A c e n t o

acento-2

Ausencia de gobierno

Salvador  Flores  Llamas ____________

El famoso “momento mexicano“ se esfumó desde hace tiempo. Se pensó que México lo aprovecharía para relanzarse en lo interior y hacia afuera; se fue de las manos, como parece le ocurre a Peña Nieto con el país.

Aquel  “proyecto de nación para el México del siglo XXI!”, que dijo tener como precandidato presidencial y se convirtió en slogan de su campaña: “lanzar a México”, quedó en simple promesa, y a medio sexenio el país se desintegra; en vez de optimismo nos invade el pesimismo y lo peor: no hay quién diga cómo salir.

El gobierno de Peña llegó al cenit con las reformas estructurales, que le alabaron en gran parte del mundo. Todavía en su visita de Estado a Gran Bretaña, en marzo, la Reina Isabel las destacó como grandes conquistas.

Mas la realidad monda y lironda nos trajo el frenón que dio a la Educativa- la más importante– la CNTE, que el gobierno aceptó meses y meses y aun otorgó a sus líderes canongías y se dejó chantajear.

Cuando paró a Rubén Núñez y socios lo hizo con gran algarabía, como si no hubiera podido hacerlo antes, ni fuera su obligación. Lo peor es que no le dio seguimiento, y la CNTE ya volvió a patalear y –bien dicen– no hay como un moribundo resucitado, porque se agarra de la vida como nunca.

Si hubiera sido todo. Mas vinieron los problemas de Atotzinapa, y Tlatlaya, que no se atendieron, pues se pensó que se desinflarían con no hacerles caso; los escándalos de las casas de Las Lomas y Malinalco, mal enfocados…

Se canceló el tren bala a Querétaro y fracasó el lanzamiento del satélite, sin explicaciones convincentes y, de remate, la segunda fuga del Chapo revivió la imagen internacional de México como campeón de la corrupción. Todo eso mandó la imagen presidencial a los peores lugares de popularidad para un mandatario.

Encuestas serias dicen que sólo el 34% aprueba la gestión de Peña Nieto y que son las élites empresariales y de opinión las que peor la califican; sin que, en contrapartida, se vea un empeño oficial por voltear la tortilla.

Hace más de un año que el Presidente no da una entrevista colectiva a los medios; hubo una reducida para Televisa; tal parece que tiene miedo a que le hagan preguntas incómodas, que rebatiría con información convincente.

Los voceros oficiales duermen el sueño de los justos y exhiben falta de olfato y oficio políticos para sus tareas normales, no digamos para tiempos de emergencia como el actual.

El secretario de Gobernación, máximo responsable de la Seguridad Nacional y por tanto de la fuga del Chapo, se concretó a decir que lo recapturarían cuanto antes y se enjuiciaría a los responsables, del nivel que fueran.

A un mes, no hay noticia de dónde puede estar el gran capo, y se enjuició sólo a tres funcionarios, mientras la gente le carga la culpa mayor al Peña,  lo que Osorio Chong debió haber previsto y evitado y cargar con ella y aun renunciar, siquiera por dignidad.

Sus estrategas de imagen persisten en traer a Peña haciendo declaraciones fuertes, que no encuentran sustento en los hechos, y lejos de convencer, le voltean más al pueblo, que sigue sin dinero en la bolsa porque la economía va de tumbo en tumbo.

En el DF Miguel Ángel Mancera ya está en campaña presidencial: baja horas de trabajo a su burocracia y anuncia protección a periodistas y deudos de las víctima de multihomicidio de la Narvarte, para ganar popularidad.

Los problemas básicos de la Ciudad sigan irresolutos: la inseguridad pública, corrupción, ambulantaje, narcomenudeo, inundaciones cuando llueve…..

Continúa el pésimo servicio del Metro con el nuevo director: los vagoneros aturden a los usuarios con gritos y bocinas, los puesteros invaden entradas y salidas, porque todos ellos reditúan fuertes entres, que llegan arriba.

Hay, pues, una ausencia de gobierno en todos los planos, y lo malo es que está trasminando la vida familiar, donde los hijos obedecen cada día menos a los padres, porque ven que eso ocurre con el gobierno, aparte de la ola de irrespeto y hedonismo que nos regala la globalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: