Buscan salvar al IMSS

Se confirma la devastación en el Hospital Número Uno

.- En su visita del sábado su director nacional Zoé Robledo, anunció la contratación de otros 250 profesionales de la salud, sin embargo no dijo nada sobre la falta de medicamentos, de equipamiento para los doctores, respiradores y hasta de intubadores.

Heriberto Bonilla Barrón _________________

El sábado estuvo en esta ciudad el director general del IMSS, Zoe Robledo, quien al anunciar la contratación de 250 trabajadores más de la salud no hizo más que confirmar lo que ese mismo día dieron a conocer FUERZA AGUASCALIENTES y Mis Raíces Digital, que sus clínicas y muy en especial el Hospital de Zona Número Uno se encuentra a punto de colapsar, ya que además de médico y enfermeras, hacen falta medicinas, equipamiento para los doctores, respiradores y hasta intubadores, en lo que es más que una gran irresponsabilidad, un verdadero atentado para todos los derecho habientes y el mismo Aguascalientes.

La falta de especialistas y equipo adecuado para atender a pacientes con COVID ha provocado no solo la muerte de cientos de personas, sino también de médicos y enfermeras, sino también que algunos de los pacientes que se encuentran entubados se hallan desconectado ellos mismos provocándose la muerte, algo que las autoridades de dicho nosocomio callan al igual que las del Gobierno del Estado, pues no les conviene que esto llegue a trascender en la ciudadanía, según nos dijeron varios médicos de dicho nosocomio.

Además los internistas se han quejado de que sus compañeros de otras especialidades los han dejado solos en las largas jornadas de trabajo para atender a los afectados por el coronavirus, mientras que los de otras especialidades como cirugía, pediatría, cardiología o urología, entre algunas, afirmaron que ellos no tienen la capacitación necesaria para manejar a esos pacientes.

Zoe Robledo.

Los médicos entrevistados por FUERZA AGUASCALIENTES y Mis Raíces Digital, afirmaron que la reconversión del Hospital Uno a uno cien por ciento COVID y la llegada de un número cada vez mayor de personas en estado grave, ha obligado al cierre paulatino de los otros servicios y a concentrar la atención en los enfermos de coronavirus, pero sin tener el equipo de especialistas adecuado y suficiente para darles soporte, a decir de los inconformes.

LA VISITA DE ZOE

Por otra parte, en su visita por Aguascalientes, el director general del IMSS Zoé Robledo anunció un reforzamiento de la plantilla de personal de salud, en particular de líderes de los equipos COVID, para lo cual se trabaja de la mano con el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social para 140 contrataciones, además de 90 plazas temporales.

El titular del IMSS hizo un llamado solidario a la población, pues se ha evitado la saturación hospitalaria, “pero en esto tenemos que colaborar todos, no es nada más un tema de las instituciones de salud, es también de la propia población, tener conciencia de que estamos viviendo una pandemia, no es una situación regular, ni ha terminado tampoco”.

Por su parte el gobernador Martín Orozco Sandoval indicó que en el tema de salud no debe haber diferencias «porque el bienestar de los mexicanos es una prioridad, por ello, el gobierno de Aguascalientes y las instituciones de salud federales trabajan como un solo equipo y en total coordinación».

El mandatario estatal anunció que luego de un diálogo efectivo con las autoridades de salud, se llegó a acuerdos importantes en las acciones para combatir al COVID–19, tales como la reconversión de camas en hospitales del IMSS y el Centenario Hospital Miguel Hidalgo, así como el incremento de personal de salud en nosocomios que atienden esta enfermedad y que así lo requieran.

Lo que omitió decir Martín Orozco es que por el hecho de haber permitido un maratón, hace poco más de 15 días, en el que participaron más de dos mil atletas, muchos de ellos fueron contagiados, así como otros que acudieron a uno de los juegos del Necaxa, sin olvidar a los contagiados durante la llamada Ruta del Vino, en donde el mandatario tuvo todos los días eventos cotidianos, por lo que el hecho de que ahora se hayan cerrado bares, cantinas y antros a las diez de la noche y que se estén prohibiendo los eventos particulares, no es otra cosa más que la ¨que después del niño ahogado se quiere tapar el pozo¨….así de fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: