Progresismo e integración, nueva era para Latinoamérica y Caribe

Pierre Lebret (*) ______________

París (Prensa Latina).- La anulación de todas las sentencias que pesaban sobre Luiz Inácio Lula da Silva entrega señales de lo que sucede en la región. Las derechas ultraconservadoras en el poder durante estos últimos años, caen una tras otra.

Tras sus victorias, aupadas por el «lawfare» contra líderes opositores, retomaron las agendas neoliberales de antaño con las mismas lógicas, reduciendo el rol del Estado, despreciando a los más vulnerables en una región que sigue siendo una de las más desiguales del mundo.

A su vez, en pocos años también se alejaron de los grandes proyectos de integración regional como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), borrando de un plumazo los esfuerzos que se habían logrado.    Cabe mencionar que, sin la palabra y fuerza del Grupo de Puebla para visibilizar las graves faltas de varios gobiernos en contra de procesos democráticos y actores opositores, hoy la situación sería tal vez distinta y más oscura.

PANORAMA POLÍTICO ALENTADOR

Queda mucho por reconstruir y recorrer, pero ahora el panorama político es diferente y más alentador en países como Argentina, Bolivia, pronto lo será en Ecuador y se espera que Chile nos dé una lección al escribir una nueva historia y terminar con el gobierno de Sebastián Piñera, marcado por graves violaciones a los derechos humanos.

El retorno de gobiernos progresistas abre entonces las posibilidades de retomar los caminos de un proyecto regional tangible, y alejarse de esa concepción integracionista meramente neoliberal de la derecha.

Es evidente, y se debe celebrar el eje México/Argentina instaurado tras la visita de Alberto Fernández a su par Andrés Manuel López Obrador. La unión de voces progresistas es sin duda una buena noticia para volver a dar el impulso necesario a la integración regional latinoamericana.

Consejeros/as y diplomáticos/as de ambos países se han esforzado en este ultimo año en dar una salida regional a la pandemia.

Además, han ido reforzando el organismo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, lo cual es fundamental para apalancar y organizar la cooperación, sobre todo en el contexto de crisis económica que vive la región.

Gracias a la llegada de gobiernos progresistas, suceden hechos, se desarrollan estrategias, y se acerca a lo que Ernesto Samper, expresidente de Colombia y exsecretario general de Unasur definió como «matriz de convergencia» para la identificación de iniciativas comunes.

MULTIPLICAR MECANISMOS DE PARTICIPACIÓN

La integración regional debe ser útil a los pueblos, y ser consolidada junto a la gran mayoría de actores que conforman nuestras sociedades. Las dimensiones de la integración son variadas y complementarias, pero será fundamental multiplicar los mecanismos de participación con y para la sociedad civil.

Si los pueblos no se apropian de los procesos integracionistas, es muy difícil que los defiendan cuando haya un cambio de gobierno y que la nueva autoridad decida salirse.

Sin participación activa de la ciudadanía, los progresistas seguirán con dificultades para darle sostenibilidad a los proyectos de integración con perspectiva emancipadora para Latinoamérica y El Caribe.

Latinoamérica cuenta con total capacidad para tener peso en la comunidad internacional, para conseguir una integración sostenible, para instalar políticas públicas que permitan reducir los niveles de pobreza y desigualdad.

Pero sin una agenda política regional clara y sin la incorporación de la sociedad civil, estamos condenados a sufrir retrocesos cada vez que la derecha llegue a gobernar, en pro de una elite, sin hablar del alineamiento con Estados Unidos.

Los pueblos de la región merecen más y mejor. Hoy, el futuro de la integración latinoamericana y caribeña pasa por el progresismo.

(*) Cientista político, latinoamericanista, experto en cooperación internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: