Agatha Christie, 125 años después

Damián Estrada (*)________

 La Habana (PL).-  La búsqueda del culpable, la evidencia que aparece a última hora o la feliz resolución del caso fueron los mágicos ingredientes de las novelas policíacas de Agatha Christie, cuya impronta sigue activa a 125 años de su natalicio.

 Nacida en 1890 en la localidad de Torquay (Inglaterra) Agatha Mary Clarissa Christie no fue uno de esos precoces talentos literarios que desde su temprana infancia maravillan a todos a su alrededor, más bien tuvo un florecer tardío.

 De hecho su primera novela no llegó hasta 1920, cuando ya contaba con 30 años de edad y recogió varias de sus experiencias vitales y de enfermera durante la Primera Guerra Mundial  para relatar El misterioso caso de Styles.

aa
Agatha Mary Clarissa Christie.

 Esta obra tendría especial relevancia en la carrera de Christie pues dio lugar a la primera aparición del personaje Hércules Poirot, el entrañable detective belga que más tarde se convirtió en un elemento recurrente en varias de sus 66 obras policiales.

 La meteórica progresión que tuvo la popularidad de su obra literaria llega intacta a nuestros días porque, según cálculos de medios especializados, las ventas de libros de la escritora ascienden a más de dos mil millones de copias.

 Semejantes logros la convierten en una de las autoras más exitosas de la historia, con traducciones de sus novelas a 103 idiomas y las cifras sitúan sus trabajos entre los tres más vendidos de todos los tiempos, junto a la Biblia y las obras de su compatriota William Shakespeare.

 ¿Cuál es la fórmula para tanto éxito? A decir verdad, la de la autora natural de Torquay era simple pero efectiva: un motivo para el crimen, un culpable y la evidencia que siempre aparece a última hora para desenmascarar sus fechorías.

 Parece simple, pero el verdadero secreto está en recrear cada una de las escenas, construir diálogos amenos y personajes con marcadas características psicológicas, todo con el objetivo de nunca aburrir al lector y lograr diferenciar un texto del próximo.

 En adición a Hércules Poirot, la escritora legó otros intrépidos investigadores como Jane Marple, Parker Pyne, Harley Quin/Mr Satterthwaite y los inseparables Tommy and Tuppence Beresford, pareja de jubilados para los que la palabra «rendirse» no existía.

 A sus obras policíacas, hay que agregar seis novelas románticas, 14 historias cortas y una exitosa carrera teatral, en la que escribió piezas de renombre como La ratonera y Testigo de cargo, entre otras.

 SIN FECHA DE CADUCIDAD

 Una prueba de la vigencia y admiración del legado son las celebraciones que tienen lugar en Gran Bretaña como parte del programa del Festival Internacional Agatha Christie.

 Durante el evento miles de lectores se agrupan en su honor para rememorar la grandeza de una mujer que nunca se auto catalogó como una virtuosa de las letras, sino una escritora cuya principal arma era la sencillez.

 En medio de las celebraciones se realizan más de 100 actividades relacionadas con su vida y obra, entre ellas ponencias de diversos conferencistas que siempre aportan algo novedoso sobre las interioridades de la personalidad y profesión de Christie.

 «La exactitud con la que la autora describió los síntomas de la intoxicación por talio en la novela El misterio de Pale Horse posiblemente salvó la vida de dos personas», expresó recientemente la investigadora y química Kathryn Harkup asombrada por la precisión y los conocimientos científicos de la autora en dicho volumen.

 El reconocido investigador de la Universidad de Exeter, Jamie Bernthal, agregó por su parte que «Christie escribió sobre misterios bien desarrollados, personajes coloridos y lenguaje sencillo; historias que se adaptan a cualquier época y esa es la razón por la que personas de cualquier país y generación entienden y disfrutan sus libros», dijo.

 Fallecida en 1976, a los 85 años de edad, Agatha Christie supo escarbar en la naturaleza curiosa de las personas para convertirse en uno de esos nombres indispensables de la literatura inglesa y universal.

 (*) Periodista de la Redacción Cultural de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: