Siria trabaja por rescatar los valores de una arqueología milenaria

Pedro García Hernández ____________

Damasco (Prensa Latina).-  Desde hace miles de años, Siria es un cruce de caminos entre Oriente y Occidente, con la mezcla comunicacional con Iraq, la antigua Mesopotamia, regiones que fueron asiento de las primeras civilizaciones sedentarias y las cuales dejaron huellas de alto valor histórico en más de 10 mil sitios conocidos, objeto de sinceros estudios y tambiÿn de la ambición a través del saqueo y el contrabando, acrecentados por la guerra terrorista impuesta a esta nación del Levante.

Casi nueve años de ataques continuados, sin respetar las antiquísimas sedes de vestigios de al menos siete civilizaciones, implican un reto a los conservacionistas del legado histórico-cultural y social y que contribuyeron a definir a Siria como el paraíso de la arqueología, un empeño que exige consagración , conocimientos técnicos y especialización.

Entre 1979 y fines del 2011, Siria inscribió en la lista del Patrimonio de la Humanidad los cascos históricos de Damasco, Alepo, Bosra y Palmira, el Crac (Castillo) de los Caballeros y las del Norte, a pñocos kilòmetrso de la oriental ciudad de Deir Ezzor.

Otros nueva lugares como las norias de Hama, Ugarit , Ebla, Mari, Dura Europos, Apamea, Maluila y las ciudadela y castillo de Qasr al Harr y Tartus, fueron propuestos para engrosas el listado pero las agresiones contra el país, el apoyo exterior a grupos terroristas y las consecuentes limitaciones de todo tipo, impidieron verificarlos en la práctica y documentarlo ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Justo en el año 2016, cuando el extremismo armado amparado desde Occidente y otros gobiernos de la región perdía terreno, las autoridades sirias y con la contribución práctica del Ejército, especialistas y técnicos, organizaciones sociales y sencillos ciudadanos, loghraron preservar una buena parte de valiosas piezas y documentos arqueológicos y conformaron un mapa interactivo constantemente actualizado y que evalúa en principio los daños causados en 758 sitios arqueológicos.

Los daños al Patrimonio

Las provincias sirias de Alepo, Homs y Deir Ezzor son las más abundantes en sitios arqueológicos en buena parte estudiados y evaluados a la fecha y suman en total 477 que representan casi el 57 por ciento de un total de 758 incluídos en el mapa interactivo mencionados, regiones que por lo demás han sufrido en cerca de nueve años de guerra, serios daños, agravados por los causados en el norte alepino tras operaciones militares de Turquía y grupos kurdos.

La propia ciudad de Alepo, la más antigua de Siria y liberada del extremismo armado, sufrió serios destrozos en el cvasco antioguo y tras numerosos esfuerzos reabrió el Museo y rehabilita otras áreas con el aporte de la Fundación Aga Khan, especia,istyas rusos y las autoridades gubernamentales y del Departamento MNacional de Museos y Antigüedades.

Manbij, una localidad en el noreste de Alepo, ha sido objeto de saqueos desmedidos, contrabando de piezas de valor arqueológico único en áreas cercanas como las de Jabal Khaled Shash, Hamadat, Afrin y Al Nabi Houri, donde existen rastros de las épocas helenístocas y romanas, fundamentalmente, deasastres aún no evaluados en su totalidad pero significativos según diversos expertos.

Otras zonas donde la barbarie terrorista actuó fue Palmira, en la central provincia de Homs, donde se viabiliza un plan de restauración a largo plazo con el aporte de especialistas del Museo ruso del Hermitage, mientras están pendientes valoraciones sobre las aldeas del Norte, en la orilla oriental del río Eúfrates y zona de enfrentamientos armados constantes y apenas detenidos en la actualidad.

De igual forma, a los daños y destrozos se suman los museos de Raqqa e Idleb, esta última ocupada por grupoos terroristas como la Junta para la Liberación del Levante, otrora Frente Al Nusra, sin posibilidades por el momento para que equipos técnicos trabajen al respectio y desde donde se originan contrabandos de piezas arqueológicas, sobre todo hacia Europa Occidental y Estados Unidos.

Saqueos, contrabando y negocios

Con más del 95 por ciento del territorio nacional liberado de grupos terroristas, Siria emprende una nueva fase reconstructiva, reactiva los centros para tgarweas de tareas restauración comoen el Museo Nacional de Damasco, además de reactivar las labores en áreas arqueológicas de las provincias de Daraá, Hama y Quneitra, donde se concentran 118 sitios de esas características, mientras que en las de Raqqa, Deir Ezzor y Hasaka, todavía las condiciones para esas tareas se tornan difíciles.

En ese sentido, Mahmoud Hammoud, director del Departamento de Antiguedades y Museos, menciona la necesidad de continuar el rescate y análisis de más de 10 mil sitios arqueológicos, el saqueo, las excavaciones ilegales y el contrabando de cientos de miles de piezas y objetos, de los cuales una cifra superior a las 18 mil están en territorio turco, de Europa, Canadá y Estados Unidos, aún cuando existen las resoluciones 2247 y 2197 de Naciones Unidas que prevén su devolución pero que nadie aplica.

Para dicho funcionario y experto en el tema, las pérdifdas son invaluables y en un principio equivalen en detrimento a pérdidas de miles de millones de dólares y ante ese panorama se continúan y renuevan las lavbortes de rescate que cinl,cuyen actualmente, sitios en la provincia de Damssco, Alepo, Sweida y la apertura de museoes en Alepoo, Hama o en el CVrac de los Cabelleros, a los que suman las reactivicfación de actividfadse en el Casdtillo de Mysiaf, en Hama.

El rescate del patrimonio arqueológico sirio enfrenta el afán destructivo y de interés comercial y usurero de los extremistas y enemigos dela país, entre ellos las operaciones que con piezas robadas realizan entidades privadas como la casa de subastas Sothebys, en Londres, Reino Unido, donde llegan a venderse al mejor postor piezas extraídas de contrabando del distrito damasquino de Jobar, liberado del terrorismos a mediados del 2018.

La documentación necesaria sobre esos temas, han sido enviadas por las autoridades sirias a Naciones Unidas pero el reto para el rescate de los valores patrimoniales es ahora el mayor reto para esta nación del Levante, decididas a esa labor en pro de principios históricos de una tradición milenaria.

Print Friendly, PDF & Email

You must be logged in to post a comment Login

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes