Vigencia filatélica a 150 años

Juan Hernández Machado * _______________________

La Habana (PL).-  La primera presencia en la filatelia cubana de quien es considerado el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, se remonta a 1907.

Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874) se levantó en armas contra el gobierno español el 10 de octubre de 1868, concediendo la libertad a sus esclavos e invitándoles a unirse a la lucha anticolonialista en el ingenio La Demajagua, al oriente del país.

Fue mayor general del Ejército Libertador y el primer presidente de la República de Cuba en Armas, destituido en 1873, y cayó en desigual combate contra las tropas españolas en San Lorenzo, Sierra Maestra, en 1874.

En 1907, la administración de correos de Cuba puso en circulación dos tarjetas prepagadas -con el sello de correo impreso-, la de un centavo con la imagen de José de la Luz y Caballero y la de dos centavos con la de Céspedes.

Carlos Manuel de Céspedes.

También en 1907 se emitió un sello para correo ordinario, de color gris y negro, por valor de 50 centavos, con la imagen de Antonio Maceo, figura destacada de la guerra del 68 y la del 95 y quien rescatara la vergüenza de los cubanos con la conocida Protesta de Baraguá, el 15 de marzo de 1878.

En 1910, con reimpresión de algunos en 1911-13, se hizo la primera emisión grande de sellos con presencia de patriotas cubanos, donde aparecieron Bartolomé Masó, Máximo Gómez, Julio Sanguily, Ignacio Agramonte, Calixto García, Mayía Rodríguez y Carlos Roloff.

Sin embargo, Céspedes apareció por primera vez en sellos de correos en la segunda gran emisión con presencia de patriotas, en 1917-18, reimpresa en parte en 1925-28, 1926.

Su sello es lo que llamamos el cierre de la emisión, el último, el de mayor valor facial -un peso- y otros patriotas que lo acompañaron en esta colección fueron José Martí, Máximo Gómez, Calixto García, Ignacio Agramonte y Antonio Maceo, entre otros.

Otra pieza postal bien diseñada y de preferencia de los filatelistas fue la emisión que se hiciera el 10 de octubre de 1956, la cual ofrece una imagen de La Demajagua dentro de la campana de ese ingenio azucarero donde Céspedes liberara a sus esclavos.

TRAS LA REVOLUCIÓN

Muy vinculada a la situación actual en la que el pueblo cubano discute el proyecto de su nueva Constitución, fue la emisión postal relacionada con el inicio de la gesta independentista.

Con un sello para correo ordinario por valor de tres centavos, se conmemoró en 1969 el Centenario de la Asamblea Constituyente de Guáimaro, que fuera dirigida por Carlos Manuel de Céspedes, quien resultó designado primer presidente de la República en Armas al término de la misma.

Con anterioridad, el 10 de octubre de 1959, se hizo la emisión de los presidentes de la República en Armas, con dentado 12½ y esta marca de agua, la cual se encabezó con el sello de Carlos Manuel de Céspedes.

Recordemos que la marca de agua o filigrana es una traza de seguridad en el papel sobre el cual se imprimen los sellos de correos, y el dentado, las protuberancias que se encuentrn en los lados. La cantidad de dientes es la que se corresponde con dos centímetros. Estos dos elementos son útiles para que los filatelistas puedan identificar mejor las estampillas.

Pero, sin dudas, una de las emisiones más completas hechas hasta ahora fue la del centenario del inicio de las luchas independentistas, que se hiciera el 10 de octubre de 1968 y constó de 13 sellos para correos, ordinario, y de una hojita filatélica.

Hay un primer grupo de cinco sellos por valor de un centavo cada uno: Céspedes y La Demajagua; Ramón Emeterio Betances y la bandera de Puerto Rico; Ignacio Agramonte en el alzamiento de Las Clavellinas; Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá y José Martí frente a la caballería.

Otros cinco sellos, por valor de tres centavos cada uno, presentan a Máximo Gómez durante la invasión, Julio A. Mella, Antonio Guiteras y el monumento en El Morrillo, Abel Santamaría y el cuartel Moncada, así como Frank País y el monumento a su memoria.

Termina la emisión con un sello por valor de nueve centavos que muestra a José A. Echeverría y una protesta estudiantil; otro sello por valor de 13 centavos que presenta a Camilo Cienfuegos y la insurrección, terminando con un sello por valor de 30 centavos con la imagen de Che Guevara y el Comandante en Jefe Fidel Castro hablándole al pueblo durante la Primera Declaración de La Habana.

En tanto, la hojita filatélica emitida el 18 de octubre por valor de 50 centavos, refleja El Incendio de Bayamo, obra del destacado pintor J. E. Hernández Giró.

Como se puede apreciar, esta emisión exhibe en una bien concebida síntesis, los principales momentos independentistas de la historia del país, incluyendo la lucha de Puerto Rico.

Las referidas son algunas piezas que más nos llaman la atención entre las emitidas hasta ahora, a las cuales se sumarán, sin dudas, las que deben ver la luz en breve por el aniversario 150 del inicio de las luchas independentistas cubanas.

*Premio Nacional de Filatelia 2012 y colaborador de Prensa Latina.

Escrito por en Oct 13 2018. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes