Caos y anarquía predominan en el Metro de la Ciudad de México

.-  “Cero Tolerancia” a Bocineros, sentencia su director Jorge Gaviño Ambriz, al presentar su primer diagnóstico del transporte subterráneo naranja.

.- Admitió que  sufre de crónica enfermedad, pero que habrá de recuperar su estatus mundial de transporte masivo con muchos esfuerzos.

Blas A. Buendía _________

blasalejo@gmail.com

untitled

Un diagnóstico preliminar y las estrategias de trabajo de su administración, fue presentado por Jorge Gaviño Ambriz, como nuevo director general del Sistema de Transporte Colectivo-Metro, el cual presenta una enfermedad crónica que llevará muchos años para su recomposición, pero que de milagro su movilidad es funcional pese a los infortunios que viene sorteando desde hace años.

En conferencia de prensa, efectuada en la sede del STC de la Calle Delicias en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el funcionario planteó una serie de medidas que asumió como propias y como un reto al momento de asumir el cargo.

Subrayó que las líneas de acción están centradas en la seguridad y la calidad en el servicio a los usuarios del Metro; así como, en una administración transparente y eficaz de los recursos, acciones que responden a las directrices marcadas por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

El titular del STC recordó que, desde hace dos décadas, el Metro capitalino, que en breve cumplirá 46 años de servicio ininterrumpido, se mantiene entre los cuatro transportes en su tipo, más importantes del mundo, tanto por la longitud de su red, como por la cantidad de pasajeros que transporta.

Gaviño Ambriz desatacó los proyectos de expansión de algunas de sus Líneas, que habrán de conectarse a otros modos de transporte, como son, el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y la terminal del Ferrocarril Interurbano México-Toluca, además de la prolongación de la Línea A, hasta Chalco.

Lo anterior, detalló, hace necesaria la realización de un nuevo y dinámico Plan Maestro del Metro, que oriente el desarrollo de la red en el corto, mediano y largo plazos, integrando todas las variables del desarrollo regional y metropolitano. Para actualizar el Plan Maestro de 1999, se trabajará conjuntamente con la Secretaría de Movilidad.

Jorge Gaviño reconoció la antigüedad y obsolescencia de las instalaciones fijas y del material rodante del Metro. Citó que las tres primeras Líneas de la Red, ya cumplieron 45 años de servicio, y que la mayoría de los 390 trenes, férreos y neumáticos, que integran el parque vehicular, son modelos antiguos.

También subrayó la carencia de una planeación estratégica en la renovación de trenes, debido a la escasez de los presupuestos asignados y a la decisión de rehabilitar trenes viejos en lugar de sustituirlos por nuevos.

Respecto a las 11 acciones comprometidas a realizar con los recursos del Fideicomiso del Metro (FiMetro), Gaviño Ambriz dijo que actualmente, se llevan a cabo, la renivelación de vías de la Línea A, la instalación de nuevas y modernas escaleras eléctricas, en sustitución de las más antiguas, así como la adquisición y colocación de nuevos ventiladores y motocompresores en vagones y la instalación del nuevo sistema de radiocomunicación (TETRA) para trenes y estaciones.

Por lo que respecta al ambulantaje, que ha crecido cuan anarquía con indicios de impunidad y ante la gran cantidad de quejas y denuncias, el titular del STC dijo que se requiere la colaboración de todos los usuarios, para evitar comprar las mercancías que les ofrecen, además, de impulsar una nueva cultura cívica de los pasajeros, que contribuya a mejorar el servicio.

Anunció que durante la segunda quincena de agosto, se pondrá en marcha un programa de cero tolerancia a los bocineros, en el cual, se impedirá la entrada de los vendedores a las estaciones y los trenes.

Para alcanzar la accesibilidad universal facilitando el acceso a las personas con algún tipo de discapacidad, cada mes se pondrá en marcha una obra en beneficio de este sector, como escaleras eléctricas y mejoras a señalamientos e instalaciones, para mayor confort; además, dijo, se analiza la posibilidad de incorporar bandas transportadoras en las correspondencias de mayor longitud, como la de la estación La Raza.

Gaviño Ambriz también mencionó la problemática que enfrenta la Línea A (Pantitlán-La Paz), debido a las severas anegaciones en calles aledañas a la misma, debido a la falta de colectores y cárcamos de bombeo, las cuales afectan las instalaciones del Metro.

Ante ello, el STC estableció recientemente, una mesa de trabajo, con la participación de organismos de nivel federal, estatal y municipal para buscar y encontrar una solución integral a este problema y evitar las suspensiones del servicio durante la temporada de lluvias.

Finalmente, el Director General del Sistema de Transporte Colectivo reiteró que este primer diagnóstico está encaminado a la modernización del Organismo y a mejorar la seguridad, la eficiencia y el confort de los más de 5 millones de usuarios que a diario utilizan el Metro, como su principal medio de transporte, y que en la praxis, es el rector de movilidad de la capital de la República mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: