Reforma constitucional ayudará a perfeccionar sistema judicial cubano

Antonio Cuesta * ____________________

Estambul, Turquía (PL).-  Con motivo de la IV Cumbre Internacional de Tribunales Superiores, celebrado en esta ciudad, la vicepresidenta del Tribunal Supremo Popular de Cuba, Maricela Sosa Ravelo, explicó a Prensa Latina la importancia del evento y del proceso de reforma constitucional en la isla.

El propósito de esta cita, que reunió a cerca de 70 expertos de 32 países el 11 y 12 de octubre, es reafirmar la Declaración de Estambul de 2016, sobre la Transparencia en el Proceso Judicial, y consensuar la forma en que debe ser llevado a la práctica su proyecto de medidas de implementación.

Entre los aspectos más destacados de la cumbre, la jurista cubana resaltó “la rendición de cuentas, la inspección y control en el cumplimiento de los requisitos del debido proceso, la atención a las quejas de la población, la evaluación del desempeño, la formación y preparación del personal judicial y la gestión de su comportamiento ético”, que redundarán en un mejor funcionamiento de la justicia.

Todos ellos, según explicó, se corresponden con el espíritu y la letra del Artículo 11 de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) contra la Corrupción y con la Declaración de Doha, aprobada en el 13 Congreso de la ONU, sobre la Prevención del Delito y la Justicia Penal.

En el caso del sistema judicial cubano Sosa llamó la atención de que “todos los elementos citados forman parte de la gestión de calidad para alcanzar un mejor servicio”, y fueron avalados por la norma ISO 9001 de 2015, que garantiza el estándar internacional más alto en lo que se refiere a la gestión de calidad en todos los procesos y servicios analizados.

Cuba contó además con un desarrollo posterior al incluirse también cuestiones como la adecuada argumentación y fundamentación de las sentencias, la atención y respuesta a denuncias y planteamientos, además de las quejas, y la puesta en práctica del programa institucional divulgativo e interactivo sobre temas judiciales “Tribunales Populares: Puertas Abiertas”, explicó.

“También se fortaleció el carácter público de las audiencias judiciales, y el acceso de las personas a estas, la oralidad, inmediación, concentración e identidad física del juez en los juicios en materia penal, el aseguramiento de servicios de traducción e interpretación sin costo para los acusados, entre otras”, añadió.

Por tanto, considerando que el contenido de la citada Declaración de Estambul “tiene una aplicación directa en la práctica judicial cubana”, según indicó, y que algunas medidas razonadas en la reunión “pueden contribuir al perfeccionamiento del sistema judicial en la isla”, también quiso destacar la existencia de otras muchas cuestiones en este terreno sobre las que ya se avanzó en la isla.

Pero más importante que las mejoras planteadas en la presente Cumbre o las llevadas a cabo hasta la fecha, será el proceso en curso de reforma constitucional en Cuba, “que implicará transformaciones en el sistema judicial” pero sobre todo “continuará la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible”, en opinión de la jurista.

Entre las mejoras que aportará esta revisión constitucional a la administración de justicia en la isla, Sosa destacó “el fortalecimiento del principio de independencia de los tribunales, el carácter democrático, imparcial, transparente y equitativo de su actividad, la mejora del papel de los tribunales en el cumplimiento de sus funciones y la incorporación del principio de inmovilidad de los jueces”.

Explicó que de los 87 artículos adicionales que propone la nueva carta magna con respecto a la anterior de 1976, se incluye un grupo de aspectos concretos, nuevos, que redundarán en la mejora de la justicia para los ciudadanos.

Sosa señaló que el nuevo texto “fortalece la seguridad jurídica, introduce el procedimiento de habeas corpus como vía de reclamación ante el tribunal competente, y establece garantías jurisdiccionales de los derechos de las personas para reclamar ante los tribunales, cuando se sientan afectadas por la actuación de órganos del Estado, directivos, funcionarios y empleados”.

Por todo ello, la magistrada valoró positivamente la mejora que supondrá tanto en “el acceso a la justicia ante los órganos judiciales, como derecho fundamental de las personas”, como en “la responsabilidad de los órganos jurisdiccionales a la hora de garantizar que los preceptos constitucionales se cumplan de modo efectivo”.

Por supuesto que para alcanzar ese objetivo de cumplimiento efectivo del texto constitucional que sea aprobado en el referendo del 24 de febrero del próximo año, “solo será posible con el constante mejoramiento de la estructura y funcionamiento de los tribunales”, consideró Sosa.

“Ello implica a su vez la interiorización de la cultura de la calidad por todos los integrantes del sistema judicial, en cumplimiento de su misión institucional, como servicio público”, añadió.

*Corresponsal de Prensa Latina en Turquía.

Escrito por en Oct 13 2018. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes