Asamblea General de ONU y sus múltiples desafíos en la pandemia

La Habana (Prensa Latina).-  Es una Asamblea General muy diferente a las anteriores, en plena pandemia de Covid-19 y sin la agitación y complejidad de reunir a líderes de todo el mundo en la concurrida ciudad de Nueva York, donde radica la sede de ONU.

Esta es la realidad que rodea el segmento de alto nivel del mayor organismo de Naciones Unidas, que por primera vez en su historia acude a los formatos virtuales para desarrollar la mayoría de las intervenciones de los altos dignatarios.

Según establece una resolución adoptada en el 74 período de sesiones de la Asamblea General, cada Estado miembro, Estado observador y la Unión Europea pueden presentar una declaración pre-grabada de su jefe de Estado o Gobierno.

Este video se transmite en el salón del mayor organismo de Naciones Unidas y también vía digital. Pero la sala no estará vacía, pues los videos serán presentados por un diplomático de cada Estado, que estará físicamente presente.

«Sin embargo, cualquier líder mundial tiene derecho a presentarse en persona para pronunciar su discurso de apertura, una oportunidad sobre la cual se informa que al menos un presidente que busca la reelección este año está reflexionando», indica el sitio web oficial de noticias de la ONU.

Otros eventos de alto nivel programados en este 75 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, del 22 al 29 de septiembre, emplearán igualmente las plataformas virtuales para su desarrollo.

El planeta entero enfrenta una crisis como no hemos visto otra en nuestras vidas y urge afrontarla todos juntos, de manera coordinada, dijo en conferencia de prensa el secretario general de la ONU, António Guterres.

Pese a los impedimentos a raíz de la emergencia sanitaria que imposibilitan reunir físicamente a altos dignatarios, el debate general contará con la participación en video de hasta 170 jefes de Estado y de Gobierno, el mayor número de mandatarios registrado hasta ahora, anunció recientemente.

La tecnología permitirá que el máximo evento anual de la ONU se desarrolle a distancia, en medio de complejas circunstancias por la Covid-19, indicó el diplomático portugués.

Junto a la pandemia, que es la principal amenaza a la seguridad global en estos momentos, el mundo enfrenta desafíos muy relacionados, como el del cambio climático, recordó Guterres.

En este 2020, las concentraciones de gases de efecto invernadero alcanzaron nuevos máximos históricos, mientras que el hemisferio norte acaba de experimentar el verano más caluroso registrado, detalló.

Por ello, subrayó el secretario general, la recuperación de la crisis sanitaria debe estar alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU en su recién inaugurado 75 período de sesiones, Volkan Bozkir, afirmó que combatir la pandemia de Covid-19 será prioridad en su año de mandato.

En estos últimos seis meses, el rol de la ONU ha cambiado en muchos aspectos y ahora hay otras prioridades: entre las primeras, el combate contra la pandemia, recalcó al dirigirse por primera vez al plenario de la Asamblea, reunido bajo estrictas medidas sanitarias.

Asimismo, lamentó que la crisis sanitaria haya sido empleada para justificar acciones unilaterales, y justo en medio de tan difícil escenario, se cuestione la necesidad de la cooperación internacional.

Ningún Estado puedo enfrentar por sí solo esta pandemia y solo la cooperación multilateral permitirá contener el virus, subrayó el diplomático turco.

Bozkir también resaltó la importancia de garantizar el acceso de todas las personas a futuras vacunas contra la Covid-19.

La Asamblea General es el órgano más representativo y democrático de la ONU, y trataré de hacer lo mejor para construir consensos, expresó. No debemos perder el camino hacia el desarrollo sostenible, dijo y llamó a asegurarse que nadie quede atrás.

En estos momentos urge prestar atención a las demandas de las personas a las que servimos, especialmente a las más vulnerables, aseveró el titular de la Asamblea.

Como adelantaron las más altas autoridades de Naciones Unidas, la pandemia de Covid-19 marcará cada día de la sesión plenaria y eventos paralelos organizados en el segmento de alto nivel de la Asamblea General de la ONU en su 75 período de sesiones.

De hecho, el 30 de septiembre está programado un evento paralelo de alto nivel enfocado en acelerar el fin de la crisis sanitaria. Lograr una mayor coordinación entre las naciones del mundo y trazar estrategias comunes para enfrentar la Covid-19 destacan ahora entre las principales aspiraciones de los líderes de ONU.

Por lo menos, el debate general dará espacio a cada país para expresar sus preocupaciones y visibilizar problemas y desafíos en esta crisis, considerada la de mayor complejidad a nivel global desde la fundación de Naciones Unidas, en 1945.

*Periodista de la Redacción Norteamérica de Prensa Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: