Aparecen dos embolsados

.- Son dos hombres, amarrados de pies y manos, aparentemente presentan el tiro de gracia. Los cuerpos fueron arrojados a un terreno baldío de VNSA.

Mario Luis Ramos | El Sol del Centro / Fotos de Oscar Eduardo Salado __________________

Aguascalientes, Ags., 4 de julio 2020.- Dos cuerpos sin vida, fueron colocados parcialmente en el interior de bolsas de plástico negras y arrojados en un lote baldío de la calle Rincón Gallardo, en el sector Alameda del muy populoso fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, en la zona nororiente de la capital del estado.

De acuerdo a las primeras indagaciones del caso, se ha logrado conocer que son dos personas del sexo masculino, presumiblemente con el tiro de gracia y que se encontraban amarradas de pies y manos. Se sabe ya que no fueron asesinadas en el sitio donde fueron encontradas, sino que les privaron de la vida de manera violenta en otro sitio y posteriormente sus verdugos fueron a arrojar los cadáveres en ese lugar.

Una de las víctimas era de complexión media, vestía pantalón de mezclilla azul, playera verde, chamarra roja y tenis grises. El otro portaba botas de trabajo, de las utilizadas por los albañiles, camisa roja, pantalón de mezclilla y aparentemente era de edad madura, toda vez que tenía pelo cano.

Ambos cadáveres presentaban ya inicios de rigidez cadavérica post mortem, lo que indicaría que fue en las primeras horas de la madrugada cuando los arrojaron a este sitio.

Los hechos quedaron al descubierto la mañana de este sábado, cuando un habitante de esa alejada colonia salió de su casa para dirigirse a pie a su trabajo y, para hacer más corto el trayecto, se internó en el área sin construir debajo de las torres de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Durante el trayecto, alcanzó a observar a lo lejos y junto a un contenedor dos bolsas de plástico con una silueta que parecía humana, situación que le llamó poderosamente la atención y al acercarse se llevó el susto de su vida al percatarse que del interior de las bolsas sobresalían las extremidades inferiores dos personas.

De inmediato, se alejó del lugar para solicitar la presencia de elementos policiacos. Los primeros en llegar fueron policías municipales, quienes se encargaron de acordonar la zona para evitar se contaminara la zona y que representantes de la prensa se acercaran al lugar.

A los pocos minutos se sumaron elementos de la Guardia Nacional y la Policía Ministerial, así como integrantes de Servicios Periciales, quienes de inmediato se dieron a la tarea de iniciar el levantamiento de los cuerpos, así como de indicios que permitan dar con el paradero de los asesinos, así como los motivos que los llevaron a quitarles la vida.