Epistolario

¿De qué se quejan?

Armando Rojas Arévalo ___________

SELENE: Esto huele cada vez con más hedor. Y no digo pareciera, porque es una realidad concreta, que las cosas en este país se descomponen cada día. Como sería prolijo referirme a eventos de meses atrás, sólo me concentro en lo que ha ocurrido en las últimas semanas:

La fuga de “El Chapo”, la estrepitosa caída del peso frente al dólar, las elecciones fraudulentas en Chiapas –que dieron lugar a una manifestación ciudadana nunca antes vista, por la dignidad y el respeto al voto en Tuxtla Gutiérrez-, un multihomicidio en la colonia Narvarte, donde ejecutaron con el tiro de gracia a cinco personas, entre ellas al fotorreportero RUBÉN MANUEL  ESPINOSA BECERRIL, a quien se la tenían sentenciada; la renuncia del fiscal de Morelos exigida públicamente por el secretario de seguridad estatal por encarcelar a policías involucrados en un robo; narcobloqueos en Reynosa; asesinatos al por mayor en Sinaloa y Guerrero; la agresión a balazos y quema de un vehículo al periódico “Presente” de Poza Rica, y, para rematar, un video donde JUAN MENDOZA, el alcalde electo perredista de San Miguel Totolapan, Guerrero, ofrece a los delincuentes que no les va a fallar, son algunos de los hechos lamentables que ensombrecen el panorama social de nuestro país.

OTRAS-MAS-DE-RUBEN-ONU

POR OTRO LADO, conocemos del despilfarro de los servidores públicos. Por ejemplo, los grupos parlamentarios en el Senado canalizaron cerca de dos mil millones de pesos en asesores, viajes de sus integrantes, realización de sus reuniones plenarias previas al arranque de los periodos ordinarios y en el apoyo a las actividades de sus miembros, así como en la presentación de sus informes con el pago de impresiones y labores de difusión.

Aunque aislados estos sucesos hacen un coctel molotov peligrosísimo para la ya frágil estabilidad interna. Signos evidentes de una gran descomposición y pérdida de la gobernabilidad. Hago mía una expresión en las redes sociales: Cada día nos enteramos de un suceso nuevo y nuestra capacidad de asombro, miedo e impotencia ya no tiene límites, preocupa el México que les estamos dejando a las siguientes generaciones quienes nunca nos perdonarán nuestra parálisis”…

Las arteras agresiones a periodistas han sido –y son- en la historia mundial, el preámbulo de movimientos sociales que terminan en estallidos violentos. Sea o no culpable de los asesinatos y desapariciones de periodistas en Veracruz, el gobernador JAVIER DUARTE DE OCHOA, está señalado como enemigo de la libertad de expresión y en otros tiempos ya lo hubieran –de perdida- mandado a su casa.

Un mes antes del asesinato de RUBÉN ESPINOSA, el gobernador DUARTE acusó a periodistas locales de tener nexos con la delincuencia y advirtió que esos vínculos podrían derivar en represalias de los criminales. «La delincuencia tiene nexos, tiene puentes (…) Lamentablemente, algunos de los colaboradores, trabajadores de los medios de comunicación tienen vínculos con estos grupos y también están expuestos a esta situación…¿Qué les quiero pedir, compañeras y compañeros? Y se los digo por ustedes, por sus familias, pero también por mí y por mí familia, porque si algo les pasa a ustedes al que crucifican es a mí… Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos», dijo el mandatario en una reunión con comunicadores veracruzanos realizada a finales de junio. ¡Vaya forma de lavarse las manos!

Tan descompuestas están las cosas que hasta GRACO RAMIREZ, gobernador de Morelos, ha confesado públicamente que quiere ser Presidente de la República. ¡Vaya descaro!

En ningún lugar de este país se puede ya estar en sosiego y tranquilidad.

Cuando, por la ilusión de dedicarme a escribir (aunque fuera para mi) y vivir alejado del tráfago de la gran ciudad, compré la que sigue siendo mi casa en Cuernavaca, entonces la provincia era una delicia. Era, parafraseando a LUIS SPOTA, “vivir en el paraíso”. De eso ya hace casi 40 años.

Cuernavaca era el refugio que buscaban escritores, poetas, compositores, artistas, filósofos, periodistas y académicos que encontraban en la ciudad las condiciones para crear, descansar o reflexionar. Desde monarcas europeos en el exilio, MARGARITA DE SABOYA, viuda del Rey HUMBERTO II (destronado por MUSSOLINI) y sus hijas,  hasta dictadores expulsados como el Sha de Irán,  y Papá y Mamá Doc con su hijo;  escritores y poetas como OCTAVIO PAZ, ELENA GARRO, LUIS SPOTA –cuyo nombre aún lleva la calle donde él y su compañera ELDA PERALTA vivían; GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, que tenía su casa veraniega en la calle Virginia; nobles como la condesa MAPELLI MOCSI, dueña o socia mayoritaria del Banco Mapelli de Génova; RUFINO TAMAYO y DIEGO RIVERA hicieron de Cuernavaca su residencia.

Todo el mundo quería vivir en la ciudad “de la eterna primavera”. El clima, la gente, el ambiente cordial y la  placentera aventura de salir a caminar por las noches sin que nadie te molestara, era lo que hacía atractiva a Cuernavaca. La gente te saludaba por tu nombre o apellido. No obstante los 80 kilómetros que la separaba –aún- del D.F., se respiraba un aire y una gran tranquilidad de provincia.

Los tutti di capo asentaron también a sus familias en Cuernavaca y celosamente las resguardaban. Lógico. La violencia, el desasosiego, la inseguridad y la carga de agresividad en la gente y las calles llegaron, cuando los capos dejaron la ciudad en manos de sus segundos y terceros que iniciaron las peleas por los territorios con otros carteles.

Con los años fue cambiando y fue deshaciéndose en mis manos el sueño de vivir de fijo en la ciudad; sin embargo, terco me negué a dejar la casa en otras manos, hasta nuestros días, pero la inseguridad ya es insoportable. ¡Qué necesidad de poner protecciones metálicas a las ventanas, contratar un servicio de alarma electrónica e instalar cámaras en el portón y adentro por las que puedo ver desde donde yo me encuentre lo que ocurre en la casa en tiempo real! La vida dio un giro brusco. El sosiego que uno encontraba en Cuernavaca, se transformó en violencia descarnada, a tal grado que hasta hace unos meses era “normal” ver personas colgadas de los puentes peatonales o tropezar en las calles con bolsas negras conteniendo restos humanos.

NO HAY SEGURIDAD hasta en la tenencia de las calles. Por ejemplo, el presidente municipal de Cuernavaca, JORGE MORALES BARUD, debe explicar a los ciudadanos si es cierto o no que vendió a empresas particulares, la vialidad que atraviesa el complejo comercial Costco de la colonia La Selva.

EN TODO ESTE DESOLADOR PANORAMA NACIONAL, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR lidera las preferencias electorales hacia el 2018, dice una encuesta. Seguramente por eso, el Presidente en días pasados arremetió contra el populismo. Lo ve venir. Pregunto: ¿De quien es la culpa si no de la corrupción, el cinismo y la impunidad que tienen harta a la gente?

La encuesta del periódico Reforma dice que a LÓPEZ OBRADOR  lo conocen casi 9 de cada 10 mexicanos en todo el territorio nacional; cuenta con 33 por ciento de opiniones positivas, frente a 29 por ciento de negativas, y 42 por ciento de los consultados estaría dispuesto a votar por él para Presidente.

¿De qué se quejan, entonces? ¿De qué se lamentan?

P.D.-El robo -¿de qué?- y hasta vínculos con las FARC y el trasiego de droga (por la colombiana que estaba en reunión con RUBÉN ESPINOSA) podrían ser “pistas” en el crimen del periodista-activista. La cosa es criminalizar este atentado contra el periodismo libre, para exonerar al verdadero responsable.

armandorojasarevalo@gmail.com  

rojas.a.armando@hotmail.com

URL: https://misraicesdigital.com.mx/?p=555

Escrito por en Ago 5 2015. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes