Un “tonto útil” agraviado llama a la sedición nacional

.- ¿Resentimiento? ¿Presunción? ¿Nostalgia? ¿Impotencia? ¿Desilusión? ¿Frustración? ¿Qué más le sigue… a Gerardo Fernández Noroña?

.- En Morena –dice- caben todos los políticos: priistas del nacionalismo revolucionario, panistas patriotas, perredistas, petistas, hombres y mujeres, todo aquel que quiera impulsar un proceso de transformación y todo mundo tiene derecho a rectificar.

.- Solo y exclusivamente para Noroña, López Obrador “es un patriota”, que es un hombre probo, comprometido y que quiere al pueblo, pueda llegar a la presidencia de la república.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance _________________

blasalejo@yahoo.com

Yo creo que no van a dejar pasar a un candidato de la izquierda, ni a él ni a nadie. Creo que hay que hacer una rebelión no violenta del pueblo para obligarlos a reconocer el resultado, sentenció tajante Gerardo Fernández Noroña, camino a los comicios federales del 2018, que renovarán la Presidencia de la República, aunque el político en ciernes disimula la promoción de arengas facciosas.

El político izquierdoso que alguna vez presumió que no iba a ser un “tonto útil” para encausar movimientos y luchas políticas en contra del Sistema del Estado, ahora presenta un cuadro de depresión moral que ni él mismo se lo cree, pero en el fondo padece de un conflicto interno de sentimientos encontrados.

Primero, porque su alma está que trina –lo aparenta muy bien-, toda vez que el dueño del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, prácticamente lo “bateó” como dicen los beisbolistas cuando “son ponchados al tercer strike”…, es decir, que el mascupanense ignoró a Gerardo Fernández Noroña para postularlo a una senaduría o a una diputación local o federal.

Tras bambalinas, trascendió que Noroña, quien se dice ser “un ciudadano de pie y un político sin partido”, ante la presión de la incredulidad, los López Obrador –que se han vuelto unos legítimos mafiosos para “vender curules” al mejor postor a través de su partido que le regaló el gobierno federal, el Morena-, exigen el pago en una sola exhibición de 20 millones de pesos.

El ejemplo de sus fechorías están recientes ya que se advierte que esa medida coercitiva económica y financiera se la aplicaron al sempiterno líder del Metro, Fernando Espino Arévalo, con quien los tabasqueños jugaron en contra de él para despojarlo de esa cantidad para finalmente no garantizarle nada. Fue un asalto en despoblado, afirman los enterados, tan igual como cuando el mismo Espino les pasa la charola a todos los trabajadores que viene explotando desde hace 40 años en el Metro, y peor, sin que ninguno “la haga de a tos”.

Por lo tanto, el izquierdista Gerardo Fernández Noroña –ese ciudadano que alguna otra vez se aventó la puntada de hacer una manifestación singular al tirarse físicamente al paso del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, como si fuera “tapete”-, se quedará con las ganas de regresar al Palacio Legislativo de San Lázaro, o ir al Senado de la República.

Si bien a Noroña se le puede considerar un buen interlocutor de lucha social, seguramente que los López Obrador, mejor dicho el abuelito de 64 años que ya cumplió Andrés Manuel (padre), lo desechó por no reunir los requisitos económicos chantajista para invertir 20 millones de pesos y subirlo a la palestra política nacional, y desde ahí seguir haciendo sus arengas de escándalo.

¿Resentimiento? ¿Presunción? ¿Nostalgia? ¿Impotencia? ¿Desilusión? ¿Frustración?, ¿Qué es lo que le sigue a toda esta conjugación de sentimientos?, que generalmente denota psicológicamente cualquier tipo de persona cuando sufre una derrota personal, aunque para Noroña -abogado en derecho- en entrevista con un diario capitalino, confesó estar agraviado “para decirlo claro”; sin embargo, confesó estar decidido en apoyar al doctrinario de López Obrador.

Aclara que pese a esa desilusión, su resentimiento lo tiene “bien guardado”, pero a la luz de las circunstancias se puede interpretar que el tabasqueño le jugo sucio. Su masoquismo, más aun, tiene consideraciones al estimar que en lo particular tuvo que declinar su candidatura independiente para apoyar al presidenciable López Obrador.

Afirma no estar arrepentido de ello, y señala que ningún candidato sin partido tiene la fuerza para quitarle votos a AMLO, tanto es así que ni siquiera pueden obtener su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Actualmente, Gerardo Fernández Noroña sostiene su carrera política por medio de la venta de libros y de su colaboración con un portal de noticias, pero ya se plantea nuevas estrategias que dependerán de lo que pase en 2018, como por ejemplo, crear un nuevo partido político de izquierda.

¿Por qué, aunque se le negó la aspiración de ser candidato al Senado por Morena sigue apoyando a AMLO?, se le cuestionó.

Responde: “Sería un error no hacerlo. Tú no debes anteponer tus intereses personales por legítimos que estos sean. Hay un trato incorrecto, yo diría que hasta una injusticia en el procesamiento. Yo creo que debían tratarme como un aliado, no como si fuera sólo un aspirante. Eso no quiere decir que tenían que darme una ventaja ni nada por el estilo. Además yo creo que esa fue una decisión política. Estoy agraviado para decirlo claro y sin embargo decidí seguir apoyando a López Obrador”.

Noroña, quien se ha convertido en un político de “utilidad” para fijar los posicionamientos de quienes no comulgan con el Estado mexicano, hace énfasis que renunció a su candidatura independiente por decisiones personales y de entera convicción, así como de claridad, toda vez que advierte que “mi registro sólo ayudaría a la derecha, porque dividiría el voto de la izquierda”.

En la entrevista con el diario capitalino, Noroña manifiesta que será el mismo López Obrador quien revele su decisión por haberlo ignorado para garantizarle alguna candidatura de elección popular, pero ante la luz de las circunstancias, se observa la maldad y la perversidad de Andrés Manuel cuando alguien le está jugando chueco.

“Eso es algo que él tiene que decir, yo no tengo porqué especular. Simplemente dejo en claro que soy parte de ese movimiento, y ahí ni él ni nadie puede dejar de reconocerlo, contribuyo a él, lo hago de manera importante y actúo con consecuencia. Que la gente juzgue las actitudes y los hechos políticos”.

-Habla que su candidatura dividiría el voto ¿qué opina de los candidatos independientes a la presidencia?, se le consultó.

-Ninguna le hace daño a Andrés Manuel porque son electorados diferentes.

¿Quién de ellos le disputa votos a Obrador?

¿Ferriz de Con?, por favor, es de ultraderecha;

¿Margarita Zavala?, es panista y no llega.

Ni siquiera el zapatismo porque María de Jesús cubre un espectro del movimiento indígena y de propuestas  que desde la izquierda no hemos retomado, que en justicia ellos tienen razón en plantear su propuesta programática y creo que debemos retomarla y que además convoca a un sector del electorado o que no vota, que se abstiene o que no participa, o que no votaría por López Obrador porque tienen una visión crítica de él.

Y prosigue: “Entonces no son votos con los que López Obrador cuenta, son votos que en todo caso tendría que conquistar. ¿El Brinco (Bronco) qué chingados le va a quitar a López Obrador?

“El único que disputaba la misma base electoral con López Obrador soy yo presume Noroña-. No es un asunto de arrogancia, simplemente somos parte del mismo movimiento, cubrimos el mismo espectro, tenemos en términos generales el mismo perfil, aunque yo en realidad creo que sí hay que cambiar el sistema económico, algo que Andrés Manuel no está planteando en su propuesta política, pero somos parte del mismo movimiento.

“Van caminando en la dispersión del voto y los independientes no pueden, ni siquiera obtener el registro, es imposible tener en cuatro meses 834 mil firmas, en realidad necesitas el doble por las que te eliminan, son casi 50 los que están en busca de ese registro, la posibilidad de que se te dupliquen las firmas es enorme, entonces es un absurdo. Es más fácil construir un partido político. Entonces van a regalarle las firmas a uno o dos de los independientes que le convenga al gobierno.

“El Frente Ancho y Profundo (Frente Amplio) en realidad no quiere ganarle al PRI, lo que quiere es cerrarle el camino a López Obrador. O sea, sí disputa con el PRI, pero si no puede ganarle se une al PRI para cerrarle el paso a Obrador, eso es en esencia.

“El Estado de México es un testimonio reciente de lo que va a suceder. Entonces tenemos que derrotarlo antes de la elección y yo estoy en esa línea. Estoy convencido de que hay que hablar con la gente, generar acciones de poder popular que vayan arrinconando al gobierno para obligarlo a respetar el resultado”.

Fernández Noroña niega, asimismo, que tenga un sentimiento de arrepentimiento por no haber registrado su candidatura independiente por la presidencia de la república, porque conforme a sus palabras, en menos de cuatro meses ningún independiente podría reunir 834 mil firmas para ese propósito.

“De ninguna manera –recalca-. Si yo hubiese buscado un acuerdo político legítimamente pues me hubiera registrado, hubiera hecho otra cosa para presionar y generar una condición para que ese acuerdo se llevara a cabo”.

Por lo tanto, Noroña se vanagloria de su lucha como político y de forma sensata y consistencia en el oficio de la política; dice “ni porqué llorar”, “ni voy a caer en el error de romper y dar la espalda al movimiento, eso sería una tontería”.

¿Es acertada la política de Morena de abrirle puertas a ex perredistas, ex priistas y ex panistas?, se le preguntó.

“Se gana haciendo mayoría y se hace política con lo que se tiene, no con lo que se quiere. Si yo fuese el candidato a la presidencia estaría abierto a todo mundo. Ahí están mis discursos de hace cuatro años y actuales y no los he cambiado. En este proceso cabemos todos, priistas del nacionalismo revolucionario, panistas patriotas, perredistas, petistas, hombres y mujeres, todo aquel que quiera impulsar un proceso de transformación y todo mundo tiene derecho a rectificar.

¿Usted expone que se debe cambiar el sistema económico, entonces por qué apoya a AMLO si él no lo propone?, fue otra de las interrogantes a Fernández Noroña.

“Porque el nivel de coincidencia no deber ser absoluto, porque es evidente que si a Andrés Manuel no lo dejan pasar, menos a una gente como yo que plantea un cambio todavía más de fondo. Tú puedes sentir que eres el que mejor representa, que tienes un proyecto más acabado, pero si la gente no te da el respaldo –porque yo tengo un respaldo, pero no para ser presidente de la república, eso es indiscutible–, entonces yo tengo que hacer que las cosas maduren hacia donde yo creo que deben ir y ello pasa porque una gente como López Obrador, que es un patriota, que es un hombre probo, comprometido y que quiere al pueblo, pueda llegar a la presidencia de la república.

“O sea, pensar que él no está radicalizado y que entonces no hay que apoyarlo pues es una conducta sectaria, obtusa, miope que no percibe que los procesos no son así, o sea, ¿en este momento quién mejor para el pueblo representa los pasos de cambio que hay que dar?, es López Obrador, eso está a la vista de todos. Es el candidato a vencer, son todos contra López Obrador, entonces por qué voy a sumarme contra él cuando es evidente que él es parte del camino que hay que realizar en el país.

Considera que con los acercamientos que ha tenido Obrador con grupos empresariales, con ex priistas, ex perredistas y ex panistas, en esta ocasión se le reconozca la victoria.

-Yo creo que no van a dejar pasar a un candidato de la izquierda, ni a él ni a nadie. Creo que hay que hacer una rebelión no violenta del pueblo para obligarlos a reconocer el resultado.

La campaña que hacen contra Venezuela se va a quedar chiquita comparada contra lo que van a armar contra López Obrador, de mentiras, de denuestos, ya estuvieron escarbando en lo de sus hijos, están acusando al PT de financiar al terrorismo, ¡por favor! Eso es absurdo.

¿Hace bien Andrés Manuel al desmarcarse de Maduro, del proceso bolivariano?, se le interrogó nuevamente a Noroña.

Puntualiza: “Él habla con verdad cuando dice que no tiene ningún vínculo con Venezuela y entonces al deslindarse de ese proceso es sincero”.

¿Cómo hacer para que se le reconozca el triunfo a López Obrador?, se le re-insistió.

“La indignación está; la inconformidad de la gente es muy grande; nosotros lo que tenemos que hacer es derrotar, que no es fácil, un discurso despolitizador que ha ganado en la sociedad que dice que todos los políticos y partidos somos iguales; que hay que desaparecer a los pluris; que hay que quitar el financiamiento público; que hay que quitar el fuero; que son necedades de la derecha.

“Porque si quitas a todos los políticos actuales y pones a ciudadanos que no tienen ninguna participación política, acabarán haciendo lo mismo o peor, porque el problema es el sistema económico y eso no lo toca nadie. Nadie habla de que 35 multimillonarios mexicanos pagarían 100 mil millones de dólares y no los pagan. Nadie habla de la concentración de 16 mexicanos que tienen 143 mil millones de dólares y no pagan ni un centavo en impuestos, mientras que un ciudadano paga 35% de impuesto sobre el producto de la renta. Slim no paga ni el 6%, y los otros multimillonarios no pagan ni el 2%, lo que es un atraco a la nación.

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=60421

Posted by on Nov 13 2017. Filed under NACIONAL. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes