGUASCALIENTES y en Mis Raíces Digital, medios de difusión muy reconocidos y respetados en nuestra entidad, por el profesionalismo, imparcialidad, honestidad y transparencia que le imprimen sus directores.

Migrantes mexicanos en Chicago.

Hoy hablaremos del sentir y de la esperanza que abrazan los migrantes mexicanos, en específico los hidrocálidos, sobre el cambio de gobierno y el arribo de Joe Biden como presidente de Los Estados Unidos de Norteamérica, que a pesar de los múltiples intentos «cochinos y vergonzosos» que ha hecho el saliente Donald Trump por evitarlo, no logrará nada, para que el día 20 de este mes de enero todo esté consolidado.

A este respecto, el día de ayer por la tarde, se dio un hecho que ha mi criterio, fue el más aberrante, ofensivo y vergonzoso que haya cometido Trump en su impotencia y desesperación por evitar la llegada de Baiden; Alentó a sus seguidores para que tomaran El Capitolio con violencia, lo que puso a «temblar» a propios y extraños (me incluyo) por lo que podía provocar en grandes consecuencias en contra de este país y el mundo entero.

Creo que la mayoría conocimos con detalle el desenlace de este suceso y que finalmente los Senadores, ya por la madrugada de hoy, pudieron realizar su trabajo y con ello disipar la posibilidad de que este movimiento de insurrección tuviera éxito.

Considerando que cuando planeé este viaje, nació la idea de hacer este trabajo, por lo que desde mi arribo a esta ciudad me di a la tarea de platicar con muchos amigos y hacer un sondeo para conocer sobre las expectativas que tienen acerca de este cambio de gobierno.

El resultado fue totalmente uniforme y lógico, uniforme porque las respuestas fueron concretas, muy similares: «ya queremos que se vaya Trump nos tiene hasta la chin….! no lo aguantamos más», y lógicas, por qué desde que llegó como presidente, aún, en su campaña se dedicó, como estrategia para ganar adeptos, a agredir, ofender y denostar a los migrantes mexicanos. No podía ser otra la respuesta.

La expectativa de que no se reeligiera Trump y si ganara Baiden, era y sigue siendo inmensa, pues aunque no estamos de acuerdo en la forma de cómo históricamente los EU nos ha ofendido y abusado de nosotros, al grado de quitarnos más de la mitad de nuestro territorio original. finalmente, aquí viven y trabajan millones de coterráneos, que han progresado e incrementado su nivel de vida junto con sus familias y aportando recursos para el envío de los miles de millones de dólares en remesas.

El temor que había en nuestra gente, era que si continuaba Trump, cumpliera sus amenazas y con sus medidas migratorias inhumanas y racistas, millones de paisanos tendrían que regresar y/o ser deportados, lo que provocaría una desgracia económica para ellos y sus dependientes, al perder su empleo, ingreso y bienes patrimoniales.

Para México significa el incremento incontrolado de la población, misma que demandarán servicios educativos, de salud, sanitarios y vivienda y empleo. Además el segundo ingreso más importante de divisas, a través de las remesas provenientes del exterior colapsaría, provocando que la ya enferma economía mexicana se agravara de muerte.

Estados Unidos seguirá siendo, aún por el momento, sabrá Dios hasta cuando, una válvula de escape para las necesidades de progreso y bienestar de muchos mexicanos, esperando que ojalá y los Demócratas tomen otro camino en la atención y manejo del asunto migratorio, muy contrario al emprendido por los Republicanos.

En fin, esperemos que el nuevo gobierno que inicia dentro de pocos días en EUA, reconozca la importancia que tiene el trabajo de los migrantes y emprenda políticas migratorias más humanas y de respeto, pues a mi forma de pensar, creo que es un buen momento para que impulsen una reforma que permita a ambos países regularizar de fondo el tema migratorio, a 35 años del Programa de Amnistía de los años 80.

Muchas gracias, un saludo y que Dios los bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: