Saldos del Zar de la Frontera Sur de México: aumento de detenciones y abusos contra migrantes

Portal The Exodo/Luis Rodríguez ___________

Humberto Mayans Canabal, el llamado “Zar para la Frontera Sur” de México regresó por su escaño y dieta al Senado luego de un año en el cargo, donde logró records en detenciones, deportaciones y aumentaron los abusos en contra de migrantes centroamericanos ante la férrea vigilancia para que los extranjeros no pudieran subir al ferrocarril llamado “La Bestia” y con ello frenar el éxodo hacia Estados Unidos.

Ordenado, diseñado e impuesto por el gobierno de Estados Unidos, el Plan Frontera Sur, fue asumido como una iniciativa de los gobiernos de México y Centroamérica para hacer frente a la crisis de los niños migrantes en el vecino país del norte.

Humberto Mayans Canabal.

Aún en la página de la Presidencia de México se puede leer el boletín del 7 de julio del 2014 donde el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que dicho plan “tiene como propósitos proteger y salvaguardar los derechos humanos de los migrantes que ingresan y transitan por México, así como ordenar los cruces internacionales para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región”.

Precisó que en el Programa Frontera Sur se considera la puesta en operación de cinco Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo. “He dado indicaciones para que en cada uno de ellos se tenga un espacio adecuado para la atención de migrantes menores no acompañados, en tanto se concreta su proceso de repatriación”.

Defensores de derechos humanos y organizaciones de migrantes, señalan que en los hechos el principal eje del Plan Frontera Sur fue intensificar operativos para evitar que los migrantes subieran a “La Bestia”, fortalecer las redadas y puntos de revisión de centroamericanos no sólo en la franja fronteriza del sur sino en toda la geografía mexicana, aumentar las detenciones y romper records en deportaciones, con evidente enfoque de criminalizar a los extranjeros.

Otro de los logros de Humberto Mayans Canabal, hasta la semana pasada Zar Fronterizo, fue el aumento de los costos por parte de los “coyotes” para cruzar migrantes por México, el establecimiento de nuevas rutas, más peligrosas por selvas, bosques y terracerías donde los centroamericanos quedan más expuestos al crimen y otras rutas vía marítima con todos los riesgos que ello implica.

El cobro por el cruce de migrantes por México subió de 5 mil a 7 mil dólares. En caso de que los centro y sudamericanos sean niños, llevarlos desde la frontera sur de México hacia alguna ciudad fronteriza de Estados Unidos subió con el Plan Frontera Sur de 10 mil a 12 mil dólares.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) destacó en un reciente informe que el Plan Frontera Sur que “los centroamericanos siguen huyendo hacia el norte en grandes cantidades”. Sin embargo este filtro  ha surtido efecto, pues también han aumentado las detenciones y casi se han duplicado las deportaciones desde México.

 “En los tres primeros meses de 2015, México deportó a 39.316 migrantes centroamericanos, lo cual representa un aumento del 79 por ciento en relación con los meses correspondientes de 2014”, agregó WOLA.

El vocero del  Movimiento Migrante Mesoamericano, Rubén Figueroa, consideró que este último año además del aumento de detenciones y deportaciones se han incrementado las muertes y accidentes de centroamericanos que cruzan por México, ello por las constantes persecuciones.

«El Plan Frontera Sur es sinónimo de muerte para los migrantes en tránsito por México, nueve de ellos -incluido una niña- murieron al caer a un río la camioneta donde los transportaban en el mes de junio del 2015. Versiones extraoficiales indican que eran perseguidos por policías de la zona», escribió Figueroa en el muro de Facebook del Movimiento Migrante Mesoamericano.

Un estudio realizado por el Servicio Jesuita a Migrantes-México (SJM-México) indicó esta semana que  en sólo tres meses se triplicaron las detenciones de migrantes indocumentadas en México.

Se añadió que los operativos implementados por el Instituto Nacional de Migración (INM) en coordinación con policías federales, estatales y municipales se han ampliado a largo de todo el país, acción que el Gobierno ha realizado para evitar el flujo migratorio y que se refleja en un incremento de detenciones.

Los estados del país con mayor número de detenciones de migrantes son Tamaulipas con 451, Estado de México con 440 y Coahuila con 148. Mientras que en Chiapas, Tabasco, Jalisco y Chihuahua se incrementó 40 por ciento el número de puestos de control migratorio, con cerca de 140 puntos en cada lugar.

Los migrantes centroamericanos, al ver las dificultades para cruzar por México optan por recorrer la Costa del Pacífico en su intento por llegar a Estados Unidos, lo que provoca una acentuación de migrantes en los estados de Guerrero (de 22 a 51 migrantes detenidos) y Michoacán (de 37 a 53 detenciones).

Las rutas migrantes cambiaron a partir del secuestro de indocumentados, actos perpetrados por grupos de la delincuencia organizada principalmente en el área del Golfo de México, añade el estudio de la organización de Jesuitas.

Humberto Mayans Canabal regresa por su escaño y dieta al Senado después de dejar estos saldos en materia migratoria. Para Washington el legislador federal del PRI será considerado un eficiente agente de la nueva “Mexican Border Patrol” que no sólo opera en el sur, sino extendió su acción por todo el territorio nacional.

El también llamado “Zar Migratorio Fantasma”, por la nula transparencia en la operación y manejo de recursos de la denominada  Coordinación de Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, tiene recursos por de 102 millones 11 mil 743 pesos para este 2015.

URL: https://misraicesdigital.com.mx/?p=790

Escrito por en Ago 9 2015. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes