La ingratitud es la esencia de la vileza

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Es cierto que la vida nos lleva a muchos a vivir volcados hacia el exterior, los ruidos, las prisas y la agitación.

También a muchos nos cuesta meternos en nuestra propia interioridad.

Es el miedo a encontrarse con uno mismo, con su propio vacío interior o la mediocridad.

Nos encierra en nosotros mismos e impide ser mas sensibles a los sufrimientos, necesidades y problemas, incluso de aquellos que decimos querer más.

En una frase: la ingratitud es la esencia de la vileza.

Todo lo anterior nos permite recurrir a otro pensador.

El filósofo Immanuel Kant es autor de la Edad de la Razón, también conocida como la Edad de la Ilustración.

Se extendió por toda Europa durante los siglos XVII y XVIII y fue encabezada por pensadores inmortales como Voltaire, John Locke, Jean-Jacques Rousseau y Adam Smith.

La lista de estas figuras con visión de futuro no estaría completa sin el filósofo alemán Immanuel Kant, cuyos pensamientos sobre la vida, el arte y la ética han influido enormemente en la filosofía moderna, la democracia y especialmente en nuestra vida y acciones cotidianas.

 La mayor contribución de Kant al campo de la filosofía moral fue su capacidad para enmarcar una doctrina religiosa conocida en una regla que pueda ser utilizada por todos,

 independientemente de sus creencias religiosas: su idea de un imperativo categórico que establece que todas nuestras acciones deben ser tales como desearía que todas las demás personas actuaran con todas las demás personas.

Dicho esto, esta no fue la única idea sabia, que el filósofo pronunció a lo largo de su prolífica carrera, y se pueden extraer muchas perlas de sabiduría de sus obras escritas.

Compartimos frases de sabiduría invaluables pronunciadas por Immanuel Kant, como reglas para la felicidad:

Algo que hacer, alguien a quien amar, algo que esperar.

 No somos ricos por lo que poseemos, sino por lo que podemos prescindir.

 Vive tu vida como si cada uno de tus actos se convirtiera en una ley universal.

 ¡Atrévete a saber! ¡Ten el coraje de usar su propia inteligencia!

Siempre debes actuar de una manera mediante la cual tu principio pueda convertirse en una ley segura para el resto del mundo.

 Entonces, ¿cómo se debe buscar la perfección? ¿Dónde está nuestra esperanza? En la educación, y en nada más.

 La ciencia es conocimiento organizado. La sabiduría es vida organizada.

 La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación.

 Los pensamientos sin contenido están vacíos, las intuiciones sin conceptos son ciegas.

Mira de cerca. Lo bello puede ser pequeño.

Cuanto más ocupados estamos, más agudamente sentimos que vivimos, más conscientes somos de la vida.

Porque la ingratitud, como titulamos el comentario, es la esencia de la vileza.

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Poderoso caballero es don dinero

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Un consejo a todos.

El dinero y la riqueza tienen un embrujo diabólico. Suponen seguridad. Tener las espaldas cubiertas y defendidas.

Aparecen como la llave maestra que abre todas las puertas.

Por eso las personas se sienten tentadas a conseguir esa llave maestra por todos los modos y medios. Y los que la tienen se sienten tentados de usar y abusar, de acaparar avaramente, de sufrir una verdadera adicción.

En bien de ellos y nadie más,

Sí don Javier Martínez, maldita corrupción que hoy se combate estoicamente.

También el apego a la riqueza, al dinero, puede convertirse en una adicción, y muy peligrosa.

Vaya, como decía Santo Tomás: “La raíz de todos los males es el amor al dinero”.

Pero quienes lo tienen mal habido, como muchos, cuyos nombres todos sabemos son tan pobres que sólo tienen dinero.

Nosotros, con el ánimo de contribuir a la cultura cívica, la compartimos.

Y con ánimo constructivo también la historia que nos alienta cotidianamente:

22 DE OCTUBRE ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN DEL EJÉRCITO INSURGENTE LIBERTADOR, EN 1810

Día de fiesta y solemne para la Nación.

La Bandera Nacional deberá izarse a toda asta.

 El Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, contribuye, como el abogado Jorge Alberto Ravelo Reyes, que proporcionó su publicación en el Diario Oficial de la Federación, a enterarnos.

El 16 de septiembre de 1810, Miguel Hidalgo y Costilla inició la lucha por la independencia nacional en el pueblo de Dolores, Guanajuato.

 En unas cuantas semanas logró conformar un ejército de miles de hombres, la mayoría de ellos combatientes escasamente armados, carentes de disciplina y desprovistos de conocimientos militares.

Los capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama aportaron su experiencia en el arte militar y la adhesión del Regimiento de Dragones de la Reina.

 El resultado fue un ejército popular comandado por militares criollos y compuesto en su mayoría por mestizos, indígenas, rancheros, artesanos, vecinos de los pueblos cercanos e integrantes de milicias, provistos de algunos fusiles, pero sobre todo de armas blancas como cuchillos, espadas, machetes y lanzas, además de hondas, arcos, flechas y aperos de labranza.

Al principio, el grueso de las fuerzas insurgentes compensó su nulo entrenamiento y la falta de una estrategia, con lo imponente de su número y el incentivo ideológico de luchar contra la opresión política y social del régimen colonial.

Para proveerse de una insignia, Hidalgo tomó del santuario de Atotonilco una imagen de la Virgen de Guadalupe, que la tropa adoptó con fervor.

Los insurgentes ocuparon San Miguel el Grande y de ahí prosiguieron la marcha hacia Celaya, donde entraron sin resistencia el 20 de septiembre.

Se procedió a la fabricación de armas, en especial de lanzas, además de conseguir pólvora, procedente de las minas.

En Celaya, Hidalgo convocó al Ayuntamiento para exponer las razones de la lucha insurgente.

Los congregados reconocieron a Hidalgo como capitán general; a su vez, Allende fue nombrado teniente general; Aldama recibió el grado de mariscal de campo, y se otorgaron diversos grados para el resto de los milicianos y jefes de los contingentes.

 Provistos de más de 20 mil elementos, los insurgentes partieron hacia Guanajuato, ciudad relevante tanto por su ubicación y número de habitantes, como por los ingresos que obtenía de la minería.

 La acción más significativa fue la toma de la Alhóndiga de Granaditas, el 28 de septiembre.

Semanas después, los insurgentes se dirigieron a Valladolid, que ocuparon mediante capitulación, el 17 de octubre de 1810.

 En esta ciudad, Hidalgo expidió el primer decreto de abolición de la esclavitud y supresión de tributos indígenas.

La organización del ejército insurgente se formalizó en Acámbaro, el 22 de octubre de 1810.

Después de pasar revista a la tropa, se realizó un consejo con los principales jefes del movimiento y se formaron regimientos de mil hombres.

Hidalgo fue nombrado generalísimo.

Allende capitán general.

Aldama, Jiménez, Arias y Balleza, tenientes generales.

Los nombramientos se dieron a conocer a la tropa que aclamó a los primeros jefes de la gesta libertaria, que concluyó en septiembre de 1821, con la consumación de la Independencia Nacional.

Día de fiesta y solemne para la Nación.

La Bandera Nacional deberá izarse a toda asta.

Nos instruye el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, a quien agradecemos como al licenciado Ravelo Reyes, nuestro vástago.

craveloygalindo@gmail.com

Debemos ser gratos

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ______________

Este día, hace cincuenta y cinco años, nació Arturo Javier y recuerdo que Bey y yo recordamos que la paternidad no es un capricho o un accidente. Es un don de Dios, que nace del amor.

 Felicidades hijo, a tu Mónica y a Paolo, el nieto cancunense.

 «Agradezcamos a las personas que nos hacen felices; son los encantadores jardineros que hacen florecer nuestras almas.»

 Esta frase de Marcel Proust, nos permite reconocer que, en tiempos difíciles como estos, a menudo podemos quedar atrapados en nuestras luchas diarias y sucumbir a la lluvia de malas noticias.

O esta de José Alfredo Jiménez, compositor mexicano:

“Yo quisiera que Dios, que Dios los arrullara…y un mañana distinto y un distinto mañana también Dios les regalara”

Oportunos consejos para ahora que los malos pensamientos y la negatividad pueden comenzar a dominar nuestras vidas y causar ansiedad y angustia.

 Es entonces cuando sentimos que es extremadamente importante contar nuestras bendiciones, sean las que sean.

Las personas hermosas con las que estamos rodeados, las pequeñas y preciosas alegrías de la vida, nuestra conexión con la naturaleza y los demás, nuestra salud, la lista continúa más y más.

Recolectemos todas estas cosas invaluables y recordemos la belleza de la vida y lo afortunados que somos de estar aquí, ahora mismo.

Y poder leer algunas de las citas más sabias y profundas sobre la gratitud que han sido pronunciadas.

 «Disfruta de las pequeñas cosas, porque un día puedes mirar atrás y darte cuenta de que eran las grandes cosas.»- Robert Braun

 «Es algo gracioso de la vida, una vez que comienzas a tomar nota de las cosas por las que estás agradecido, comienzas a perder de vista las cosas que te faltan.»- Germani Kent

 «Usa la gratitud como un manto y alimentarás cada rincón de tu vida.» – Rumi

 «La gratitud es la señal de las almas nobles.»- Aesop

 «El aprecio es algo maravilloso. Hace que lo que es excelente en otros pertenezca a nosotros también.»- Voltaire

 «No tengo talonarios de cheques, no tengo cuentas bancarias, aun así, me gustaría expresar mi agradecimiento. Tengo el sol por la mañana y la luna por la noche.»- Irving Berlin

 «La apreciación puede hacerle a alguien el día, incluso cambiar una vida. Tu disposición para expresarla con palabras es todo lo que necesitas.»- Margaret Cou

 «Reflexiona sobre tus bendiciones actuales, de las cuales todo hombre tiene abundancia; no sobre tus desgracias pasadas, de las cuales todos los hombres tienen algunas.»- Charles Dickens

 «Señor que me das la vida, dame un corazón lleno de gratitud.»- William Shakespeare.

 «Deja que la gratitud sea la almohada sobre la que te arrodilles para rezar tu oración nocturna. Y deja que la fe sea el puente que construyas para vencer el mal y dar la bienvenida al bien.»- Maya Angelou

 «Agradezcamos a las personas que nos hacen felices; son los encantadores jardineros que hacen florecer nuestras almas.»- Marcel Proust.

craveloygalindo@gmail.com

Ser tu amigo es un honor

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Es cierto queridos, respetados y respetables médicos. Queremos decirles a todos los doctores en medicina del mundo, llámense Jorge Alberto, Miguel Angel, Ernesto, Pedro, Manuel, Mauricio Carmen, Dalia, María, Alejandra y etcétera, etcétera, que ser tu amigo es un honor.

Específicamente este día recordarles a ellas y ellos, todas y todos los que dedican su vida a preservar la ajena:

Hacer un amigo es una gracia. Tener un amigo es un don. Y conservar un amigo es una virtud.

Somos, con apoyo de grandes historiadores, entusiastas en ponderar a nuestras heroínas.

Por cierto, este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador emitió un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para que quede establecido legalmente en México el 23 de octubre como Día del Médico, y cuya primera conmemoración está dedicada al personal que atiende la pandemia del COVID-19.

En Palacio Nacional, donde se entregaron reconocimientos a médicos destacados, resaltó que esta celebración, que ya se realizaba,  queda como una conmemoración legal y formal.

Durante su conferencia matutina, el mandatario destacó que los trabajadores de la salud, en medio de un ambiente de polarización social en el país, cerraron filas, no realizaron protestas en las calles, no hicieron paros en los hospitales y se avocaron a atender la emergencia sanitaria.

Escritoras, poetas, científicas, periodistas, etcétera nos estremecen por haberlas leído, escuchado.

Como hoy que con la ayuda de doña Norma Vázquez Alanís, nos aclaran mitos sobre Josefa Ortiz de Domínguez, la Corregidora de Querétaro.

 Con el interés de hacer ruido cognitivo sobre la historia oficial, el cronista auxiliar del municipio de Querétaro, Eduardo Rabell Urbiola, ofreció una conferencia con el tema ‘Mitos y realidades del aviso de Josefa Ortiz de Domínguez’,

durante la cual presentó una versión más realista de este hecho consignado por la historia oficial como “una desesperada corregidora encerrada en su habitación y dando golpes con el tacón de su zapato en el suelo, a fin de ser escuchada y poder avisar a Ignacio Allende que la conspiración había sido descubierta”.

Ante miembros de la Academia Nacional de Historia y Geografía (ANHG) que participaron en esta video charla se presentó una minuciosa investigación historiográfica apoyada con imágenes muy detalladas de todos los recorridos, con tiempos y distancias precisos, de los sucesos previos al Grito de Independencia, así como del árbol genealógico de los corregidores.

El ponente se refirió al protagonismo que tuvo la corregidora de Querétaro en el inicio de la gesta independentista en la Nueva España y su posterior triunfo, pues fue ella quien avisó que habían sido descubiertos.

Durante las juntas de conspiración les decía que no pidieran, que actuaran por lo que querían; los impulsaba a proceder a la lucha por la independencia.

El historiador hizo un bosquejo de la personalidad de Josefa Ortiz Téllez Girón, quien, dijo, nació en la ciudad de México según consta en su acta de bautismo.

Tenía ascendencia negra y no era bella, pero era una mujer de voluntad férrea, aguerrida y leal a sus ideales libertarios, que controló a la gente en la calle… “y en su casa a su marido, el corregidor”, agregó el historiador con ironía.

Durante tres años estudió en el Colegio de las Vizcaínas, donde aprendió a bordar, leer y escribir, pero su hermanastra María Sotero, hija del primer matrimonio de su padre y quien la acogió cuando ambas quedaron huérfanas, tuvo que sacarla por falta de recursos.

Josefa -quien tenía siete años cuando murió su padre- no quiso trabajar de sirvienta y se consiguió un tutor que pagara para que ella continuara en ese Colegio, en el cual sufría cierto grado de discriminación porque era más morena que las otras alumnas; sin embargo, fue una estudiante notable.

Aunque después fue expulsada, nada menos que por estar embarazada de Miguel Domínguez, relató el conferenciante, entonces se fue a vivir con él, y cuando esperaba a su segundo vástago le planteó que resolvieran su situación legal;

 Se casaron en secreto, a pesar de que él era viudo y con dos hijas, porque ella tenía ocho meses de gestación.

El matrimonio fue muy prolífico con una descendencia de 14 retoños, según el ponente, aunque otras fuentes consignan 12.

En 1801 Miguel Domínguez llegó como corregidor a Querétaro y para 1803 ya hacia defensas contra abusos, en 1804 se enfrentó al Real Tribunal de Minería contra la cédula de aplicación de fondos piadosos al de consolidación de vales reales, es decir se opuso a que las autoridades enajenaran los bienes de las obras pías.

Como consecuencia de ello fue suspendido arbitrariamente de su cargo de 1805 a 1807. No lo podían cesar porque tenía nombramiento real.

Al entrar de lleno en los acontecimientos previos al descubrimiento de la conspiración de independencia, el ponente explicó que la casa real de los corregidores tenía una puerta principal y cinco más, una de las cuales era para las audiencias, las cuatro restantes eran tiendas.

Junto estaban las cárceles de las cuales era entonces alcalde el señor Ignacio Pérez Álvarez.

 Estos datos son importantes para desestimar el mito de los taconazos de la corregidora, recalcó.

Además, aclaró que Miguel Hidalgo sólo estuvo en Querétaro dos veces y

no con la frecuencia que se ha señalado en la historia oficial.

La primera fue para la confirmación del templo de San Felipe Neri en 1804 y la segunda en 1810 para ver al corregidor Miguel Domínguez -quien era masón y por ello tenía ideas libertarias.

Es falso que asistiera a las reuniones literarias que organizaba Josefa Ortiz.

Rabell sostuvo que en Nueva España había conspiraciones oficiales por el mal gobierno e indicó que un error de Ignacio Allende, al discutir por el precio de alimento y arreos para los caballos suyo y del cura Hidalgo, provocó que se suspendieran las reuniones conspirativas en la casa real.

Entonces comenzaron a hacerse en otros domicilios como el de Juan Nepomuceno Mier y Altamirano, Epigmenio y Emeterio González Flores e Ignacio Villaseñor, entre otros.

Debemos dejar atrás la historia oficial nos afirma Norma L. Vázquez Alanís. Porque si bien no podemos arrancar el mito, sí podemos ir dar a conocer la realidad histórica de México.

antes de que Miguel Hidalgo llamara al pueblo a luchar por la libertad, hubo varias denuncias sobre la conspiración:

El 10 de septiembre se dio la autodenuncia del capitán Joaquín Arias,

El 11 se presentó la denuncia de Mariano Galván,

El 13 Manuel Iturriaga de Alzada habló de la conjura independentista al sacerdote Rafael Gil de León, al romper el secreto de confesión dio aviso a las autoridades virreinales,

Y por último el 14 de septiembre Fernando Araujo reveló el movimiento desde la prisión donde purgaba una condena por asesinato.

. A manera de conclusión, Eduardo Rabell opinó que la historia oficial se ha platicado como una novela y ha mentido.

A su juicio fue Lucas Alamán quien generó el culto a los héroes, pero ni siquiera estuvo en Querétaro y lo relatado lo supo de oídas.

La historia oficial -dijo- nos ha platicado episodios revueltos para hacernos una historia romántica porque en el siglo XIX era lo que estaba de moda.

craveloygalindo@gmail.com

Algunas precisiones

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ________________

Con singular lealtad a lo que escribimos debemos dar respaldo a nuestros temas.

     Maestro Carlos buenos días: espero se encuentre bien en esa fantástica tierra de la eterna primavera.

     Agradezco mucho sus comentarios a mis recuerdos del fatídico 68. en cuanto a los hechos, se han dado diversas versiones y/o datos como es natural en esos casos.

Lo importante es que se escribieron las historias.

        Reciba mi fuerte abrazo y respeto.  Virgilio Arias Ramírez

         Y don José Antonio Aspiros Villagómez:

               Estimado amigo: gracias como siempre por enviar tus Nubes, esta vez sobre un hecho histórico que a todos nos conmovió y recordamos de diversas maneras todavía.

Tengo algunos comentarios:

Dice don Virgilio qué tras los sucesos estudiantiles cerca de la Ciudadela, «alguien» llamó a la policía. ¿Quién sería ese «alguien»?

No olvidemos -lo digo con malicia- que el escenario de la escaramuza estudiantil está muy próximo a la Secretaría de Gobernación, y que el secretario era Luis Echeverría, el que tiraba las piedras y escondía la mano.

Y debemos recordar también que -según esta versión- los politécnicos fueron a ver al regente Corona del Rosal, a quien no quería el presidente GDO.

Habría que rascarle mucho a las hipótesis derivadas de esos datos para tal vez encontrar otras vetas del conflicto.

Además, tengo dudas acerca de algunos datos:

1.- Dicen tus Nubes que la reunión con Corona del Rosal fue el 26 de julio, pero fue la fecha en que los estudiantes marcharon en reclamo de atención a su pliego petitorio, y al coincidir con la marcha de los comunistas que recordaban el aniversario de la Revolución Cubana, intervino la policía y se prendió la mecha que fue apagada el 2 de octubre siguiente.

2.- Tal vez se refiera el texto a Villaurrutia donde se menciona a Villa Urrutia, y sobre García Saldaña, si se trata de Parménides, no era periodista, sino escritor muy aficionado a las drogas y de ahí el título de su novela Pasto Verde.

Fue mi compañero en la Secundaria 3 y murió joven a causa de sus excesos. Tú lo recordarás, porque escribía -no como periodista, sino como colaborador- en el suplemento dominical de Excélsior.

3.- La película Canoa no es de esa década de los 60, pues su estreno tuvo lugar en 1976 y se refiere a un hecho real de 1968 ocurrido en San Miguel Canoa, Puebla.

4.- Es cierto que los Beatles se popularizaron en los sesenta, pero también fue la década en que desaparecieron como grupo, aun cuando su música es inmortal.

Me disculpo si son inexactas o incómodas mis observaciones. Todo el conflicto estudiantil lo viví desde la redacción de El Heraldo de México.

Entonces no era reportero, sino redactor de cables y noticiarios para radio en la agencia Radionoticias El Heraldo. Recuerdo exaltados y asustados a los reporteros que fueron a Tlatelolco aquel 2 de octubre.

A Juan Ibarrola Jr. lo acompañé en un taxi que me dejó a la mitad del camino porque yo no estaba comisionado para reportear nada entonces, y él siguió al lugar de la balacera para apoyar a quienes ya estaban allá en la cobertura.

 Llevaba una macana y un casco de la Cruz Roja. Unos seis años después llegué a vivir a Tlatelolco, de donde nos expulsó el sismo de 1985 a las familias de Víctor García Solís y la mía. Bueno, más bien a todas las del edificio Chamizal.

 Las fotos son de algunos de los muchos daños en mi departamento, el 1302 (piso 13), que permuté -Infonavit de por medio- por una casita en Miramontes, donde viven dos de mis hijas -una viuda y otra divorciada- con su mamá y sus chicos, a pesar de que tienen sus departamentos propios también por esos rumbos.

En El Heraldo, el dueño Gabriel Alarcón había almacenado armas desde que los estudiantes fueron a gritar «prensa vendida» afuera de Excélsior, por su se ofrecía.

Te comento que fui amigo de un egresado del IPN que fue líder estudiantil mucho antes del 68: Vicente Oria Razo (ya fallecido), politécnico y también periodista como Julio Pomar y tantos otros egresados del plantel que fundó don Lázaro Cárdenas.

¿Ya ves? Iba a seguirme, pero mejor aquí le corto, pues estoy por terminar la actualización de lo de Notimex y no quiero distraerme mucho.

Y «taca taca – taca taca», como decía la ya finada Meche Aguilar por el sonido del teletipo al picar la cinta para poner el punto final.

 O «mucho rollo», como ponía en sus mensajes de más de dos párrafos nuestro también querido colega Octavio Raziel.

Pero sin que falte decir «salud». A”

               Aprendimos más. Gracias amigos.

               craveloygalindo@gmail.com

Un centenar de zapatos, de los estudiantes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ______________

 “Los soldados mexicanos no asesinan, no desmientas al poeta de la República”: Guillermo Prieto.

Mientras los matutinos presentaban fotos del desaguisado militar del 2 de octubre.

A tres columnas, en la primera página de Ultimas Noticias de Excélsior, el director de la edición, Jorge Villa Alcalá, consideró oportuno y explicativo dar a conocer el suceso del día anterior:

Solamente el centenar de zapatos, de niños, hombres y mujeres, qué al escapar de la plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, dejaron tirados.

En el gran espacio vacío, sólo el calzado reunido en el centro por los barrenderos.

Sí seguimos inmersos en la cruenta historia que nos narra don Virgilio Arias Ramírez. A quien reconocemos como ejemplo del Instituto Politécnico Nacional, Gracias chiapaneco emérito.

En efecto nos quedamos ayer en que “Los soldados mexicanos no asesinan, no desmientas al poeta de la República”: Guillermo Prieto.

Concluimos hoy con el tercer y último capítulo.

 Terminó el mes de septiembre y llegó el fatídico DOS DE OCTUBRE.

Esa tarde, el Consejo Nacional de Huelga programó la manifestación a las 15 horas y el último orador sería Florencio López Ozuna del Instituto Politécnico Nacional.

Se empezaron a reunir estudiantes de diversas escuelas, miembros de sindicatos independientes, y simpatizantes en la Plaza de la Unidad habitacional de Tlatelolco, al lado sur la Iglesia Santiago Tlatelolco, al oriente el edificio Chihuahua, al norte la Vocacional No. 7 y al poniente el hoy Eje Central Lázaro Cárdenas.

Un cuadrado amplio,” encerrado”. A ese sitio muchas personas quisieron entrar, pero a las cinco de la tarde el ejército ya no lo permitió. Ya el lugar estaba completamente lleno;

 Se colocó el templete frente a la iglesia y por el foro desfilaron varios oradores que reprobaron la incomprensión del gobierno federal.

Cuando principiaba su discurso el último el líder de la Escuela de Economía del IPN Florencio López Ozuna, apareció un helicóptero de donde salieron luces de bengala.

Eran del Batallón Olimpia y según algunos testigos, de ahí surgen los primeros disparos a la multitud y hacia los soldados. Ya la balacera era en diversas direcciones, naturalmente lo que siguió fue la confusión y el pánico.

La “estampida” humana corrió en diferentes direcciones, pero por todos lados encontraban soldados y agentes de la policía que no les permitían salir hacia los edificios o las calles.

Caían los muertos y heridos, unos queriéndose proteger en los edificios.

Algo reprobable y criminal: el sacerdote de la iglesia Santiago Tlatelolco mando que se cerrarán las puertas.

 Quedaron al pie de ellas, un montón de personas muertas o heridas que no encontraron el menor auxilio, al igual que en la entrada de los edificios, donde los agentes entraron. Tiraron las puertas y penetraron a los departamentos.

Acusaron a sus residentes de proteger a “comunistas agitadores”.

A las seis de esa tarde gris por la llovizna, todo era aturdimiento y llanto en la plaza de las “Tres Culturas”  Unidad Tlatelolco; un verdadero desconcierto con la sirenas de la Cruz Roja y Cruz Verde, camiones del ejército y de la policía, en la explanada.

Además de los muertos y heridos quedaron: zapatos, bolsas, suéteres, chamarras, paraguas, y demás objetos personales, se supo que muchos de ellos fueron llevados al Campo Militar Número Uno, fue una ignominia la matanza de civiles de diferentes edades.

 Al día siguiente la plaza amaneció limpia: barrida y regada.

Ante estos reprobables crímenes, los periodistas mexicanos y varios extranjeros cumplieron cabalmente con su responsabilidad y función de informar verídicamente de los acontecimientos.

Muchos de ellos fueron despedidos de sus empleos y otros más, se volvieron activistas y terminaron en la cárcel.

En el Politécnico donde se inició el conflicto, existía la Asociación de Prensa Estudiantil Técnica que llegó a coordinar 35 periódicos estudiantiles del Politécnico y de los Institutos Tecnológicos Regionales del país, su presidente era Fausto Romo Sánchez, estudiante de la Escuela Superior de Contabilidad y Administración (ESCA) y director del Periódico Avante.

El Vicepresidente Virgilio A. Arias Ramírez-C, estudiante de la Escuela Superior de Economía (ESE) y director del Periódico El Económico, ambas escuelas ubicadas en el Casco de Sto. Tomás.

Durante el movimiento, continuaron los periódicos, pero de forma clandestina. No era fácil conseguir el papel porque las imprentas eran permanentemente vigiladas, y por lo mismo se recurrió a los mimeógrafos y volantes, porque el papel bond era más fácil conseguirlo.

Estos actos de barbarie y represión masiva, no se habían visto desde el gobierno de Porfirio Díaz Mori en Cananea, Sonora, Río Blanco, Veracruz y la Plaza de la Ciudadela en la Decena Trágica con Victoriano Huerta Márquez en febrero de 1913.

El movimiento fue “descabezado”, muchos líderes fueron a dar al “Palacio Negro”, la cárcel de Lecumberri. Estaban ahí el muralista David Alfaro Siqueiros y José Revueltas que escribió El Apando.

Algunos líderes originales fueron desparecidos, otros estaban cansados o dispersos, porque eran perseguidos furiosamente.

 Surgieron otros seudo “líderes”, que sagazmente se colgaron del lamentable acontecimiento, ellos sí llegaron a ser altos funcionarios del gobierno federal: diputados, senadores, y otros incluso con el tiempo alcanzaron la gubernatura de su estado, algunos de ellos todavía viven de la política.

En su sexenio Luis Echeverría, se interesó en abrir espacios a la juventud. Unos aceptaron, pero otros no querían saber nada del gobierno.

Para los que ahora tienen 60 o 70 años, estos negros recuerdos en muchos de ellos no se borra, fueron los qué por alguna feliz circunstancia, se salvaron en estos fatales hechos sociales e históricos.

Tiempo después se escribieron diversas versiones del movimiento estudiantil.

Por ejemplo, el periódico La Jornada del 29 de enero de 2012 publicó la entrevista que le hicieron a Miguel Nazar Haro, con amplio historial en la Policía Federal, quien declaró que el embajador de los Estados Unidos en México Fulton Freeman, en esos días se entrevistó con el general Marcelino García Barragán, quien era el secretario de la Defensa Nacional y le pidió:

 “De un golpe de Estado, y tome la Presidencia” y que el General le contestó: “no voy a pasar a la historia como un traidor a mi Patria”, y valientemente lo corrió de su oficina.

Quedó plenamente demostrado que la Agencia Especial de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, participó abiertamente con sus agentes al provocar disturbios para crearle problemas al gobierno de México.

Por cierto, como estudiante de economía en el Instituto Politécnico Nacional, en julio del 68 fui compañero de la profesora Rosario Ibarra de Piedra y su hijo, en el IX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, celebrado en Sofía, Bulgaria.

 Recibimos una invitación para viajar a la Unión Soviética por tren con todos los gastos pagados.

Ellos aceptaron y no volvimos a vernos, pero se supo que al regresar los dos fueron detenidos en el aeropuerto de la Ciudad de México y llevados a la Cárcel de Lecumberri.

 El autor de esta crónica prefirió regresar a Paris y de ahí viajar a Londres para conocer a los Beatles, por lo que vivió solamente parte del movimiento estudiantil porque regresa de Europa a fines de septiembre de ese año.

Finalmente, se realizaron las Olimpiadas durante las cuales se rompieron varios récords, que los medios informativos daban singular relevancia a los resultados de la fiesta deportiva.

En el fondo el sentimiento de la juventud que sufrió y los padres de familia que perdieron a sus hijos, jamás podrían borrar de su mente y de su corazón las consecuencias de esa brutal represión estudiantil por un exceso de autoridad federal y se grabó la frase que hoy, todavía se repite:

 “El 2 de octubre no se olvida”.

El licenciado Virgilio Arias Ramírez es actualmente secretario general del Club Primera Plana y vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, amigo escritor a quien agradecemos su anuencia.

craveloygalindo@gmail.com

Sigue la epopeya estudiantil

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Es nuestra obligación, con autorización de nuestro amigo Virgilio Arias Ramírez dar a conocer su trayectoria en el Instituto Politécnico Nacional.

Egresó como licenciado en economía y en pedagogía. Y ya en el oficio de escribir obtuvo la licenciatura en periodismo.

En la actualidad es el secretario general del Club Primera Plana y vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

Sigamos con el segundo capítulo del acontecer estudiantil del sesenta y ocho, tal como nos lo narró:

Alguien dijo: “Podrás negar la realidad”, pero no las consecuencias de esa realidad.

Nosotros desde Excélsior, como reporteros, cubrimos parte del suceso. Estuvimos presentes durante pláticas de estudiantes con el procurador general de la República don Julio Sánchez Vargas, en su sede entonces de Correo Mayor a espaldas de Palacio Nacional.

Jorge de la Vega Domínguez, por el Poli, y Andrés Caso Lombardo, por la Unam, eran mediadores entre gobierno y estudiantes.

Y los acompañamos también en el Campo Militar número uno.

Es cierto:

 Durante el movimiento estudiantil del 1968, todo cambió, nada siguió igual:

El presidente de México era Gustavo Díaz Ordaz y el secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez. Pedro Ramírez Vázquez fungía como presidente del Comité Olímpico de los Juegos Olímpicos de 1968, compromiso del gobierno mexicano, con el mundo.

Para ello se construyeron unos y se acondicionaron otros: la Villa Olímpica para alojar a los deportistas

El canal de Cuemanco, en Xochimilco y se adornaron con estatuas de los países participantes en diversos camellones y muchos otros arreglos de campos deportivos, incluso en varios estados del país para esta “fiesta deportiva”.

También en Europa se dieron algunas manifestaciones.

En mayo de ese año en Francia se había dado un movimiento civil que fue negociado y todo volvió a la calma.

En Inglaterra surgía la recia figura del liberalismo económico en Margaret Thatcher.

En el cono sur de América se dieron varios “golpes de estado” promovidos por los Estados Unidos, a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que como veremos después despojaron del poder a Salvador Allende, presidente de la República de Chile.

En México, la huelga estudiantil continuaba sin respuesta alguna de las autoridades bajo el gobierno autoritario de Díaz Ordaz, quien fue abucheado al inaugurar los Juegos Olímpicos el 12 de octubre de ese fatídico año del 68, no obstante haber dado a la juventud (hombres y mujeres) el derecho al voto a los 18 años.

Con la capital paralizada, los miembros de los comités de lucha de todas las escuelas ya eran perseguidos por la policía del Distrito Federal y los agentes de la Secretaría de Gobernación.

A tal grado que nadie portaba la credencial de estudiante porque si le era encontrada de inmediato era detenido, por “sospechoso de ser agitador”.

 Muchos padres de familia de los estados vivieron al D. F. para llevarse a sus hijos, al percatarse del riesgo que corrían y porque no había clases.

Se dieron las primeras marchas organizadas por el Comité Nacional de Huelga” del Poli, las cuáles eran ordenadas y sin violencia de ninguna clase.

Al principio solamente se gritaba en coro la salida del jefe de la Policía y del Cuerpo de Granaderos.

Todo cambió drásticamente, y se complicó al darse la primera marcha, que coincidió con otra organizada por la Confederación Nacional de Estudiantes Democráticos el 26 de julio, que hizo una manifestación de “Solidaridad con la Revolución Cubana”, y hubo represión en el área del Centro Histórico de la Ciudad de México.

El 29 de julio se había nombrado otra comisión en la escuela superior de economía encabezada por su líder Fernando Hernández Zárate, para que redactara un “Pliego Petitorio”.

Las razones iniciales del conflicto se dejaron de lado y el movimiento se politizó al participar grupos y partidos políticos de izquierda.

El primero de agosto Xavier Barros Sierra, rector de la Universidad izó la Bandera Mexicana a media asta y se considera que esto fue lo que más alarmó a las autoridades federales.

 La Federación Nacional de Estudiantes Técnicos por su parte el 4 de agosto publicó el manifiesto siguiente:

  1. Libertad a presos políticos,
  2. Derogación a los Artículos 145 y 145bis del Código Federal,
  3. Desaparición del cuerpo de granaderos,
  4. Destitución de los jefes policiacos,
  5. Indemnización a los familiares de todos los muertos y heridos, que fueron víctimas de agresión desde el 26 de julio en adelante,
  6. Deslindamiento de responsabilidades de los actos de represión y vandalismo por parte de las autoridades a través de la policía, granaderos y el ejército y
  7. Información completa y exhibición de los cadáveres correspondiente de los estudiantes fallecidos.

Las autoridades del Gobierno Federal y del Departamento del Distrito Federal, continuaban sin darle mayor importancia al movimiento, que marcó de por vida al México del siglo XX.

Surgieron otros líderes de los Comités de Lucha.

Fueron:

 Fernando Hernández Zárate, Sócrates Amado Campos Lemus, ambos de la ESE.

 Raúl Álvarez Garín, Gilberto Guevara Niebla, Salvador Martínez de la Roca, Anselmo Muñoz, Tomás Cabeza de Vaca, Félix Hernández Gamundi, Fausto Romo Sánchez, Marcelino Perelló (quien falleció el 5 de agosto del 2017).

 Eduardo Valle “el búho”, Ana Ignacia Rodríguez, Roberta Avendaño “la Tita”, Áyax Segura Garrido, quien quedó señalado como infiltrado por la Agencia Federal de Seguridad y Luis González de Alba, líder reconocido que falleció precisamente el dos de octubre, pero del año 2016.

Alguien dijo: “Podrás negar la realidad”, pero no las consecuencias de esa realidad. Durante el movimiento estudiantil del 1968, todo cambió, nada siguió igual:

               Los salones de clase se convirtieron en murales con pinturas llenas de consignas.

Las mujeres se vistieron de pantalones y empezaron a fumar, se popularizó la palabra pásala, agandalle.

Hombres y mujeres boteaban para la causa, y se producían en mimeógrafo hojas informativas, en todas las escuelas. Se quedaba una “guardia” con hombres y mujeres; algunos alumnos empezaron a usar aretes y pelo largo, muchos traían la camiseta y gorra con foto del “Che” Guevara asesinado el 8 de octubre de 1967 en Bolivia.

Los libros más leídos en la escuela de economía eran:  El Laberinto de la Soledad, El Capital, La Madre, Tabaco, Arco Iris, El Tábano, Los Super Machos, Dr. Zhivago, Cien años de soledad, entre otros.

Se popularizaron las “Peñas” folclor que trajo de Chile Rubén Schwartzman donde se cantaban versos de José Martí, de Mercedes Sosa, Violeta Parra, Chava Flores, etcétera.

El 28 de julio se dio el bazucazo en la Prepa 2 de la UNAM.

El 8 de agosto se forma el Consejo Nacional de Huelga y se realiza la manifestación del silencio el día 13 de agosto.

En septiembre, se dieron varios hechos:

La Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) cuyo presidente era José Cebreros fue rápidamente rebasada por ser “gobiernista”.

Era la organización estudiantil que representaba a los estudiantes del Politécnico.

En su lugar surgió la Federación Nacional de Asociaciones de Estudiantes Técnicos (FNAET) dirigida por Héctor Maga zuma, de Sinaloa y Virgilio Adrián Arias Ramírez, de Chiapas.

Integrada por estudiantes de los estados inscritos principalmente en el IPN y que vivían en las Casas del Estudiante Técnico.

Esta organización estudiantil que inscribió en el IPN a miles de jóvenes para el ciclo escolar (1969), fue bloqueada debido a la intromisión del gobierno en el sector estudiantil, a través del Luis Gómez Zeta del Sindicato Nacional Ferrocarrileros y del ingeniero Jorge Robledo Juárez de la Sección X del SNTE.

Los sindicatos se alinearon al Gobierno Federal.

El Ing. Javier Barros Sierra, como Rector de la UNAM se puso al frente de las manifestaciones, pero habría de renunciar el 23 de septiembre.

Los partidos políticos, unos estaban a favor del gobierno, pero los de izquierda, lo criticaban acremente.

 EL doctor Wilfrido Massieu Helguera, como director General del IPN, por depender de la Secretaría de Educación Pública no participó por ser institucional, lo mismo que el Director General de Chapingo, aún no era Universidad Autónoma.

A estas alturas en los periódicos de la Asociación de Prensa Estudiantil Técnica las consignas eran:

¡Fuera bestias de las Voca 7 (vocacional piloto ubica en la Plaza de las Tres Culturas) y de las Prevocacionales)

 ¡Caiga la tiranía¡, ¡Vivan las libertades! ¡Abajo la prensa venal!

 Otra consigna:

 “Soldados con bayoneta caladas, toman por asalto las vocacionales 5 y 7, violan la autonomía de la UNAM y

“Victoriosamente” ponen su bota militar en los recintos educativos; otra más: “¡!! Los soldados mexicanos no asesinan, no desmientas al poeta de la República: Guillermo Prieto ¡¡”

Mañana seguimos.

               craveloygalindo@gmail.com

Una plática histórica estudiantil

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

Con respeto al Cuerpo Armado. Y sin maldad por lo que enfrenta un general de cuatro estrellas, ante la justicia norteamericana.

No es nuestro Ejército Nacional. Sólo, ojalá, un descarriado.

Es otra época, también triste. Ya veremos que sucede.

Que con su pan se lo coma.

En fin, aquí vivimos y no olvidamos. Menos perdonamos. Ni callamos, como en tiempos idos.

Al platicar con nuestro amigo Virgilio A. Arias Ramírez egresado del Instituto Politécnico Nacional, sobre la epopeya y correcta versión, como estudiante y participante, del movimiento del sesenta y ocho. E informarle que nos piden repetir su amplia crónica que nos proporcionó. Con su permiso la reproducimos íntegra en tres capítulos.

Este, claro, es el primero:

Cómo empezó el movimiento del 1968 que terminó con la represión del 2 de octubre.

Hace 52 años en aquella tarde del 23 de julio, en la Vocacional No. 5 de Ciencias Sociales del Instituto Politécnico Nacional, ubicada frente a la Ciudadela de la Ciudad de México.

En esos años felices era costumbre que los alumnos de este centro escolar visitarán a la escuela secundaria Isaac Ochoterena a platicar con jovencitas y que los estudiantes de ésta, también fueran a la “Voca Cinco” con el mismo fin.

Ese día, se dio una ligera discusión entre algunos alumnos de ambos centros de estudio sin mayores consecuencias. Pero alguien llamó a la policía y en respuesta llegaron camiones con granaderos.

Sus elementos descendieron y sin investigar los hechos empezaron a agredir a los estudiantes, algunos corrieron para refugiarse en la escuela, pero ellos los siguieron y entraron.

Varios maestros al interponerse también fueron golpeados.

En la enfermería de la Escuela fueron curados los heridos.

El director era el contador Antonio L. Ross, y en reunión de la Sociedad de Alumnos, se nombró una Comisión para asistir a la Escuela Superior de Economía del mismo IPN que dirigía el licenciado Jorge de la Vega Domínguez, a exponer lo acontecido y solicitar apoyo para acudir al Departamento del Distrito Federal.

El jefe era el licenciado y general Alfonso Corona del Rosal. Y los de la policía: general Luis Cueto Ramírez, Raúl Mendiolea Cerecero y el comandante Alfonso Frías.

La comisión fue recibida hasta el día 26, donde solamente logró que el ejército y los granaderos fueran retirados del área de las escuelas del IPN.

En reunión de 18 representantes de escuelas, se acordó realizar una manifestación en contra de las autoridades del Departamento del Distrito Federal y ellos mismos se dieron a la tarea de visitar a otras escuelas del Politécnico.

Exponer la situación para que apoyaran y hacer presión ante las autoridades.

Se “mataron clases”; y el 29 de julio se nombró otra Comisión en la escuela de economía encabezada por su líder Fernando Hernández Zárate.

En el “Pliego Petitorio” contenía principalmente lo siguiente:

 Libertad a los presos políticos, Indemnización a los estudiantes heridos el 23 de julio por los granaderos y la destitución de los jefes policiacos, Cueto Ramírez y Mendiolea Cerecedo.

Pasaron los días y al no haber respuesta positiva, los estudiantes de las escuelas técnicas del Distrito Federal, la Escuela Normal, la Escuela de Agricultura “Chapingo” y facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México apoyaron a los politécnicos.

Al mismo tiempo se suspendieron las clases de nivel superior en todos los planteles educativos de la capital.

En los estados de la República, poco se sabía de esta grave situación porque los periódicos, radio y televisión “no les parecía noticia” digna de darse a conocer.

Algo de historia de aquel infausto año.

“Al iniciarse el año de 1968, en muchas partes del mundo se percibían nuevos aires de transformación social y económica.

Rusia avanzaba en su industrialización, en China había triunfado Mao Tse-tung, la India había logrado su independencia de Inglaterra bajo el liderazgo de Mahatma Gandhi y su “desobediencia civil”, varios países africanos también lograron ser libres de la tutela europea y el mundo vivía la “guerra fría”.

En México por décadas en materia económica se llamó “Desarrollo estabilizador”, esto es, que se había logrado un crecimiento económico anual del 6 del producto interno bruto (PIB) sostenido, lo que se advertía con obras de infraestructura:

Carreteras, presas hidroeléctricas, electrificación rural, introducción de agua potable, parques industriales, construcción de escuelas, producción y exportación de petróleo, distritos riego, unidades habitacionales.

Se fortalecía la salud a través del ISSSTE y el Seguro Social.

La producción agropecuaria encontraba gran impulso del gobierno federal. México se “daba el lujo” de exportar alimentos y el campo progresaba, aunque con una pobreza relativa.

En materia educativa la UNAM crecía.

El IPN que fue fundado en 1936 se consolidaba como la primera institución tecnológica de nivel nacional.

Al arribar al año sesenta, México observó el movimiento magisterial y ferrocarrilero y tenía una población de 48’893,607 con un considerable porcentaje en las zonas urbanas que integraban la clase media y en las zonas urbanas que ya accedían a la educación superior.

En ese despertar creció la demanda de vestido, alimentos, calzado y una porción de ella ya traía por lo menos sus “carcachitas”.

Nos referimos a la capital del país.

Aquí llegó la influencia europea y la gringa: las damas empezaron a vestirse de pantalón o minifalda, fumaban y tomaban licor.

Todavía el tequila, el mezcal y la cerveza no eran consumidas en este nivel social.

El romanticismo de la Revolución Cubana envolvió a los maestros y estudiantes.

Los intelectuales que hicieron vida literaria y los puentes culturales fueron: Gabriel García Márquez, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Julio Cortázar.

Eran latinoamericanos que tenían presencia literaria en el extranjero.

En la capital del país, despuntó la “Zona Rosa”, el ombligo citadino a visitar por las noches,

Y en el aspecto cultural surgían “caminos estéticos”, la “buena onda”, cambió de pronto el lenguaje, en los centros educativos y literarios, los ateneos, los cursos de pintura, exposición de fotografías y modelado.

De manera destacada y afortunada surgió La Casa del Lago, ahí se reunían los impulsores del saber.

Llegaron también las letras mexicanas que entre otros autores fueron:  Villa Urrutia, José de la Colina, Manuel Felguérez, Juan José Arreola, Tomás Segovia, Alí Chumacero, Homero Aridjis, Sergio Mondragón, Marco Antonio Montes de Oca.

Nació “La Espiga Amotinada» en la UNAM donde participaban: Margarita Michelena, Jaime Labastida, Eraclio Zepeda, Sergio Pitol, Rosario Castellanos, Jaime Sabines, Elsa Cross, José Emilio Pacheco, José Agustín, Carlos Monsivais, Vicente Leñero, Julieta Campos.

Los periodistas, Renato Leduc, Gustavo Salas, Hugo Hiriart, Roger Bartra, García Saldaña, Paulina Lavista Fotógrafa.

Las planas de Erotismo: con Juan García Ponce, y obviamente todos ellos eran bohemios que amanecían en cualquier lugar.

Ellos pulieron las letras, las hicieron bellas, fue un despertar generacional, un punto de partida.

Ya había TV a color, crecieron los cines clubs, con películas como: Bella de Día, Los cañones de Navarone, Casa Blanca, Ben-Hur, Rebelde sin causa, Eva al desnudo, Río Bravo, Rififí.

Y del cine nacional El Reboso de Soledad, Los Cristeros, María Candelaria, Los García, La Barraca, Doña Bárbara, México de mis recuerdos, Canoa, los Caifanes, etc.; se escuchaba buena música: boleros, Mambo, Chachachá, y lo nuevo era “el rock”.

En muchas tardeadas y madrugadas ya abundaba el licor, sin dejar de lado la mariguana.

Asiduo visitante de la “Zona rosa”, era el pretensioso dibujante y luego pintor José Luis Cuevas y se tornaron famosos los Super Machos de Eduardo del Río “Rius”.

A ellos los invitábamos al Politécnico y nos hacían reír a chorros, se popularizaron los Beatles y surgió la señal de “amor y paz”.

 Sin percatarse la juventud vivía su propia historia y no todos estaban conscientes de lo que ello significaba, porque el ayer y el mañana no existen, la vida es una realidad que debe experimentarse

Pero sí había un deseo de progreso personal, porque llegaron a la capital del país jóvenes que deseaban hacer una carrera profesional ya que en sus estados no había universidades.

 Eran principalmente de: Sinaloa, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Hidalgo, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Chiapas.

craveloygalindo@gmail.com

Con la caída de las hojas, debemos leer

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

A propósito de la Perla Tapatía, esta mañana en el enorme y bello santuario de los Mártires del Cristianismo, en Jalisco, fueron ordenados 30 presbíteros de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Y diez Diáconos.

En la ceremonia participaron el cardenal, que celebró la santa misa. Siete obispos. Y dieciséis sacerdotes auxiliares.

 El templo, tuvo concurrencia con la sana distancia y todos, excepto el alto prelado, con tapabocas.

Debemos recordar que ayer, allá, en España el Rey Felipe VI, acompañado de la reina Letizia y las hijas de ambos, entregó a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

“Porque impulsa, protege y promociona la literatura que ocupa en la vida cultural un lugar destacado del poder de la palabra escrita.

“La indudable influencia que los libros y la literatura tienen en la formación cultural y el necesario apoyo a los escritores de todo el mundo”

En la ceremonia inédita por virtual, don Raúl Padilla, ex rector de la Universidad de Guadalajara y presidente de la feria, confirmó a sus majestades que los libros y, en general, la letra impresa, se alimentan de la libertad y a la vez la amplían.

Que la modernidad política apareció con la libertad de imprenta, con el derecho a escribir y publicar sin restricciones.

Convocó al soberano hispano a defender, defendamos, dijo Padilla, este valor fundamental con más razón frente a los gobiernos populistas que hoy amenazan nuestra gerencia liberal.

Recordamos nosotros que cuando un pueblo lee y canta, Dios lo respeta.

Pero cuando la gente escribe y trabaja, Dios lo ama.

Hablemos de la luna de octubre. Es más hermosa. Y sucede después del verano.

 El otoño es un término que tiene su origen en el vocablo latino autumnos.

Esta es una de nuestras épocas favoritas del año debido que a nivel simbólico se le asocia a la madurez, así como al ocaso de la vida.

El otoño es una de las cuatro estaciones del año que sigue al verano y precede al invierno.

En muchos países el otoño ha comenzado con el equinoccio de otoño, que este año entró el 22 de septiembre.

Una de las características es la caída de las hojas de los árboles, que adquieren un color marrón o amarillo una vez que están secas.

Este es el paso para soltar las hojas viejas y esperar a la primavera para renovarlas.

Así como los seres humanos que necesitamos soltar lo viejo para dejar entrar lo nuevo a nuestras vidas.

 El otoño es la más linda de las estaciones.

 Esto no significa que el resto de las estaciones no tengan su belleza, ya que lo verde de la primavera, lo blanco del invierno, y lo brillante del verano también constituyen escenarios hermosos.

Sin embargo, el otoño es ese maravilloso momento del año en el que los árboles despliegan su máximo esplendor, las hermosas hojas de colores se enredan en juegos con el viento y todo parece ser más sereno.

Después de los calurosos meses de verano, la temporada de otoño viene con una caída en la temperatura, lo que permite un clima agradable e impresionantes vistas otoñales.

La naturaleza está pintada de amarillo, naranja y rojo, mientras que los árboles parecen quitarse la túnica dorada que habían usado hasta hace poco.

Se cree que la mágica temporada de otoño se ve igual en todo el mundo, pero la espectacular combinación de colores en diferentes regiones del mundo crea una imagen ligeramente diferente de lo que uno podría pensar.

El otoño es un momento fantástico para plantar porque el aire es fresco y el suelo todavía es lo suficientemente cálido como para alentar el crecimiento de las raíces. y aumentar la cantidad de proteínas.

El otoño ha comenzado en algunas partes del mundo y estamos a punto de celebrar la fiesta de Halloween.

La fruta más característica de esta fiesta es la calabaza, que además de ese hermoso color naranja proporciona una cantidad de beneficios que probablemente no sabías.

La naturaleza está pintada de amarillo, naranja y rojo, mientras que los árboles parecen quitarse la túnica dorada que habían usado hasta hace poco.

Mientras caen las hojas en otoño, Guadalajara sigue en un llano, y México en una laguna.

Y en China como en México, la luna de octubre es más hermosa.

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Ni un paso atrás

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

 El Club Primera Plana, nuevamente alza su voz para manifestar un rotundo ya basta. Ni un paso atrás.

 José Luis Uribe Ortega, dejó en claro que “los periodistas profesionales apoyamos el combate a la corrupción y a la complicidad, pero reprobamos y rechazamos asesinatos, insultos, calumnias, amenazas, mentiras, mensajes de odio, componendas y acciones que atenten contra fuentes de trabajo y la integridad de nuestras familias

Así, sin más, lo expuso nuestro presidente del respetado y respetable Club Primera Plana, licenciado José Luis Uribe Ortega, ayer.

Por primera vez en su historia, en un escenario inédito, virtual, en videoconferencia, el Club Primera Plana llevó a cabo su XXVIII entrega de reconocimientos a 200 compañeros periodistas de nuestro país.

La coordinación general del evento estuvo a cargo del compañero Mario Luis Altuzar y junto con él participaron Mercedes Ávila Govea, Alejandro Álvarez Manilla, Judith Álamo López y Arturo Zárate Vite.

Esfuerzo colectivo al que se sumaron Virgilio Arias Ramírez, Ángel Soriano, Roberto Guzmán, Pepe Arroyo, Carlos Ravelo Galindo, José Antonio Aspiros, Óscar Juárez, Rosalía Buaún Sánchez, destacados columnistas y comunicadores.

En el Día de la Fraternidad Periodística sobresalió el llamado a la unidad gremial y se recordaron frases de Benito Juárez, Francisco Zarco, Renato Leduc y Ricardo Flores Magón.

José Luis Uribe Ortega, en su calidad de presidente del Club Primera Plana, agradeció la asistencia de invitados, titulares y representantes de gobiernos, instituciones y organizaciones sindicales.

Dejemos a nuestro ilustre colega y amigo don Mario Luis Altuzar Suárez, presidente del capítulo Chiapas del CPP narrar lo sucedido.

Aseguró que ni la pandemia puede callar al periodismo que es la conciencia social y rechaza la colegiación de periodistas por ser una figura que usó las dictaduras latinoamericanas desde 1950 en la censura de medios de comunicación

Y así, sin más, se estableció este jueves 15 de octubre en el Día de la Fraternidad Periodística en ceremonia virtual.

En la ceremonia en que entrega el Club Primera Plana a periodistas de la República Mexicana 200 Reconocimientos quinquenales a la trayectoria periodística de 25 años en adelante, el presidente de la sexagenaria organización, José Luis Uribe Ortega, mencionó las condiciones adversas en que se organizó:

“Las condiciones críticas que enfrentamos todos los mexicanos, Covid-19, cuarentena, economía decadente e inseguridad, así como polarización y descalificaciones, serian motivos suficientes para suspender la Fiesta de la Fraternidad Periodística del Club Primera Plana”.

Sin embargo, “el Comité Ejecutivo que, presido, tomo la firme decisión de alentar a nuestros colegas a continuar con su loable labor informativa, otorgándoles un anhelado reconocimiento por trayectoria periodística, que no tiene tintes políticos ni clientelares, sino ser un galardón, de pares a pares, que testifica su compromiso en la búsqueda de un México mejor”.

Resaltó que los periodistas profesionales apoyamos el combate a la corrupción y a la complicidad, pero reprobamos y rechazamos asesinatos, insultos, calumnias, amenazas, mentiras, mensajes de odio, componendas y acciones que atenten contra fuentes de trabajo y a la integridad de nuestras familias.

El dirigente del Club Primera Plana convocó a un minuto de aplausos por los compañeros fallecidos por Covid 19 así como los 25 que cayeron en cumplimiento de su deber del 1 de diciembre de 2019 a la fecha:

 “No pedimos un minuto de silencio porque sería tanto como amordazarnos. Sea de aplausos porque jamás podrán callarnos”

Ante la impunidad y corrupción existente, Uribe llamó a levantar la voz para nuevamente exigir y exhortar a las autoridades federales, estatales Y municipales, Por las libertades de Prensa y Expresión

realizar diligencias necesarias e idóneas con la mayor prontitud, con especial atención en elementos relacionados con la labor periodística de la víctima.

La ceremonia organizada por Mario Luis Altuzar Suárez por mandato de asamblea virtual del Club Primera Plana, se fortaleció con la conducción de Mercedes Ávila Govea, Judith Álamo, Alejandro Álvarez Manilla, Arturo Zárate, coordinados por el organizador.

Doña Mercedes Ávila Govea recordó la frase del gran Renato:

 “El periodista político es el historiador de lo inmediato”

Renato Leduc, poeta, escritor y periodista mexicano y ganador del Premio Nacional de Periodismo de México, en 1978 y en 1983.

Mientras que Álvarez Manilla rememoró:

“Cobra vigencia la frase del Duranguense, Francisco Zarco, “la prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activos del progreso y de la civilización”.

Sumemos a este recuerdo a los fundadores, del CPP como aquellos dos jefes de redacción Miguel Tomassini Salcido y Daniel Cadena Z, indicó Álvarez Manilla.

La joya de la corona fue la participación del socio fundador, Jorge Bermejo García con 75 años de ejercicio profesional.

 Nos ilustró: en el año 1964, un grupo de grandes periodistas, lo digo por ellos, no por mí, nos reuníamos para planear la creación de un club muy especial, integrado por personajes del periodismo de la época, que eran, básicamente, los responsables de las primeras planas de los principales periódicos, o sea, jefes de redacción, subdirectores y columnistas muy destacados, de ahí el nombre de Club Primera Plana”.

Una gran lección de vida: “Aprendí que ser periodista no representa el simple acto de portar una credencial, ni el extraordinario poder de emitir juicios, positivos o negativos, contra personas o instituciones de forma pública.

Ser periodista es algo más que eso. El periodista si siente la verdadera vocación, es un hombre comprometido con su entorno y la realidad de su tiempo, nada humano le puede ser ajeno, especialmente a la desgracia humana”.

Doña Judith Álamo de Gonzalo Álvarez del Villar señaló en su conducción:

 “La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre, como es libre en el hombre la facultad de pensar”, aseguraba el presidente Benito Pablo Juárez García, el estadista que puso fin así a los intentos de los conservadores del siglo XIX de cancelar, como en toda la época virreinal, los derechos individuales de los mexicanos, dijo.

Arturo Zárate Vite explicó que Ricardo Flores Magón, periodista, precursor de la Revolución Mexicana y fundador del Partido Liberal Mexicano, cuando había liberales, observó “ayer como si fuese hoy, la libertad de prensa está convertida en el termómetro de las democracias en el mundo, por eso, atentar contra la libertad de prensa

es atentar contra la democracia. Por las libertades de Prensa y Expresión.

Con sus citas históricas, Altuzar Suárez concluyó: en este 2020 en donde la verdad es penalizada hasta con la muerte, perseguida judicialmente y víctima de ejecuciones extrajudiciales, a cambio, con espejismos futuristas imponen el endiosamiento de la mentira, el engaño y la difamación”.

Las hogueras mediáticas, mencionó, sin el mínimo respeto a las leyes, en esta Era de Obscuridad que cubre al mundo, bajo el sofisma de un Nuevo Orden Mundial en que se busca cancelar las libertades y garantías individuales, para imponer el hambre, la miseria y explotación de las mayorías para beneficio de una falsa teocracia, al ser en realidad una ineptocracia que busca ocultar su perversidad.

Participaron en esta magna ceremonia, los invitados especiales: Francisco Vallejo, director de comunicación social del gobierno de Oaxaca, en representación del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Mauricio Leyva Castrejón de la Secretaría de Cultura de Guerrero, en representación del gobernador de Guerrero, Héctor Antonio Astudillo Flores.

 Oswaldo García Jarquín, presidente municipal de

Oaxaca de Juárez y José Carlos Acosta, alcalde Xochimilco.

También estuvieron: Ángel Toledano Yáñez, director de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Hidalgo en representación del Rector Adolfo Pontigo Loyola.

craveloygalindo@gmail.com