Raíces sociales de la inseguridad: urge una participación activa de la sociedad

.- El mal planeado oriente urbano, salarios bajos y una mayor informalidad, generan enorme desigtualdad en Aguascalientes.

Juan Manuel Rodríguez _______________

(06-XI-17).- El problema de la inseguridad, que sin duda alguna es muy grave y no exclusivo de esta ciudad y estado, sino generalizado en todo el país, debe encontrar una solución integral, no de visiones parciales que impliquen principal y únicamente a las autoridades encargadas de aplicar la ley y el orden, sino de toda la clase política y sin soslayar de responsabilidad que recae sobre toda la sociedad.

Atacar las consecuencias de esta ola de violencia y crimen, sí corresponde a las autoridades políticas a través de sus órganos policiacos, sin embargo, mas hay que ir hacia las raíces profundas que han generado esta crisis de inseguridad, encontraremos aristas en gran parte ignoradas para buscar una solución que, seguramente no va a ser inmediata y total.

Para el caso de Aguascalientes, la erección de una segunda versión de la urbe al oriente de la ciudad, evidentemente sin una planeación adecuada, provocó la proliferación de áreas  conurbadas que en realidad constituyeron la antítesis de lo que debe ser una comunidad proyectada para la convivencia social, sin las condiciones para el desarrollo educativo, cultural o servicios inherentes. Se creó una segunda ciudad de Aguascalientes con más de 400 mil habitantes a cuyo alrededor surgen nuevos asentamientos, en muchos casos producto de la corrupción.

En realidad han sido dignos de aplauso los incipientes esfuerzos oficiales realizados para revertir los errores de esa expansión urbana proyectada por anteriores regímenes  pero  aún son insuficientes, los esfuerzos realizados oficiales para llevar escuelas, transporte, áreas verdes, centros comunitarios para el desarrollo social de niños y jóvenes, y auxiliarlos en la lucha contra la drogadicción.

La inseguridad hay que combatirla, no en una desangelada marcha con no muy claros intereses y fines, sino en los problemas como el que casi la mitad de la fuerza de trabajo está en el sector informal desarrollando su actividad económica a partir de sus recursos hogareños, e incluso ocupados en empresas formales pero sin seguridad social ni prestaciones; un estado donde los ingresos y remuneraciones, como en todo el país, no cumplen con las  directrices de garantía social de una Constitución cuya Ley Federal del Trabajo fue totalmente transformada para eliminar la protección del trabajador y proteger al empresariados, sin entender que todo conduce al detrimento del desarrollo económico  y social del país en general

 Soluciones que, en esos aspectos, no son fáciles ni de rápidos efectos, pero sí se pueden adoptar otras medidas en donde participe la sociedad, como la organización de colonos y habitantes de fraccionamientos para reforzar la vigilancia y trabajar de consuno con las corporaciones policiales, reporte oportuno de sospechosos y adopción de medidas de precaución para proteger sus hogares, en los supermercados, en los cajeros automáticos bancarios; utilizar estacionamientos públicos para proteger sus unidades vehiculares; en los comercios, una pequeña inversión para instalar alarmas o cámaras de circuito cerrado, entre otras múltiples medidas.

Lo más importante está en el hogar, en la convivencia familiar, en donde la fragmentación hogareña contribuye, en mucho, a la desorientación juvenil, al consumo de drogas y a la delincuencia,  La participación paterna es imprescindible en la conducta correcta de los hijos

La insuficiencia en el número de los agentes del orden, impide generalizar una política de los policías de barrio, pero se pueden aplicar de manera selectiva, como se está haciendo con el patrullaje de colonias específicas con tan buenos resultados.

La lucha contra la delincuencia será larga y requerirá de la participación de todos, pero se uede avanzar trabajando junto con las autoridades que, con mayor inversión en equipo y capacitación, están dando los pasos necesarios para combatir algo que no se resolverá sólo con mayor vigilancia oficial, sino una participación activa de la sociedad y unir a la raíz de las causa sociales que han degenerado en  tan grave crisis al ser rebasadas las autoridades de seguridad a nivel nacional y que requiere, desde el ámbito local, empezar a desarrollar una política que debe ser  fortalecida por un cambio profundo en la política nacional.

www.mercadointernomx.blogspot.mx

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=60028

Posted by on Nov 8 2017. Filed under LA HISTORIA EN AGUAS. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes