A Jorge López Martín le urge fuero, y pretende lograrlo a través de Movimiento Ciudadano

.- Falsificó firmas del abogado Hipólito Gámez.

.- Se fusiló una demanda, denuncia Alan Capetillo.

Mario Luis Ramos Rocha _______________

Una lucha desesperada y llena de irregularidades es la que ha emprendido el señor Jorge López Martín, quien a toda costa pretende ser ungido como diputado plurinominal, a pesar que el Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes ya sentenció que su pretensión de alterar las listas no es procedente.

Y el seguir adelante con sus caprichos le traerá serios problemas, pues, para colarse en las listas de Movimiento Ciudadano y de común acuerdo con Gabriel Arellano, se llegó al extremo de falsificar la firma del abogado Hipólito Gámez Llamas.

Para ello, el pasado 23 de enero, se presentaron dos medios de impugnación ante el Consejo General del IEE, con el mismo tema y que son idénticos el uno del otro. Uno ese ellos firmado por el propio López Martín y otro, presuntamente, por Hipólito Gámez Llamas, que fue ingresado por el abogado Alan Capetillo y le fue asignado. Ambos recursos son, a excepción del nombre del demandante, idénticos, a pesar que persiguen el mismo fin.

Aquí el mayor de los problemas es que el abogado Hipólito Gámez Llamas ni realizó el recurso ni mucho menos firmó el documento, lo que traerá serias consecuencias jurídicas a todos los involucrados, quienes no se pueden decir sorprendidos.

Jorge López se fusiló demanda, acusa abogado

El abogado Alan Capetillo reconoció que, al inicio de la intentona de Jorge López por buscar desesperadamente el fuero, sí llevó su caso, sin embargo, a medio camino éste prefirió contratar los servicios de un abogado “recomendado por el gobernador”, si, para un asunto electoral.

Reconoce sin embargo que el recurso presentado ante la autoridad electoral por Jorge López y su abogado sólo le hicieron copy-paste y no se tomaron la molestia de realizar uno nuevo, por ello son casi iguales.

Respecto a la firma presuntamente falsificada en el cual él si presentó a nombre de otro actor político del cual no quiso revelar su nombre, dice no saber nada ya que, a pesar que él realizó el documento, se lo dieron ya firmado para ser interpuesto, desconociendo cómo se obtuvo o quién estampó realmente ducha rúbrica, lo cual ya es materia de las acciones legales que convengan al afectado.

¿Enredado? Aún no es nada con lo que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: