AMLO los desoye y abandona, y los empresarios rompen con él

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno __________________

Pues no, Andrés Manuel López Obrador no dio la sorpresa ni cambio la ruta de su maltrato a los empresarios. En su proyecto de rescate económico no hay ni apoyos financieros ni fiscales para ellos. Pero sí el cobro de impuestos. La recuperación económica luego del coronavirus vendrá, afirma el tabasqueño, a través de la realización de la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía. Y con la persistencia del reparto de miles de millones de pesos en directo a los beneficiarios de sus programas sociales de siempre: adultos mayores, becas para jóvenes sin empleo, etc.

Los empresarios por su parte, ayer lo abandonaron. Y a través de la Coparmex, Concamín y Canacintra, advirtieron que no existe ningún acuerdo de la IP con el Gobierno como lo afirma el Presidente, y adelantaron que si AMLO persiste en no apoyarlos, se cerrarán inevitablemente cientos de miles de empresas y se producirá una enorme ola de despidos en el país.

Si no hay ingresos ni apoyos fiscales o financieros, como sí ocurre para los empresarios en otros países, afirman, aquí no habrá para el pago de nóminas.

 En sendos comunicados, Concamín y Canacintra indicaron que el impacto, la parálisis producida por la pandemia requiere de una respuesta económica del Estado.

“Pero el problema es que para el titular del Poder Ejecutivo primero son sus obras faraónicas, y solo después todo lo demás”.

El otro problema, indican, es que en su reporte de precriterios de política económica para 2021 entregado al Congreso, la Secretaría de Hacienda “no ofrece un margen suficiente para implementar la política contracíclica, agresiva, que el país necesita para palear estas adversidades”.

Canacintra por su parte afirma que harán hasta lo imposible por mantener el empleo y los salarios, “pero sin medidas fiscales no lo vamos a lograr”.

Al igual que Concamín y Coparmex afirma que la emergencia sanitaria del COVID-19 “ya afectó profundamente la producción, el abastecimiento, las inversiones y la producción de la que dependen millones de familias mexicanas”.

Y, a contrapelo de lo que asegura López Obrador, quien dice que esta es una crisis “pasajera”, los empresarios afirman:

“Nos encontramos ante el inicio de una de las mayores crisis económicas de nuestra historia. Una crisis que ya reconoce la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al estimar una recesión de hasta -3.9% del PIB para 2020 y que supone la destrucción de entre 500 mil y 1 millón 400 mil empleos”.

Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, quien no ha guardado sus discrepancias y críticas ante López Obrador, advirtió ayer que su organización ls entregó desde hace al menos un mes al tabasqueño sus propuestas para paliar la crisis.

Y agregó:

“Esta crisis está dejando sin dinero para subsistir a 4 de cada 10 micro empresas en giros como restaurantes y bares, talleres, servicios profesionales y comercios, a otras empresas medianas en sectores como la construcción, el transporte, el entretenimiento, y lo mismo a fábricas de muchos productos, por ejemplo de autopartes y electrónica, que son considerados por las autoridades federales como actividades “no esenciales…

“Sin embargo, hasta donde se sabe, la idea del presidente de la República es la misma desde que inició su Gobierno: apoyos para la subsistencia, pero no para conservar las empresas para que estas puedan crecer en empleos”.

De Hoyos advierte que la perspectiva no puede ser peor, ante la negación del Gobierno y la caída internacional de la economía con la baja del precio del petróleo, y la baja de calificaciones a Pemex y a CFE pintan un futuro grave para México.

“A pesar de este sombrío escenario, el Gobierno Federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a escuchar, a realizar un ajuste razonable a su agenda política en función de las circunstancias, y a modificar su discurso de polarización por uno de unidad”, indica.

Y resume:

“El Gobierno Federal dará 27.5 mil millones de pesos al aeropuerto de Santa Lucía (mil 343 por ciento más que en este año) y 26.7 mil millones al Tren Maya (un alza de 969 por ciento). Y dado que Dos Bocas es un proyecto de Pemex, no aparece en estos cálculos.

“Los precriterios económicos que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión, prevén un recorte de al menos 405 mil millones de pesos para el presupuesto 2021 del país (por la caída en los precios del petróleo y de la recaudación de impuestos).

“Sin embargo, el presidente ya los descalificó en una conferencia matutina, porque, al parecer no le agradó que en los mismos se prevea un decrecimiento de hasta 3.9 por ciento de la economía mexicana para 2021, que sería el tercer año de su mandato, es decir, la mitad de su Gobierno.

“Asimismo, en los últimos días, múltiples instituciones han pronosticado escenarios más adversos con una caída de hasta el 7% negativo para México”.

De Hoyos termina diciendo que:

“En la COPARMEX creemos que México requiere de la colaboración y la solidaridad hacia un líder con visión de Estado, que libre de ideologías y prejuicios, brinde confianza, serenidad y firmeza a la ciudadanía y al sector productivo.

Necesitamos de un verdadero estadista que, con racionalidad, tome las medidas precisas, sensatas y necesarias, en urgente apoyo de la salud y la economía de todas y todos los mexicanos”.

MONREAL PIDE UNIDAD Y SOLIDARIDAD

En este contexto de confrontación y ruptura, Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política pidió respaldar el plan de López Obrador.

“Es lo que la razón, el juicio de la historia, y la moral aconsejan”, dijo.

Agregó:

“Debemos luchar unidos para que resulte el menor daño posible frente a la incertidumbre”.

Consideró que los momentos que vive México deben llevar a la reconciliación, a la búsqueda de los caminos racionales, al entendimiento y la concordia.

Son momentos para la recuperación económica. Habrá tiempo para la política integral y partidista, indicó a los opositores y adversarios del régimen.

Adelantó que el Senado ya tiene en su poder el decreto mediante el cual se extinguen los fideicomisos públicos, que servirá para enfrentar la crisis provocada por la pandemia.

Monreal está confiado en que el Gobierno está preparado para enfrentar la emergencia sanitaria y que la está atendiendo como una prioridad, la principal prioridad en este momento.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx