¡Adiós querido Dr. Juan José de Alba!

Fue uno de los personajes más grandes de Aguascalientes

.- Hoy ya no está más entre nosotros, pero nos queda no sólo su gran ejemplo como profesional, sino como hombre positivo, dejándonos un legado de entrega total y eso es algo que nadie le podrá negar. Fue un hombre que siempre buscó la superación, la perfección y que lo que más detestaba era la deslealtad y la mediocridad.

Heriberto Bonilla Barrón ______________

¨Cuando un amigo se va

Queda un espacio vacío,

Que no lo puede llenar

La llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va,

Queda un tizón encendido

Que no se puede apagar

Ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va,

Una estrella se ha perdido,

La que ilumina el lugar

Donde hay un niño dormido¨.

Las letras sentidísimas de la canción e Alberto Cortéz, dibujan perfectamente nuestro sentir, nos sentimos impactados, es más hasta incrédulos ante la noticia del sentido fallecimiento de nuestro gran amigo el doctor Juan José de Alba, con quienes cultivamos una amistad desde hace más de 40 años e inclusive llegó a colaborar con nosotros con sus editoriales sobre lo que le apasionaba, la Charrería.

Solo Dios en su infinita grandeza sabe por qué quiso llamarlo a su lado, a lo mejor para organizar una gran Cabalgata, o quizás para un Torneo Charro de verdadera categoría o porque consideró que ya nos lo había dejado lo suficiente para haber disfrutado de una amistad increíble.

Murió ayer el doctor Juan José de Alba y quedó pendiente el homenaje que todo el sector médico, las autoridades, la charrería, los jugadores del Necaxa y hasta de los mismos Rieleros,  y la misma gente le quedó a deber, por eso siempre hemos dicho que es en vida, en vida y no en la muerte es cuando los reconocimientos y los homenajes valen la pena.

Es en vida cuando a los grandes hombres, a los grandes líderes, a los grandes seres humanos, sin importar posiciones, se les debe de honrar.

Es en vida cuando sus logros, sus conquistas y hasta su ejemplo como hombre, deben ser reconocidos.

Después de la muerte, ya no es lo mismo.

Después de la muerte, todo sale sobrando.

Después de la muerte sólo hay dolor y tristeza.

Sólo el llanto de quienes lo quisieron, de quienes lo gozaron como esposo, como padre, como abuelo y de quienes lo disfrutaron como ser humano.

Después de la muerte del doctor Juan José de Alba se pueden decir tantas cosas, que muchas veces parecerían frases huecas.

Es en vida cuando la sociedad debe homenajear a quienes la han servido, a quienes la han encauzado, a quienes la han ayudado, desde cualquier trinchera, a ser grande, a superar todos los obstáculos para alcanzar mejores niveles de vida, en algunos casos, y en otros, con distintos servicios en todos los ámbitos del quehacer humano.

Decíamos en las primeras líneas que después de la muerte sólo queda el dolor, el llanto y la tristeza por el adiós impensado, pero también creemos que no todo es así.

Queda el legado de un Juan José de Alba que se nos adelantó en el viaje que tarde o temprano todos haremos.

Nos queda el ejemplo de toda una vida de esfuerzo, trabajo y dedicación, nos queda también, el recuerdo de una sonrisa de alguien que ya no está más físicamente entre nosotros, pero que perdurará por siempre en la mente y el corazón de quienes lo tratamos.

Hoy FUERZA AGUASCALIENTES  y MIS RAÍCES DIGITAL quieren recordar, como un muy modesto homenaje, a un hombre que hizo mucho por Aguascalientes, un ser visionario en sus decisiones y acciones, un gobernante que vino a apuntalar el desarrollo que hoy disfrutamos.

Aunque también debemos destacar que en vida se regatean reconocimientos y esto no debe espantarnos, porque es una condición natural del hombre, principalmente del mexicano.

 Somos proclives a la descalificación y a negar en vida reconocimientos, por egoísmos. El ser humano, todos, por supuesto que tenemos fallas y los egoísmos las magnifican y a la gente que se ve con superioridad siempre se le negarán méritos, los que se reconocen cuando muere.

 A veces en vida no les damos el mérito que realmente tienen los seres humanos porque existe una gran cantidad de egoísmos que escatiman el valor y somos más proclives a descalificar que a registrar lo positivo de la gente.

Hoy el queridísimo doctor Juan José de Alba,  ya no está más entre nosotros, pero nos queda no sólo su gran ejemplo como profesional, sino como hombre positivo, dejándonos un legado de entrega total y eso es algo que nadie le podrá negar. Fue un hombre que siempre buscó la superación, la perfección y que lo que más detestaba era la deslealtad y la mediocridad.

En FUERZA AGUASCALIENTES y en MIS RAÍCES DIGITAL ya lo hemos mencionado en múltiples ocasiones: la historia de la Entidad está plagada de grandes hombres, de verdaderos líderes que son los que han dirigido la construcción de la sociedad del siglo XXI, de testigos y actores del desarrollo, de la modernidad y todo eso se ha traducido en lo que hoy es Aguascalientes, es por ello que hoy los aguascalentenses no sólo nos enorgullecemos de lo que somos, sino que estamos convencidos de que vamos por el rumbo correcto, han pasado siglos, atrás quedan guerras y muchos episodios de sangre y también se han superado crisis de todos colores y sabores, pero también es cierto que al amparo de ese modernismo han muerto muchísima gente valiosa, gente extraordinaria que con su grandeza logró el Aguascalientes que hoy gozamos y uno de ellos, el queridísimo doctor Juan José de Alba, rindió tributo ayer a la tierra madre, llenando de luto a Aguascalientes.

Hoy Aguascalientes y México están necesitando más hombres como el Dr. Juan José de Alba, un ser que nació para servir y para llevar siempre como estandarte la luz, la maravillosa luz de la medicina y el deseo de servir a los demás.

Por lo tanto Juan José de Alba es indudablemente una figura sobresaliente en la historia del Aguascalientes del ayer y del presente, un hombre que, a su modo, indudablemente dejó huella en su andar por Aguascalientes.

Fue un hombre apasionado del trabajo, de su familia y de la amistad, un ser que ayudó a forjar no solamente los ideales y los proyectos, sino a trabajar duro y fuerte por ellos.

Un hombre íntegro a carta cabal.

Un fiel representante de la amistad, de la bonhomía y del más alto sentido del amor hacia los demás.

Fue una figura, sin temor a equivocarnos, de su tiempo.

Un hombre que en incontables ocasiones nos llegó a decir: la vida ha sido excelente conmigo, me ha dado mucho más de lo que esperaba y de lo que merezco.

Para mí la vida ha sido una dádiva inmensa, impagable, por lo que soy un ser humano ampliamente satisfecho, con todo lo que he vivido, lo bueno, lo regular y lo malo, y afortunadamente que todo ha sido para bien, hasta los fracasos, de todo se aprende y creo que ésos me han formado mejor, nos dijo el doctor ¨Juan Jo¨ en  una de las últimas entrevistas que le hicimos en su consultorio de la avenida Las Américas.

¨En su momento y no ahora, porque después de la muerte sale la hipocresía del ser humano al decir que quien murió era el mejor de todo y en todo¨, FUERZA AGUASCALIENTES Y MIS RAÍCES DIGITAL le dijeron que para nosotros era un triunfador de la vida, un campeón, un hombre cuyo único objetivo, ha sido el de servir a los demás, un hombre que verdaderamente ha dejado huella en su andar.

Un médico, un empresario y un gran ser humano  que nos dijo estar profundamente orgulloso de sus raíces.

De esta manera cuando un amigo muere, cuando deja esta vida en donde ha dado tanta ayuda y tanto amor, la verdad que quisiéramos revelarnos y nos preguntamos por qué la gente buena muerte y la que es mala sigue dañando a los más desvalidos y enriqueciéndose de manera corrupta, entre ellos muchos políticos que son unos verdaderos pillos y de esos hay muchos en Aguascalientes.

Queremos expresar nuestra afinidad y nuestras condolencias, pero tenemos miedo de decir algo incorrecto,  cuando alguien experimenta la pérdida de un ser querido, la persona puede sentir un dolor abrumador, desorientación y desesperación,  a menudo, el mejor apoyo  que podemos proveer no son palabras sino de la generosidad de nuestra presencia.

Hay que hacerle saber a las personas que a usted le importan que al asistir al funeral, visitar, llamar y ofrecer un abrazo; esto puede demostrarle que no están solas en su dolor, a veces, un toque con la mano y una mirada o un abrazo considerado pueden comunicar muy poderosamente en un servicio funeral o velorio, a la vez que ofrece consuelo.

Hoy en que a muerto nuestro queridísimo ¨El Doctor Charro¨, aunque muchas veces le dijimos, cuando iba a visitarnos casi todos los días al diario del que fui Subdirector y cofundador,  en son de broma ¨El Doctor Joto¨ y nos daba tremendo golpazo en el hombro que hasta nos lo paralizaba, así era el doctor, un hombre sumamente jovial, entregado por completo a su profesión, a ayudar a los demás y a impulsar el que fue el deporte de sus amores: La Charrería¨ y quien tras de los infartos que llegamos a sufrir nos decía que ¨eran puro cuento, mírate, estás bien, órale tienes que seguir trabajando igual o mejor que antes¨.

¨Cuando un amigo se va

Se detienen los caminos

Y se empieza a rebelar,

El duende manso del vino.

Cuando un amigo se va

Galopando su destino,

Empieza el alma a vibrar

Porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va,

Queda un terreno baldío

Que quiere el tiempo llenar

Con las piedras del hastío¨.

Al doctor Juan José lo conocimos hace más de 40 años, justo cuando hacíamos nuestros pininos en el periodismo y lo vimos siempre como un roble, como un ser sumamente fuerte para el que parecía no había imposibles, vamos ni las lesiones de sus pacientes y mucho menos las complicaciones de la Charrería o bien cuando enfrentó terribles problemas para concretar lo que se conoce como Vista Alegre, indiscutiblemente uno de sus grandes sueños.

Ayer a temprana hora al enterarnos de su deceso, francamente no lo podíamos creer, nos resistíamos y más cuando hace poco lo vimos muy entero y hasta presumiendo que su Asociación iba a lucir en las charreadas de la Feria

Y callamos, elevamos una oración por su alma a Dios Todopoderoso y fue cuando en la soledad sólo escuchamos el sonido de unas furtivas lágrimas que no dejaron de rodar por las mejillas, de ese llanto que te ahoga recordándote que ya no está, que la vida no será la misma sin su contagioso entusiasmo.

Y volvemos a repetir, no somos nada ni nada nos llevaremos, la vida nos la tiene prestada Dios y en el momento que quiera nos la quita y si alguien, como muchos en Aguascalientes, logró amansar una fortuna, nada habrá de llevarse, de tal manera que habría que preguntar ¿para qué sirve tanto dinero?

Sin duda unos de los grandes misterios de esta vida son la muerte y la enfermedad. Todo estaba bien cuando de repente… Y todo cambia… Creemos que no estamos preparados para tanto. El sentir es querer morir con ellos,  hay dolor, desesperación y dudas porque la vida no será la misma sin ellos.

Hoy ya no está más entre nosotros el doctor Juan José de Alba, sin embargo se queda su esencia y como decimos en FUERZA AGUASCALIENTES y en MIS RAÍCES DIGITAL, ¨nadie morirá mientras se le recuerde¨ y esos estamos plenamente seguros que ocurrirá con el querido Juan José, un rotario de los buenos, uno que nunca se tocó el corazón para emprender obras nobles y más cuando se trató del Banco de Ojos, en donde llegó a convertirse en un verdadero mecenas.

A pesar de que la muerte, tenemos que reconocer que es una experiencia que es parte de la vida, por lo que  siempre va a impresionar, a afectarnos a cada uno de manera distinta, es un proceso natural por el que estamos segurísimos que todos vamos a pasar, aun así, nunca estaremos del todo listos para recibirla, mucho menos cuando se trata de alguien a quien llegamos a admirar y a estimar tan profundamente.

You must be logged in to post a comment Login

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes