PASEO POR LA HISTORIA https://misraicesdigital.com.mx Noticias de Aguascalientes, México y el Mundo Tue, 04 Aug 2020 14:21:29 +0000 es-MX hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.4.2 https://i1.wp.com/misraicesdigital.com.mx/wp-content/uploads/2019/09/cropped-LOGO-EX-135.png?fit=32%2C32&ssl=1 PASEO POR LA HISTORIA https://misraicesdigital.com.mx 32 32 69460032 A medio siglo de la revista Automundo https://misraicesdigital.com.mx/a-medio-siglo-de-la-revista-automundo/ https://misraicesdigital.com.mx/a-medio-siglo-de-la-revista-automundo/#respond Tue, 04 Aug 2020 14:21:29 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=26050 Leer más A medio siglo de la revista Automundo]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez __________________

Hoy les toca descanso a los temas culturales. Este es un texto dedicado a los aficionados al automovilismo deportivo y a los interesados en la historia de las revistas especializadas en esa actividad. Muy pocos devotos, tal vez, entre nuestros lectores, aunque a millones de mexicanos nos entusiasma el espectáculo de la velocidad. Pero, aun así, al tecleador le pareció conveniente dejar un testimonio sobre el tema y los invita a leerlo.

En los días que corren, está en el filo de la navaja el único piloto mexicano -de seis en toda la historia- que figura actualmente entre los 20 exclusivísimos que participan en la categoría reina del automovilismo, la Fórmula Uno. Se trata del tapatío Sergio ‘Checo’ Pérez, del equipo Racing Point quien, por un lado, dio positivo al coronavirus, al parecer por no acatar la disciplina sanitaria, y por lo pronto no pudo participar en el Gran Premio del 2 de agosto y podría perder también el del día 9, cuando se celebrará el 70 aniversario del campeonato mundial.

Y por otro, afronta el riesgo de quedarse sin equipo en 2021 si, como se rumora, es contratado en su lugar el cuatro veces campeón mundial Sebastian Vettel, a quien la escudería Ferrari ya no le renovó el contrato para la próxima temporada.

Por el impacto adverso que habría entre la afición nacional si quedara fuera de las competencias este piloto compatriota, estos hechos coinciden y tienen vasos comunicantes con el aniversario 50 de que comenzó a publicarse en México la revista Automundo, especializada en automovilismo y turismo y editada por la empresa Mex Abril, que se ubicaba donde ahora está el diario Milenio, en la avenida Morelos de la Ciudad de México.

El número 1 de Automundo está fechado en agosto de 1970 (10 pesos el ejemplar) y es casi idéntico al número cero, de junio anterior, presentado como un “ensayo general”. Esa publicación dejó de existir al cabo de algunos lustros después que perdió su perfil y se dedicó al futbol americano con el nombre de Automundo Deportivo debido a que había disminuido su éxito inicial. Y cuando retomó su vocación originaria, ya había en el mercado una gran competencia de revistas sobre la materia, entre ellas la muy completa Fast Mag, mexicana a pesar de su nombre.

Puertas adentro de Automundo se lamentó alguna vez que su debut hubiera ocurrido a un año de la muerte del famoso piloto mexicano Moisés Solana,  y que año y medio más tarde falleciera también el célebre Pedro Rodríguez, ambos en accidentes de carreras, y que con el pretexto de la segunda tragedia fuera cancelado el Gran Premio de México.

La presencia de los dos pilotos y la exclusiva prueba de autos en México mantenían en alto el interés de la afición, como ahora ocurre con ‘Checo’ Pérez y hasta hace poco con el también mexicano Esteban Gutiérrez. Al faltar entre 1969 y 1971 tanto aquellos corredores como el importante evento (hoy pospuesto en su nueva época hasta 2021 por la pandemia), y decaer por ello el entusiasmo, se resintió la circulación de la revista que, sin embargo, cubrió con mucho empeño los campeonatos nacionales de autos que había entonces en México, además de motociclismo, kartismo, campismo e industria automotriz.

También se publicaba la sección de precios de autos usados, con listas “auténticas, genuinas y veraces” -decía la promoción-, que comenzaron a documentarse en los propios lotes aunque eso “no fue tarea fácil” porque los loteros sacaban “a patadas” a los “hombres sin rostro” del equipo que hacía ese trabajo, según confesión propia.

La primera portada de Automundo muestra un Mustang Boss prestado por algún amigo, porque el que iban a usar de la empresa Ford no fue posible aprovecharlo debido a que nunca llegó el fotógrafo a la cita.

Y si bien el número cero anunciaba que habría reseñas “de los eventos del país y del exterior, a cargo de periodistas y fotógrafos especializados y corresponsales exclusivos en todo el mundo”, no lo parecía así por la parquedad tanto en los créditos de los autores, como en la limitada extensión de algunas notas de temas importantes que se supondrían trabajadas por ese personal.

Cuando apareció Automundo, también surgía en el ámbito de la Fórmula Uno un periodo de gran crecimiento y cambios que daban mucho material informativo. Comenzaba a ser un espectáculo masivo a escala mundial, con mucho potencial en el aspecto comercial por los nacientes patrocinios, las televisoras dejaban atrás su reticencia a difundir las competencias, y la nueva aerodinámica de los bólidos, así como la variedad de diseños, hizo más espectacular (y peligrosa) esa categoría del automovilismo.

Pero en Automundo no se reflejaba algún proyecto de cobertura especial y completa de la Fórmula Uno. Seguramente fue por razones de presupuesto ya que, cuando a este tecleador le tocó cubrir carreras de otras categorías como las 24 Horas de Daytona, las 500 Millas de Indianápolis o las Seis Horas de Watkins Glen, fue indispensable pedir el apoyo (hospedaje y avión) de la oficina de Turismo de la embajada de Estados Unidos, igual que cuando fueron otros colegas.

De hecho, a falta de cobertura directa nos tocó escribir las reseñas de la Fórmula Uno con los cables noticiosos que se compraban a la Agence France Presse (AFP) y las fotografías adquiridas a la Associated Press (AP). Sólo a unas cuantas pruebas de la categoría asistió personal propio.

Sin embargo fue una gran experiencia la de esa revista, de la que sus primeros directores fueron Emilio R. del Valle, Luis Arenas Rosas, León Wainer, este tecleador y luego Alfonso Tirado, con un reducido equipo de reporteros que en diversas épocas incluyó a Rodolfo Velasco, Luis Villanueva, Miguel Vega, Luitzpoldo Romero y el de la tecla, además de colaboradores muy acreditados como Marco Tolama, Rodolfo Sánchez Noya, Roberto González Pérez, Jorge Olea y otros.

Nuestro paso por la publicación duró hasta 1976 y después ya no le seguimos la pista, pero guardamos empastados los ejemplares hasta ese año y la recordamos con cierta nostalgia a medio siglo de su nacimiento, pues hicimos trabajos muy destacados todos los integrantes de la redacción, tales como reportajes, artículos y semblanzas, un mini póster en cada número con mucha aceptación y pruebas de nuevos modelos de calle.

Los recuerdos son vastos ya que la afición personal, que comenzó en la infancia durante la Carrera Panamericana México, incluye el coleccionismo de autos a escala y continúa hasta la fecha, lo cual derivó hace más de una década en la invitación del gran experto Carlos Jalife para ingresar a la Scudería Hermanos Rodríguez.

]]>
https://misraicesdigital.com.mx/a-medio-siglo-de-la-revista-automundo/feed/ 0 26050
El abanico de seda, un cuento chino, pero bien contado https://misraicesdigital.com.mx/el-abanico-de-seda-un-cuento-chino-pero-bien-contado/ https://misraicesdigital.com.mx/el-abanico-de-seda-un-cuento-chino-pero-bien-contado/#respond Fri, 31 Jul 2020 23:36:23 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=25888 Leer más El abanico de seda, un cuento chino, pero bien contado]]> La biblioteca de Arcadia

Norma L. Vázquez Alanís _________________

Una señora narra desde su vejez, “cuando ya no tengo nada que perder y pocos a los que ofender”, su vida en el seno de una sociedad machista en la que las mujeres valen menos que una gallina y son tratadas como menores de edad, sin derechos de ninguna clase, pero con la obligación de una obediencia ciega al hombre, sea el padre, el esposo o el hijo.

Sin embargo, algo las salva de este yugo y del tedio de una existencia de sumisión: el Nu Shu, un lenguaje cifrado creado en China en el siglo XVII, aunque los estudiosos no están de acuerdo aún con su antigüedad, pues algunos sostienen que tiene miles de años, mientras que otros creen que no puede tener más de varios cientos, y utilizado por las mujeres para comunicarse entre ellas sin que los hombres pudieran leer sus mensajes. Era transmitido de una generación a otra, se escribía en discretos abanicos o pañuelos que las sirvientas llevaban a las casas donde las mujeres permanecían recluidas a merced de sus maridos.

El Nu Shu es un personaje central en la novela El abanico de seda, de la escritora estadounidense de ascendencia china Lisa See, quien para escribir su obra (Publicaciones y ediciones Salamandra, primera edición, enero 2017, 311 páginas) viajó a China, específicamente al condado de Jiangyong -antes Yongming-, en la provincia de Hunan, para entrevistarse con la señora Yang Huanyi, una nonagenaria que era la mujer más anciana que conocía el lenguaje secreto de las mujeres chinas, el cual estuvo a punto de desaparecer en la segunda mitad del siglo XX porque ya no existían las razones básicas por las cuales lo empleaba la población femenina.

En la región que visitó la escritora, cuna de este lenguaje que literalmente significa ‘escritura de mujeres’, se encuentra actualmente el Museo del Nu Shu, donde se guarda una colección de objetos, entre abanicos, pañuelos o cinturones y papel en los que las mujeres escribían, fuera bordado o pintado con tinta, este lenguaje que consta de cuatro elementos principales: el punto y las líneas verticales, inclinadas y arqueadas.

Con una mirada objetiva, Lisa See hace visible la existencia de aquellas mujeres que vivían en la China de hace 400 años, inmovilizadas por sus diminutos pies, aisladas en sus casas, obligadas a engendrar hijos varones, sirviendo a la familia política y a merced de los hombres; El abanico de seda relata la historia de amistad, desde la infancia, de dos mujeres, Lirio Blanco y Flor de Nieve, que por su sensibilidad y voluntad consiguieron mantenerse unidas con la ayuda del Nu Shu.

La protagonista, Lirio Blanco, narra su biografía -seguramente escrita en Nu Shu como solían hacerlo las mujeres de cierta edad, trabajos que se perdieron al ser enterrados junto con ellas cuando morían, o quemados por sus descendientes femeninas- y detalla sus días en la China del siglo XIX dentro de una sociedad compleja con costumbres y modos de vida muy estructurados, férreos en ocasiones.

El eje central de la novela, cuya estructura narrativa lineal y su lenguaje sencillo la hacen accesible a lectores poco exigentes, es el devenir de los días desde que conoce a Flor de Nieve, quien será su ‘laotong’ o alma gemela, con quien se comunica mediante un abanico de seda en el cual escriben sus mensajes secretos en Nu Shu y, conforme avanza, la historia se torna compleja e intensa hasta que en sus últimos capítulos da un giro inesperado para explicar el verdadero sentido del libro que Lirio Blanco está escribiendo.

A través de Lirio Blanco la autora explica sin escatimar detalles todo el proceso, tanto el físico como el emocional, del vendado de pies a las niñas para hacerles el ‘loto dorado’ que impide su crecimiento natural, muchas de ellas morían a causa de las infecciones. Aunque esta práctica se prohibió oficialmente a finales del siglo XIX, en entornos rurales continuó hasta muy avanzado el siglo XX; es probablemente una de las prácticas más brutales que se han hecho contra la mujer con el único objetivo del disfrute masculino. Y a pesar de haber sido víctimas de esa terrible tortura, las jóvenes chinas acababan infringiendo el mismo daño a sus hijas.

La obra aborda, asimismo, la servidumbre y el aislamiento a los que estaba sometida la mujer china durante la época imperial, pues carecía de derechos, aunque tenía muchas obligaciones; cuando se casaban vivían sometidas al marido y a su familia, permanecían aisladas en sus casas y sólo salían una vez al año para asistir a una fiesta, de manera que su vida era un constante sufrimiento en silencio y soledad. Un hecho que revela este libro es que, muchas veces, la violencia psicológica se cometía en gran medida por mujeres contra otras congéneres.

El abanico de seda es un relato duro y conmovedor al mismo tiempo, porque la autora, Lisa See, utiliza un lenguaje poético para hacer percibir al lector el dolor, el miedo, el desasosiego y la rebeldía que sienten las protagonistas Lirio Blanco y Flor de Nieve. De ninguna manera se trata de una historia feliz, ni mucho menos esperanzadora; es brutal, triste, pero sobre todo tremendamente humana.

La descripción de la hermandad-amistad entre las dos mujeres es transcultural, pues la capacidad del universo femenino para llegar de la máxima complicidad al rechazo más absoluto movido por malas interpretaciones o temas emocionales, sucede en todas las culturas. El texto invita a hacer una reflexión introspectiva sobre cómo se comportan las mujeres con otras mujeres.

El abanico de seda es un libro de lectura ligera, pero que no deja indiferente a quien lo lee, se trata de un “cuento chino”, pero bien contado.

Post Scriptum

Lisa See nació en París, Francia, pero creció en el barrio chino de Los Ángeles, California, donde su abuelo era una importante figura dentro de la comunidad oriental. Estudió en la Universidad de Loyola Marymount y trabajó como periodista y redactora para medios como Vogue o Self antes de dedicarse por completo a la literatura, ámbito en el que también ha firmado trabajos bajo el seudónimo de Mónica Highland.

See es conocida por su interés en recuperar la importancia de la cultura china en ciudades como Los Ángeles, es una conferenciante habitual en centros como el Museo Smithsoniano de Arte Americano; a lo largo de su carrera ha obtenido menciones de los Premios Asian/Pacific y de varias asociaciones culturales y sociales chino-americanas.

Entre sus obras literarias se encuentran El abanico de seda, El pabellón de las peonías y Muñecas chinas.

]]>
https://misraicesdigital.com.mx/el-abanico-de-seda-un-cuento-chino-pero-bien-contado/feed/ 0 25888
Por qué en México se rechaza a Hernán Cortés https://misraicesdigital.com.mx/por-que-en-mexico-se-rechaza-a-hernan-cortes/ https://misraicesdigital.com.mx/por-que-en-mexico-se-rechaza-a-hernan-cortes/#respond Thu, 30 Jul 2020 22:07:24 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=25803 Leer más Por qué en México se rechaza a Hernán Cortés]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez ____________________

(Segunda de dos partes)

Como Julio César en la Batalla de Zela unos 1,500 años antes, Hernán Cortés vino, vio y venció, en su caso a mexicas y tlatelolcas. Pero entre la actual raza mexicana no hay aprecio por este militar peninsular, porque nos sentimos identificados nada más con los pueblos originarios -en cuyo territorio vivimos- y no con los invasores españoles a pesar de nuestra naturaleza mestiza.

De ello hablamos -como quedó dicho en la primera parte del tema- durante una entrevista con el periodista checo Tomás Nidr, quien escribirá al respecto para una publicación de su país. Le comentamos que en la actualidad el único interés por el conquistador está en el ámbito académico, cuando menos dentro del Centro de Estudios de Historia de México (CEHM) que patrocina la fundación del multimillonario Carlos Slim.

Entre 2014 y 2020 hubo en ese Centro tres ciclos de conferencias acerca de Cortés, con la participación de 16 calificados historiadores y cronistas. Para documentarse al respecto, el tecleador se remitió a numerosas fuentes, entre ellas las reseñas de su esposa Norma Vázquez Alanís reunidas bajo el título México desde Chimalistac, en referencia al exclusivo barrio donde se ubica el CEHM en la Ciudad de México.

En una de esas charlas, el estudioso Christian Duverger, graduado en La Sorbona, dijo que Cortés se pronunció “a favor del mestizaje” y expresó su deseo de “tener descendencia mestiza”. Mientras que, como informó la agencia Notimex, el diputado local tabasqueño León Flores Vela, citado en el artículo anterior, se quejó de que “fuimos” (¿fuimos?) “colonizados por la peor de las razas, que son los españoles”.

En España sólo queda de Hernán Cortés la pila donde fue bautizado en Medellín, porque hasta la morada en que nació fue destruida durante la intervención napoleónica de 1809, pero en México subsisten la Casa de Cortés, hoy museo en Cuernavaca (no así la casa de Coyoacán por ser muy posterior, del siglo XVIII) y el Hospital de Jesús fundado por él en la capital del país y donde hay un busto suyo, en tanto que el estado de Veracruz con capital del mismo nombre se llama así, en atención a cómo designó el personaje a la primera ciudad europea en este continente: Villa Rica de la Vera Cruz.

Hernán Cortés.

Está bien que en el Paseo de la Reforma, la principal avenida de la Ciudad de México, exista un monumento en memoria de Cuauhtémoc, el último y efímero rey mexica (no ‘azteca’ según Miguel León Portilla) derrotado por Cortés, y a cinco siglos de distancia es mejor que no se le haya hecho algo similar al capitán español, pues hubiera tenido la misma suerte que la estatua de Miguel Alemán en Ciudad Universitaria (la dinamitaron) o la de Cristóbal Colón en dicho Paseo de la Reforma, que fue dañada por grupos indígenas cuando se cumplió en 1992 el quinto centenario del descubrimiento de América.

En Lima, capital de Perú, hay desde 1935 una estatua del también conquistador español Francisco Pizarro, pero enmedio de gran polémica ha sido cambiada varias veces de la plaza central de la ciudad a lugares menos destacados y “corre una leyenda urbana según la cual la estatua (representa) a Hernán Cortés”, ya que estaba destinada a México pero,  como fue “rechazada por el orgullo mexicano, fue a parar a Lima, que la habría acogido bajo el nombre de Pizarro”. Tal versión es incorrecta y la fuente consultada (http://www.limalaunica.pe/2010/11/el-monumento-francisco-pizarro.html) explica por qué.

Pero los restos de Cortés sí están en México, “en situación semiclandestina y, nunca mejor dicho, por un verdadero milagro”, según escribió Manuel Lucena Giraldo en el diario conservador español ABC (08/04/2019). Cortés murió en España y sus despojos estuvieron en varios sitios antes del actual, la capilla del Hospital de Jesús, un inmueble poco visible desde la calle, rodeado de comercios, y muy cerca de donde el invasor tuvo su primer encuentro con Moctezuma.

¿Por qué no queremos a Cortés? Según el doctor en Derecho Rafael Diego-Fernández Sotelo, “si hay dos personajes polémicos en la historiografía de Latinoamérica, son Hernán Cortés y Cristóbal Colón, y en el caso de México es muy curiosa la relación, pues el vínculo con Cortés es de odio, de culparlo de la destrucción de nuestras (sic) culturas y casi de todos nuestros males”.

Por su parte María José Encontra y Vilalta, doctora en Historia por la Universidad Iberoamericana, acepta que “hay muchísimos desacuerdos sobre la vida de Cortés” y “existen autores que han denigrado completamente la imagen de este hombre, que fue producto de su época y no podemos restarle importancia”. Y explica que esa satanización nació en el siglo XIX, “de la famosa historiografía positivista proveniente en parte de ese proceso conocido como la Independencia. Esa es la historiografía que predomina el día de hoy en la historia de México, impuesta por el modelo oficial imperante por dos siglos”.

Con ella coincide la cronista de la Ciudad de México, Ángeles González Gamio, quien discurre que en la época independiente se desató un odio exacerbado contra Cortés, pues los antihispanistas lo consideraban causante de todos los males de México.

Pese a ello, descendientes actuales de Cortés y Moctezuma se reunieron el 8 de noviembre de 2019 para intervenir en un documental, en el mismo lugar que lo hicieron sus ancestros hace 500 años. Federico Acosta, de la familia de Moctezuma II, y Ascanio Pignatelli, de la de Cortés, se dieron un abrazo en un acto simbólico.

Acosta dijo en esa ocasión que somos la fusión de dos culturas y la gran mayoría de este país tenemos sangre española y mexicana. Y se negó a opinar sobre la solicitud de perdón a España que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, “porque eso es un tema que tiene que ver con el gobierno de México (y) yo solamente represento a mi familia”.

El controvertible tema resucitará inevitablemente en 2021, pues el mandatario mexicano quiere que sea el Año de la Reconciliación, mientras el presidente de la Sociedad Mexicana de Historiografía Lingüística, doctor Rodrigo Martínez Baracs, opinó que a nadie se le ocurre que el año próximo se vaya a conmemorar el quinto centenario de la conquista de México, pero propuso un replanteamiento del episodio y dejar atrás el complejo de inferioridad. Esto es, a su ver, que si los españoles derrotaron a los antiguos habitantes de México, no fue porque tuvieran una civilización superior o una inteligencia privilegiada, sino simplemente por diferencias tecnológicas y bacteriológicas.

El tema es casi inagotable. Queda al lector interesado la tarea de abundar en él, a través de las fuentes más serias y originales posibles.

]]>
https://misraicesdigital.com.mx/por-que-en-mexico-se-rechaza-a-hernan-cortes/feed/ 0 25803
Interés por Hernán Cortés https://misraicesdigital.com.mx/interes-por-hernan-cortes/ https://misraicesdigital.com.mx/interes-por-hernan-cortes/#respond Mon, 27 Jul 2020 14:50:56 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=25509 Leer más Interés por Hernán Cortés]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez ___________________

(Primera de dos partes)

         Un periodista de Chequia (antes, República Checa) entrevistó a este tecleador acerca de lo que pensamos los mexicanos sobre Hernán Cortés. Y ante las respuestas, le pareció inexplicable que si hablamos español y llevamos nombres españoles, además principalmente de tener la herencia genética española por la vía del mestizaje, el conquistador no se encuentre entre las figuras históricas que se recuerden con monumentos en las calles de México, como sí ocurre en Perú con Pizarro.

         Tomás Nidr, el informador checo a que nos referimos, conoce México y otros países de América latina -de hecho nos llamó desde Lima-, está enterado de nuestra historia y se ha dedicado a difundir esos conocimientos en su país. Ya años atrás nos había consultado sobre la visión que tenemos los mexicanos sobre don Porfirio Díaz.

         Le interesó saber qué reacciones hubo en el país por las disculpas que pidió en marzo de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador a España y al Vaticano por el asunto de la Conquista, y le dijimos que hubo críticas y apoyos, principalmente en las redes sociales, aunque en los medios tradicionales hubo polémica también.

         Algunas posturas fueron anecdóticas, como la del diputado local tabasqueño por Morena, León Flores Vera, quien consideró que la osamenta de Cortés es un foco de infección y sugirió a AMLO que sea llevada a otro lugar, o que mejor se la lleven los españoles.

Hernán Cortés.

         O la posición del periodista Federico Arreola, quien en un artículo nos propuso ya no comprar los libros del escritor español Arturo Pérez-Reverte por haber insultado en Twitter al mandatario mexicano a causa de esa petición.

         Quiso saber Tomás Nidr si las cartas a España y el Vaticano fueron un distractor de los problemas más relevantes que existen en México, y nuestra respuesta fue que López Obrador quiere que 2021 sea el “año de la reconciliación” y él mismo pedirá perdón también a los pueblos yaquis por el exterminio que hubo, a las comunidades mayas por la represión en el pasado, y a los migrantes chinos por la persecución y asesinatos durante el porfiriato y la Revolución, particularmente en 1911 en Torreón, Coahuila.

         Y fuimos más allá: en 2021, además de los 500 años de la derrota de Cuauhtémoc y la caída de Tenochtitlán ante las tropas de Cortés y sus aliados indígenas, se cumplirán dos siglos de la consumación de la Independencia, pero no sabemos si también habrá reconciliación por parte de la historia oficial con la figura del consumador Agustín de Iturbide al lado de Vicente Guerrero.

         Al concatenar ambas efemérides, le interesó al entrevistador checo lo que le comentamos que escribió quien fuera alguna vez nuestro jefe, el historiador Arturo Arnáiz y Freg, en el sentido de que “la conquista de México la hicieron los indios y la independencia los españoles”.

         Por la hora de la conversación no pudimos asistir a una junta virtual (por Zoom) de la Academia Nacional de Historia y Geografía, pero estamos muy interesados en las que siguen por los temas y personajes de que hablarán los ponentes: historia de las cárceles en México, rituales funerarios de Benito Juárez, anticipo de los 200 años de la consumación de la Independencia en Córdoba, Veracruz, y sobre el poeta (tepiqueño, pero no nayarita) Amado Nervo, de quien además esperamos hacer un artículo pues se cumplirán 150 años de su nacimiento y nos interesa abundar en su labor como periodista que fue.

         De regreso con Cortés, para esta entrevista hicimos una encuesta digital sobre el protagonista entre un centenar o algo así de personas, y encontramos que a la mayoría no le interesó contestar, suponemos que por desinterés en el tema, y los demás dieron opiniones divididas a favor y en contra, neutras en unas pocas respuestas y otras tantas que consideraron difícil opinar sobre alguien tan polémico.

La principal opinión recibida es que fue un mujeriego; lo dijeron varios encuestados. También lo consideraron atracador del imperio azteca, que trajo enfermedades contagiosas, cruel, cometió atropellos, supo retirarse a tiempo igual que el emperador Carlos V, fue valiente, audaz, osado, buen jinete, astuto, con genio militar, supo aprovechar las rivalidades locales, personaje hecho mito por los historiadores, y que es pieza clave en la historia de México.

¿Cómo y dónde están sus restos? ¿Qué hay de sus descendientes y los de Moctezuma? ¿Alguien se ocupa de su figura en la actualidad? ¿Existe en México algo que preserve su recuerdo? Ya lo veremos. (Concluirá).

]]>
https://misraicesdigital.com.mx/interes-por-hernan-cortes/feed/ 0 25509
Un nuevo nombre en los anales del periodismo mexicano https://misraicesdigital.com.mx/un-nuevo-nombre-en-los-anales-del-periodismo-mexicano/ Thu, 16 Jul 2020 00:16:14 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=24752 Leer más Un nuevo nombre en los anales del periodismo mexicano]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez ______________

El tecleador está de plácemes porque esta semana aumentaron a tres los periodistas de apellido Aspiros, ya que a su hija Diana Araceli y a él mismo, se sumó su nieta Diana Laura, estudiante de la FCPyS de la UNAM, quien comenzó a colaborar en un medio digital con un reportaje sobre el tema del momento, pero sin especulaciones sobre camas, vacunas y respiradores. Trata con casos empíricos del drama humano de quienes, nuevos desempleados, tienen que vender baratijas en la calle para poder comer. Bienvenida al gremio, querida Dianita.

Recibimos con orgullo la noticia en la víspera de que, familiares y amigos del periodista y escritor Octavio Raziel García Ábrego, fallecido el 3 de diciembre de 2019, le rendimos un homenaje virtual al cumplirse 58 años de sus inicios como reportero en el diario El Nacional, y para presentar la edición póstuma de sus libros La vida como es y Asesinato en la cocina, ya que también fue un fecundo escritor.

La mayoría del medio centenar de participantes tomamos la palabra para recordar anécdotas, enseñanzas, valores, aventuras y actividades profesionales del colega, quien según una síntesis de lo que se dijo, fue sincero en la amistad, ejemplar en lo familiar y honesto en el trabajo.

En su intervención, este tecleador expresó que, si bien ambos se conocían desde sus épocas reporteriles, la amistad comenzó cuando Raziel ingresó al Club Primera Plana en diciembre de 2003 y se extendió más tarde a las respectivas parejas y la familia de él.

Hablamos de su columna Reflexiones de fin de semana para la que inventó como protagonistas a los personajes Laura, Alberto y San Compadre, estos dos últimos -de hecho- convertidos en los alter ego de Octavio; uno para narrar sus aventuras, no sólo reporteriles, y el otro para exponer sus ideas filosóficas.

Explicamos que en 2010, dos años después de enterado de sus aneurismas, Raziel escribió una Despedida donde dijo que por “la depresión, el miedo, el enfado, la enfermedad y la paranoia”, era la “hora de cerrar el cerrojo, de apagar el ordenador (y) de dar las gracias a quienes confiaron” en él.

Tres grandes: Octavio García, Carlos Ravelo y José Antonio Aspiros.

Pero en 2011 expulsó “de ultratumba” (así lo dijo) a sus personajes, que ya no regresaron a las Reflexiones de fin de semana -con las que editó un libro- sino a la columna La vida como es, que se publicó póstumamente como libro también, con una selección de los 500 textos -unos provocadores y otros evocadores- que hizo con ese nombre.

Fue muy inquieto y lo manifestó claramente tanto en sus escritos como en sus temerarias incursiones -ya en sus últimos años- en paracaídas y tirolesas, para no olvidar que en su juventud fue marino y rescatista que subió volcanes y montañas y bajó a cavernas y ríos subterráneos.

Sus recuerdos de esos tiempos, convertidos en literatura, lo llevaron a figurar en 2012 entre los diez finalistas del concurso español Cuentamontes, y en 2015 a ganar con su cuento Cruz de naufragio el concurso literario El viejo y el mar convocado por la Secretaría de Marina.

Tenía el propósito escribir una tesis sobre el reportaje-novela, pues en toda su obra narrativa logró la fusión de ambos géneros con dosis de contenido autobiográfico, como lo prueba su premonitorio libro México, 8.5 grados Richter, escrito a partir de unos reportajes y que en 2008 nos invitó a presentar en un círculo de lectura de los trabajadores de Pemex.

Otra de sus novelas se llama Los triángulos sexuales y su libro de cuentos y poemas se titula El sueño de Etzael. En la época que estudió para chef, escribió las novelas Sopa de lima y El pinche, a la que luego prefirió cambiar el título a Un asesinato en la cocina. También fue experto en cajas fuertes, pero no le conocimos pasajes sobre ese tema.

En su novela Radiografía de una gitana alude a través de su personaje Alberto a una experiencia real en su vida, cuando perdió en enero de 1970 un vuelo a Poza Rica en un avión que se accidentó y fallecieron varios colegas reporteros. Nos consta que dejó traumas esa tragedia, que de alguna manera vivimos también. A causa de los motivos al parecer injustificables que le impidieron viajar -pero le permitieron salvarse-, el director del periódico quiso despedirlo y al final todo se limitó a una suspensión de diez días.

Con este homenaje, que tuvo lugar por plataformas virtuales el 14 de julio (fiesta nacional de la bella Francia) y en el cual se anunció que el nombre de Octavio Raziel está inscrito en el Monumento a la Libertad de Prensa de Cuernavaca, Morelos (entidad donde él vivía), el recuerdo de nuestro colega y amigo quedó grabado en los anales del periodismo mexicano.

]]>
24752
Vigente, la mirada crítica de la realidad que hizo Umberto Eco https://misraicesdigital.com.mx/vigente-la-mirada-critica-de-la-realidad-que-hizo-umberto-eco/ Tue, 14 Jul 2020 13:33:54 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=24566 Leer más Vigente, la mirada crítica de la realidad que hizo Umberto Eco]]> La biblioteca de Arcadia

Norma L. Vázquez Alanís _______________

 Una serie de textos escritos en el siglo pasado, pero cuyo contenido está vigente hoy día, conforman el volumen La estrategia de la ilusión del filósofo y escritor italiano Umberto Eco, quien aborda una amplia gama de temas que van desde una aproximación al universo de los discursos periodísticos o políticos, hasta los fenómenos de la moda y las costumbres.

Esta recopilación de artículos periodísticos y reflexiones que datan de las décadas 60 al 80, en los que ofrece una mirada crítica de la realidad con el objetivo de develar el verdadero sentido que se esconde detrás de los hechos, se publicó en 1999 y es una invitación a que el lector adopte una sospecha permanente frente a los discursos cotidianos.

En 367 páginas (libro publicado en 2014 por la editorial de la librería Gandhi) el autor posa su incisiva mirada sobre el arte, la moda, los medios de comunicación o el futbol, para desentrañar su función social y su significado oculto, que convierte esa realidad en ilusión, en artificio, en ideología, a fin de ofrecer una visión crítica sobre el entorno cotidiano del momento.

En su afán por aclarar la realidad del día a día, la descifra para descubrir el engaño e incitar al lector a no quedarse con lo superficial, con la ilusión que le quieren vender, sino a buscar el sentido oculto a toda situación, a todo mensaje, a buscar los resortes ocultos de lo real.

El filósofo italiano intenta descodificar las implicaciones, símbolos y conexiones del significado de los mensajes que recibimos cotidianamente para mostrarlos al lector que no siempre es capaz de verlos. Con su punzante ironía y un estilo directamente certero pone ante el lector la cara escondida de la existencia humana, al tiempo que desnuda la ilusión.

El volumen está dividido en seis bloques dentro de los cuales el autor estructura los artículos que, desde perspectivas diferentes, confluyen en el análisis semiológico del mensaje, es decir, desde la óptica del estudioso del lenguaje descubre si lo utilizamos para hablar de las cosas, para silenciarlas o para convencernos de que son cosas cuando, por el contrario, se trata de ideologías, fantasmas, ilusiones o decepciones.

Eco lleva a cabo una profunda reflexión y ejercicio de semiótica (ciencia que analiza los sistemas de comunicación en las sociedades como base para comprender toda actividad humana) sobre los “hilos invisibles” que sustentan la ilusión de la realidad, en el mundo de imágenes y colores que se ha querido vender a la sociedad contemporánea para evadir la avalancha de contratiempos a que se enfrenta.

Es un libro para leer con calma, lápiz en mano para subrayar o block de notas para rescatar lo asimilado y apuntar lo que está aún por aprenderse; además los temas abordados son fácilmente reconocibles en la cotidianidad de cualquier persona y el lector atento no se perderá en la profusión intelectual que conlleva la prosa del autor italiano.

Los ensayos se agrupan de la siguiente manera: Viaje a la hiperrealidad, Hacia una nueva Edad Media, Los Dioses del subsuelo, Crónicas de la aldea global, Leer las cosas, y De consolatione philosophiae.

En Viaje a la hiperrealidad Eco estudia algunos de los componentes más sugerentes de la cultura estadounidense, en especial su obsesión por la reproducción absolutamente detallista (hiperrealista) de diferentes parcelas de la realidad o meros productos de la fantasía, como Disneyworld. Hacia una nueva Edad Media aborda uno de sus temas favoritos, el Medioevo, a través de un recorrido histórico y simbólico de esa época (no tan oscura como se pretende) en busca los paralelismos con el tercer cuarto del siglo XX.

Dioses del subsuelo analiza los mensajes que llegan al público por los medios de comunicación como la prensa, la televisión, el cine y la literatura, al tiempo que medita sobre el papel de las religiones, la razón o las leyes. Las Crónicas de la aldea global intentan extraer la verdad de la gran ilusión que construyen para la sociedad los medios de comunicación; aquí pondera la función sustitutiva del deporte en las sociedades modernas y la manipulación que ejercen los informativos de televisión.

Umberto Eco.

Leer las cosas desentraña la vestimenta como código social y cultural, así como de su incidencia, en especial en el vestuario femenino, como forma de represión; Eco expone una teoría sobre la conexión entre lo que vestimos, cómo nos comportamos y sentimos dentro de ese vestido, e igualmente de nuestra forma de pensar y deliberar sobre el mundo. El autor cierra el volumen con De consolatione philosophiae, artículos filosóficos que abordan cuestiones como el lenguaje, la interpretación de los pensadores clásicos o las estrategias de lo cómico y lo trágico; Eco rescata aquí figuras como la de Santo Tomás de Aquino y teorías propias tan conocidas como la distinción entre apocalípticos e integrados.

Especialistas como Lidia Casado, periodista con un máster de formación e Investigación literaria; Eduardo Martín Espillargas, jefe de prensa de Grupo Planeta en Barcelona; Andrés Ortiz Lemos, escritor y académico de la Universidad Central de Ecuador, y Abel Muñoz Hénonin, doctor en Filosofía, arte y pensamiento social por la European Graduate School, coinciden en que es imposible no preguntarse qué pensaría Eco de algunos de los temas estudiados como los medios de comunicación con contenidos tan vacuos y fútiles, de que el ser humano se sienta realizado al cumplir metas que le venden como objetivos vitales y del consumismo acendrado, entre otros.

El universo de Twitter, de las redes sociales y de la posverdad creada exprofeso en la búsqueda de ‘impacto’, provoca que entre ‘likes’ y ‘retuits’ las personas nos vanagloriemos de lo listos y guapos que somos, apunta al respecto el escritor y periodista español Guillermo Busutil.

También opinan que Umberto Eco se convirtió ya en un clásico de hoy, entendido lo clásico como esa fuente de conocimiento inmune al paso de los años, en este caso nacido de la contemporaneidad. Extraños oficios los de pensar y contar, intentando fusionar la inteligencia, la mirada, la duda y la sensibilidad con un lenguaje que posea una actitud, un rango poético y un modo de seducción, porque él analiza la composición de los actos comunicativos desde la perspectiva de la libertad del lector para su interpretación del texto.

Semiologia quottidiana, su título original, da tal vez una idea más aproximada de su contenido, pues son observaciones directas de la realidad recogidas por la mirada crítica de este observador perspicaz, y comentadas en su habitual lenguaje salpicado de humor, pero que no por ello deja de expresar con acidez ni la desaprobación ni el desencanto.

]]>
24566
Recuerdos para despedir a Meche Aguilar https://misraicesdigital.com.mx/recuerdos-para-despedir-a-meche-aguilar/ Wed, 08 Jul 2020 14:25:45 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=24103 Leer más Recuerdos para despedir a Meche Aguilar]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez _______________

         Germán Carvajal preguntó a su amigo Mario Iván Martínez y él mismo respondió entusiasmado: “Chicano, ¿sabes quién viene a trabajar con nosotros? ¡Meche Aguilar!”

         Estábamos en la redacción de la agencia informativa Radionoticias El Heraldo y era el año 1967. Germán falleció en marzo de 1970 y Oscar Alarcón, subdirector de El Heraldo de México, nombró en su lugar a Mercedes Aguilar Montes de Oca, quien se convirtió después en la veterana y estimada periodista cuyo deceso este 6 de julio conmocionó a quienes fuimos no solamente sus colegas, sino además sus amigos.

         Hasta donde la memoria llega, porque ya pasó más de medio siglo, fue la única mujer en Radionoticias durante toda la vida de esa agencia y, antes de ser la jefa, fue redactora y reportera. Teníamos que reportear, hacer turnos de redacción de “cables” y noticiarios, y elaborar el Noticiero Estelar de El Heraldo de México que se difundía por las noches a través de las estaciones del Grupo ORO.

         El grupo era compacto. Se puede constatar en la imagen adjunta, donde aparecemos de derecha a izquierda: Meche Aguilar, Javier Martín, Antonio Castellanos, Antonio Aspiros, Carlos Aparicio, Abelardo Martín y, atrás de él, tal vez Sabás Huesca, Alejandro Ramos o Jorge Armendáriz. Había más personal, que era de apoyo: teletipistas y ayudantes, y en algún tiempo, antes o después, también estuvieron entre otros el ya citado Mario Iván Martínez, José Arturo Delgado, Humberto Sánchez Castañeda, Arturo González y Guillermo Salas Vargas.

         Desde que Germán Carvajal vivía, combinábamos el trabajo con reuniones de convivencia en la casa de alguno de nosotros, a veces tan lejos como el fraccionamiento Ojo de Agua (Tecámac, Estado de México), donde moraba este tecleador. Meche vivía por el rumbo de Churubusco, cerca del Circuito Interior, y ahí conocimos a su mamá, su hermana y sus sobrinos. Meche se mantuvo siempre soltera.

Meche Aguilar.

         En enero de 1970 Carvajal murió en un accidente de carretera (sus restos están en el Panteón Jardín) y su acompañante Mario Iván Martínez sufrió severas lesiones. Meche Aguilar lo visitaba con frecuencia en el hospital de traumatología del Centro Médico Nacional, y fue quien después de un tiempo le dio la noticia de que su amigo había fallecido. Ambos lloraron.

         Aunque no era una jefa complaciente, tampoco era injusta. Tuvimos gran apoyo suyo durante una convalecencia en 1971. De todas maneras, supimos de colegas -y nos reservamos sus nombres- que se quejaron de su estilo de mandar cuando compartieron labores en las áreas de prensa del SNTE (sindicato del magisterio) y del STC, que controla el Metro de la Ciudad de México.

Empero -y esos son nuestros recuerdos más precisos-, con ella al frente de Radionoticias se mantuvo el desarrollo de la agencia iniciado por Germán Carvajal, pero Meche sólo estuvo en el cargo hasta 1972 y Oscar Alarcón nombró en su lugar a este tecleador, quien en enero de 1974 entregó la estafeta a Cosme Haces.

         A nuestro paso por Notimex entre 1976 y 2004 se mantuvo la amistad con Meche Aguilar a pesar de que ella criticaba mucho a esa agencia, especialmente cuando estuvo en la Secretaría de Gobernación como subdirectora de comunicación social con Alberto Peniche -quien había sido gerente de El Heraldo de México- y luego como directora.

         Por esas cosas extrañas que suceden, el día que falleció Meche la habíamos recordado durante unos momentos a propósito del trabajo de recopilación de material antiguo a que nos dedicábamos, y fue hasta la mañana siguiente cuando nos enteramos de la lamentable noticia. Nos lo avisó precisamente nuestra hija Diana, también periodista, de quien existe una fotografía donde ella, muy niña, está en brazos de Meche Aguilar.

         Fue maestra en la UNAM. Varias generaciones de graduados aprendieron de la experiencia de Meche Aguilar Montes de Oca (mexiquense como Germán Carvajal) las técnicas de la información en radio y televisión. También elaboró el plan de estudios para la carrera correspondiente en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán.

         Al cabo de muchos desayunos con ella y reuniones en su oficina, y de la vez en que no encontraba su coche en el estacionamiento de un Sanborns, le perdimos la pista. En una oportunidad le enviamos la historia de Radionoticias que ya teníamos preparada y ella necesitaba para algo. La última ocasión que la vimos -ella ya mayor-, la llevamos hasta las puertas de su casa en la zona de Taxqueña.

         En 2017 recibió un homenaje en el Senado al que nos fue imposible asistir por estar justos de tiempo para la elaboración de una ponencia, y también por la distancia pues ese mismo año habíamos abandonado la Ciudad de México.

         Ahora que Meche ya partió, queda recordarla con afecto como la gran persona, amiga, periodista y maestra que fue tanto en agencias de noticias como en radio, televisión, áreas de comunicación social y el aula universitaria. Descanse en paz.

         Post data.- El colega Mario Luis Altuzar, representante en Chiapas del Club Primera Plana cuyo presidente es don José Luis Uribe, ha preparado una reunión virtual para el 14 de julio en ocasión de los 58 años del ingreso como reportero -muy brillante- al diario El Nacional, del desaparecido amigo Octavio Raziel García Ábrego. Contribuiremos con algún comentario sobre su producción narrativa, ya que también escribió cuentos y novelas. Nuestro distinguido decano Carlos Ravelo y Galindo aportó la foto “los tres alegres compadres”, adjunta, para ilustrar alguna intervención. En ella se aprecian, de izquierda a derecha, Octavio, Ravelo y este tecleador. El 3 de julio se cumplieron siete meses de la lamentable partida de Raziel.

]]>
24103
El Grito no se cancelará, pero en 1833 se aplazó por una epidemia https://misraicesdigital.com.mx/el-grito-no-se-cancelara-pero-en-1833-se-aplazo-por-una-epidemia/ Wed, 01 Jul 2020 14:55:57 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=23583 Leer más El Grito no se cancelará, pero en 1833 se aplazó por una epidemia]]> Textos en libertad

José Antonio Aspiros Villagómez _______________

Con dos meses y medio de anticipación, el presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador anunció que, a pesar de la pandemia, de una u otra forma tendrá lugar la ceremonia del Grito de la Independencia.

El próximo 16 de septiembre se cumplirán 210 años de que el párroco de Dolores, Guanajuato, Miguel Hidalgo y Costilla, convocó al pueblo para levantarse en armas contra el “mal gobierno” y los “gachupines”.

Y se cumplirá una década de que el entonces presidente Felipe Calderón dispuso conmemorar el bicentenario de ese hecho histórico con la construcción de la polémica Estela de Luz sobre el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

“¿Cómo vamos a suspender el Grito?, ¿cómo vamos a olvidar la Historia?”, preguntó el mandatario actual acerca de una ceremonia que hasta Maximiliano de Habsburgo celebró durante el Segundo Imperio y para ello viajó en una ocasión a la casa de Hidalgo en Dolores, actualmente museo. Y que desde el Porfirismo se celebra en la noche del 15.

Empero, ya ocurrió en el pasado que, por una epidemia de cólera, se haya diferido la conmemoración al 4 de octubre de 1833, según la obra Milenios de México (Humberto Musacchio, Hoja Casa Editorial, 1999). En un artículo académico para la revista Estudios Demográficos y Urbanos de enero-abril 1992, editada por El Colegio de México, María del Pilar Velasco menciona que en esa ocasión el cólera morbus acabó con aproximadamente el cinco por ciento de la población total de la Ciudad de México (además de las defunciones en otros lugares del país), y que las medidas sanitarias tomadas “trajeron consigo cambios importantes en la organización social, económica y urbana”, y desde entonces “se hizo aún más evidente la diferenciación social ante la muerte”.

Iniciada en Tampico, esa epidemia llegó en agosto desde Veracruz a la capital del país y le tocó a Valentín Gómez Farías, en una de las varias ocasiones que sustituyó en la Presidencia a Antonio López de Santa Anna, diferir casi tres semanas la ceremonia del Grito, o cancelarla según otras fuentes en las que no hay mayores datos.

También de acuerdo con Musacchio (porque la Enciclopedia de México tiene poca información sobre el tema), en 1847 no hubo ceremonia debido a la ocupación de los invasores estadunidenses, que fueron hostilizados por el pueblo el 16 de septiembre de ese año. Por cierto, en ese mes patrio una epidemia de fiebre tifoidea acabó con la vida del general Ignacio Zaragoza, quien estuvo al frente de las fuerzas mexicanas en Puebla en la batalla del 5 de mayo, ganada antes de que los extranjeros ocuparan la capital.

En 1916 -dice Milenios de México- un resfriado impidió a Venustiano Carraza salir al balcón del Palacio Nacional a dar el Grito, y en 1968 el presidente Gustavo Díaz Ordaz recibió una fuerte rechifla.

Más allá de lo que documenten y sostengan la historia oficial por un lado y el revisionismo histórico por el otro acerca de este y otros episodios y sus protagonistas, es importante que se celebre el Grito de Independencia por sus efectos en el ánimo patriótico ciudadano, pero también que, como dijo el presidente López Obrador, se combata la desmemoria y se intensifique en los programas escolares la enseñanza de materias tal vitales como el civismo, la filosofía y la historia de México.

Habrá Grito entonces el próximo 15 de septiembre desde el Palacio Nacional, y la novedad consistirá tal vez en saber cuántos “vivas” y a quiénes incluirá el gobernante, y si se verá solamente por televisión y redes, porque sería una enorme imprudencia dada la pandemia o el rebote para entonces, convocar al pueblo a la Plaza de la Constitución.

]]>
23583
Ningún incendio destruyó la Biblioteca de Alejandría https://misraicesdigital.com.mx/ningun-incendio-destruyo-la-biblioteca-de-alejandria/ Mon, 22 Jun 2020 14:41:55 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=22828 Leer más Ningún incendio destruyó la Biblioteca de Alejandría]]> Lecturas con pátina

José Antonio Aspiros Villagómez _________________

         La célebre Biblioteca de Alejandría no desapareció por los diversos incendios que hubo en la ciudad fundada por el conquistador macedonio Alejandro Magno, sino que sobrevivió varios siglos más, aunque precariamente, luego que Egipto se convirtió en una colonia romana tras el suicidio de Cleopatra VII Filopátor en el año 30 a.C.

         En su libro, titulado precisamente ‘La Biblioteca de Alejandría’ (RBA Ediciones, 2019), sostiene lo anterior el autor español Marcos Jaén Sánchez con base en una serie de datos, la mayoría documentados y otros sólo razonados a partir del contexto, a falta de mayores fuentes.

         No hay indicios, dice, de que hayan sufrido daños la Biblioteca y los libros cuando Julio César mandó incendiar unos barcos durante una batalla contra los enemigos de Cleopatra, si bien el fuego se extendió a los edificios contiguos. Tampoco, cuando en los años 272 y 296 d.C. la ciudad fue devastada.

         De esa manera, el investigador contradice lo que escribieron al respecto antiguos autores como Tito Livio, Plutarco y Dion Casio, al tiempo que descarta las abultadas cifras (700 mil) que han sido mencionadas de libros existentes en esa Biblioteca, y de los cuales se desconoce su paradero. Hasta la fecha hay un debate al respecto y nadie ha sugerido que sean los miles de papiros encontrados a finales del siglo XIX en Oxirrinco, un lugar unos 300 kilómetros al sur de El Cairo.

Si bien la idea del primer Ptolomeo era reunir los 500 mil libros que se suponía habían sido escritos hasta entonces por todos los pueblos del mundo, según Jaén cuando terminó esa dinastía tres siglos después, la Biblioteca debe haber tenido como máximo unos 50 mil rollos de papiro entre originales y copias, equivalentes a 12,500 libros actuales.

         De cualquier forma eran tantos, que fue necesario abrir una segunda biblioteca en tiempos de Ptolomeo III y desarrollar sistemas de catalogación cada vez más avanzados. Calímaco de Cirene es considerado hoy el padre de la bibliografía y la biblioteconomía.

En uno de esos cambios se hicieron listas con los autores más importantes (los “classici”) en cada género (Homero, Esquilo, Tucídides y Demóstenes), y gracias a ello muchos libros fueron muy copiados a mano, luego impresos en su momento, y así nos llegaron.

         Entre esas obras destacan la Ilíada y la Odisea. El supuesto primer director de la Biblioteca, Zenódoto de Éfeso, fue quien inició la polémica actual sobre la autoría de esas obras, y posteriormente Aristarco de Samotracia, un filólogo que dedicó a Homero 40 de sus 800 volúmenes de comentarios críticos, se enfrentó a quienes sostenían que ambas obras eran de autores diferentes.

         Marcos Jaén inicia su relato con la muerte de Alejandro Magno (323 a.C.) y el reparto de su imperio entre sus generales. Uno de ellos, el culto macedonio Ptolomeo Lago -discípulo de Aristóteles- gobernó Egipto durante 38 años como Ptolomeo I Sóter (salvador) hasta que ya anciano abdicó en favor de su hijo.

         Este emperador fue quien dispuso crear junto al palacio imperial el Museo (o templo de las musas, inaugurado en el 297 a.C.) y poco después la Biblioteca, que durante siete siglos albergaron a poetas y científicos, el último de los cuales en el siglo IV d.C. y ya bajo el dominio romano, fue el matemático Teón, quien además educó a su hija Hipatia en matemáticas, astronomía y filosofía. Ella fue asesinada por una turba de fanáticos cristianos cuando la Biblioteca ya no existía.

         La Biblioteca –dicen en las 137 páginas del libro Jaén y el autor de los interesantes anexos (genealogía, cronología y biografías), Luis García– fue el centro cultural más avanzado del mundo en su época y las obras ahí escritas influyeron hasta la época del Renacimiento. Ptolomeo había aprendido en la Mesopotamia la importancia del conocimiento escrito y por eso ordenó comprar, transcribir y traducir al griego manuscritos, y fomentó la creación de nuevos libros con las investigaciones de los ilustres huéspedes del Museo.

         Sin embargo, la consecuencia de cambiar la antigua difusión oral del saber por la escrita, fue que el conocimiento dejó de ser popular y se volvió elitista. Y por otra parte desde entonces hubo trampas, como cuando Aristófanes de Bizancio, uno de los grandes directores de la Biblioteca, fue miembro del jurado de un concurso literario y demostró los plagios cometidos por algunos participantes, incluido el ganador.

         Otro célebre director, Eratóstenes de Cirene, se definió como “amante de las letras” (philologos), pero no limitadas a lo literario (kritikos o grammatikos). Y escribió la ‘Geografía’ en tres volúmenes con sus cálculos sobre la dimensión de la Tierra, que resultaron casi exactos.

Mientras que el astrónomo y matemático Claudio Ptolomeo -huésped de la Biblioteca- dio a conocer su teoría geocéntrica (idea heredada de Platón y Aristóteles, pero formulada de manera empírica), que perduró cientos de años hasta que Nicolás Copérnico postuló el heliocentrismo en el siglo XVI.

         Cuando gobernaron Egipto, los emperadores romanos tuvieron problemas políticos y militares, y decayó su atención a la cultura. Tal vez con excepción de Adriano, menospreciaron el Museo y la Biblioteca, lugares que también perdieron interés para los egipcios cuando Constantino se convirtió al cristianismo. Es probable, dicen los autores de ‘La Biblioteca de Alejandría’, que esa instalación haya cerrado en tiempos de Teodosio a finales del siglo IV, cuando el obispo Teófilo destruyó el Serapeo, santuario de los Ptolomeos griegos construido casi 700 años atrás.

         En octubre próximo se cumplirán 18 años de que fue inaugurada en Alejandría una nueva y majestuosa Biblioteca, 2,292 años después de la primera, gracias a una iniciativa del presidente de Egipto Hosni Mubarak y el apoyo de la Unesco y diversas donaciones. Una estatua de Ptolomeo I Sóter preside el acceso al imponente edificio.

]]>
22828
Museo Nacional de la Muerte de la UAA cumple 13 años https://misraicesdigital.com.mx/museo-nacional-de-la-muerte-de-la-uaa-cumple-13-anos/ Sat, 20 Jun 2020 16:45:49 +0000 https://misraicesdigital.com.mx/?p=22739 Leer más Museo Nacional de la Muerte de la UAA cumple 13 años]]> .- A lo largo de su existencia ha recibido cerca de 490 mil visitantes locales, nacionales y extranjeros.

.- Hoy en día, los interesados pueden disfrutar de recorridos virtuales gracias a Google Arts & Culture.

Ciudad Universitaria 19 de junio de 2020.- Reafirmando la promoción, difusión y el compromiso con la cultura como una de las tareas fundamentales de la Benemérita Universidad Autónoma de Aguascalientes, la institución se congratula al celebrar el 13 aniversario del Museo Nacional de la Muerte, recinto que posee más de dos mil piezas representativas en relación al tema de la muerte y que a lo largo de su existencia, ha recibido cerca de 490 mil visitantes nacionales e internacionales.

Lo anterior lo dio a conocer Martha Angélica Rangel Jiménez, jefa del departamento de Difusión Cultural, quien detalló que gracias a la donación inicial que otorgó el maestro grabador Octavio Bajonero Gil para su creación, así como aquellas donadas por los propios artistas, gestiones o financiamientos, hoy en día la población puede disfrutar de un espacio dedicado al reflejo de una de las tradiciones mexicanas más enriquecidas en el país como lo es la muerte, aunado a ello, destacó que este gran acervo cultural ha sido un pilar preponderante para la Autónoma de Aguascalientes en el fortalecimiento de la infraestructura cultural y la vinculación artística local, nacional y extranjera.

Teniendo como sede los edificios “19 de junio”, “C.P. Humberto Martínez León” y Central “J. Jesús Gómez Portugal”, ubicados en el centro de la ciudad, el Museo Nacional de la Muerte nació el 19 de junio de 2007, éste cuenta con 3 salas de exhibición que ofrecen al espectador un pasaje del patrimonio prehispánico hasta la cultura popular mexicana en la actualidad. Durante el año 2014, se amplió con la propuesta de un nuevo discurso museográfico que incluye la iconografía de la muerte, el arte funerario en el desarrollo histórico de México a partir de exposiciones de algunos entierros que se daban en diferentes regiones de Mesoamérica y los cuales son acompañados por piezas arqueológicas producto de excavaciones de la región.

De igual forma, la jefa del departamento de Difusión Cultural apuntó que el museo se robusteció con el préstamo del comodato de la colección personal del licenciado Mercurio López Casillas, investigador de la ilustración y la caricatura en México, así como un fiel diligente sobre el tema de la muerte.

Por su parte, el encargado de museos y galerías de la UAA, José Antonio Padilla Pedroza, informó que los turistas más afluentes al recinto cultural de la Máxima Casa de Estudios de la entidad son visitantes norteamericanos, europeos y orientales, principalmente españoles, franceses, alemanes, japoneses y chinos; y es en el periodo de los meses de octubre a diciembre cuando se registra un mayor número de visitas, mientras que el más bajo es en el trimestre de enero a marzo.

Explicó además que, debido a la actual pandemia por Coronavirus y una vez que se puedan abrir las puertas del Museo Nacional de la Muerte al público, en atención a las medidas sanitarias establecidas se restringirá el número de visitantes por sala para robustecer la sana distancia, y a la par, se fortalecerán canales digitales para continuar con la difusión de la riqueza del recinto cultural de la Autónoma de Aguascalientes. Por lo pronto, apuntó que hoy en día las personas que se encuentran en diversas partes del mundo pueden realizar recorridos virtuales a través de la plataforma online Google Arts & Culture, de tal forma que el interés por este recinto continúe incrementándose en diversas latitudes nacionales e internacionales.

Sin duda, los 13 años de vida del Museo Nacional de la Muerte son el reflejo de un trabajo constante de la Universidad Autónoma de Aguascalientes por acercar a todas las generaciones espacios en donde convergen el arte y la cultura para fortalecer el interés y entendimiento de la cultura popular sobre la muerte mediante diversas manifestaciones artísticas.

]]>
22739