Al diablo con las cifras, de donde vengan

Circuito Cerrado

Héctor Moctezuma de León _______________

Ya dejen de preocuparse de las cifras, qué sí son reales, qué no lo son; qué los periódicos The New York Times, (EU) y El País, (España) dicen que son más los muertos que los que diariamente el doctor Huego López Gatell nos informa; qué tampoco son ciertas la que nos dan sobre contagios. Lo único que lograr es sembrar terror entre la población. Mejor cuídense y no anden de pata de perro exponiéndose al contagio.

Está claro que lo mejor es cuidarse, estar muy bien enterado de lo que se debe hacer para evitar el contagio, de los síntomas, de lo que no se debe hacer, de lo que sí, de las unidades médicas que atienden la enfermedad y como recomiendan las autoridades de salud, “quédense en casa”. Lo demás ¡al diablo!

Ya estamos hartos de tanto científico que opina sea de la UNAM o de la Universidad Johns Hopskins o Fauci o de cualquier otro, con términos matemáticos o sin ellos nos dicen que hay más muertos que los reportados por Gatell y su equipo; o de aquellos que aseguran que un amigo del doctor fulano de tal les dijo que en la clínica X tienen a los cadáveres amontonados en el patio. Ya basta.

Mejor es estar atentos a las experiencias que se vivieron en aquellos países en los que van de bajada en la curva epidémica. Ayer leía una nota en El País, la edición dedicada a España, en donde decía que uno de cada cinco hospitalizados en aquella nación murió y ¿saben por qué? Porque al 85 por ciento les aplicaron en los hospitales hidroxicloroquina, sí ese medicamento que Donald Trump recomienda y que estudios actualizados asocian con mayor mortalidad. No hay que tomar esa porquería.

Hay que tener muy en cuenta que no es el gobierno, ni nadie nos va a salvar del contagio, ni de un eventual fallecimiento, somos nosotros los que tenemos en nuestras manos la posibilidad de brincar este charco que el destino nos puso en el camino. No hagan caso de rumores que sólo provocan temor y hasta aseguran que no deben acudir a los hospitales porque te matan.

Por eso a partir de hoy les digo: me valen madre las cifras, sí dicen o no la verdad, ¡me vale madre!, seguiré encerrado, lavándome las manos y manteniendo la sana distancia y de paso saboreando una copita de buen mezcal que ahora abunda. ¡Es el consejo de este su científico!

Mejor hagan caso de los informes del Banco de México, sobre la pandemia económica que viene y lo qué nos espera.

*****

Una de las razones por las que Hugo López Gatell hace lo que quiere en sus conferencias de todos los días en Palacio Nacional, es el bajo nivel de los reporteros que asisten, los que no son aplaudidores, son chavos sin ninguna preparación; en su mayoría dan pena por las preguntas que hacen. Bueno también algunos senadores no se vieron muy duchos ayer…Según Olga Sánchez, (florero) hay gobernadores que ya se les queman las habas por reabrir la economía, ¿estará enterada de que a su jefe no se le quemarán las habas pues a partir del lunes volverá a sus giras? Claro con tapabocas sí necesario…La semana pasada Alfonso Durazo festejó que los feminicidios bajaron, también bajaron las extorsiones, pero resulta que esta semana asesinaron a dos mujeres y qué las extorsiones están a la orden del día. De esto último le voy a platicar más ampliamente en mi próximo envío.

circuitocerardo@hotmail.com

www.entresemana.mx