México o es de todos, o no es de nadie: Pages

.- “Yo no sé qué es el comunismo, pero sí sé cómo son los comunistas. Yo no puedo definir el fascismo, pero sé de lo que son capaces los tiranos”

.- Nuestra República, están en riesgo; nunca, ni siquiera durante el presidencialismo más acervo del PRI, los periodistas y medios de comunicación habían sentido el miedo que hoy siente para ejercer la Libertad de Expresión.

.- Nunca habíamos visto que la máxima instancia de poder colocara un patíbulo para estigmatizar, acusar y hacer escarnio de todo aquel que se atreva a criticar u opinar diferente.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance ____________________

filtrodedatospoliticos@gmail.com

Interesantes pronunciamientos externó una destacada mujer periodista, líder y guía, promotora de nuevas visiones y personaje que convoca a lo mejor, entre lo mejor.

De firme pluma y de una conciencia recta, la ex diputada federal Beatriz Pages Rebollar lanzó un serio reto combinado con la advertencia constitucional al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante la presencia de autoridades políticas y académicas, describió:

…Mi padre, José Pages Llergo, fue corresponsal durante la Segunda Guerra  Mundial.

Vivió y conoció los horrores provocados por los regímenes autoritarios.

En alguna ocasión le escuchar decir: “Yo no sé qué es el comunismo, pero sí sé cómo son los comunistas. Yo no puedo definir el fascismo, pero sé de lo que son capaces los tiranos”.

Hoy tal vez, no podamos ubicar la transformación de México en la geometría política, pero lo que sí sabemos de los que estamos seguros, a once meses de gobierno, es que nuestra casa, nuestra Patria, nuestra República, están en riesgo.

Menciono y hablo de lo que me toca.

Nunca, ni siquiera durante el presidencialismo más acervo del PRI, los periodistas y medios de comunicación habían sentido el miedo que hoy siente para ejercer la Libertad de Expresión.

Nunca habíamos visto que la máxima instancia de poder colocara un patíbulo para estigmatizar, acusar y hacer escarnio de todo aquel que se atreva a criticar u opinar diferente.

Nunca tampoco, habíamos sido testigos de lo inaudito, que los obligados política, moral y constitucionalmente a preservar la paz y la unidad, hoy utilicen todos los instrumentos del poder para alimentar el odio, la venganza y la polarización entre los mexicanos.

Los medios de comunicación son determinantes en el destino de una nación.

Pueden defender los principios democráticos, o contribuir a que florezcan las semillas de una dictadura, cruel e inhumana.

Pueden permanecer callados por comodidad, conveniencia, complicidad o miedo; o pueden romper el silencio para desenmascarar a quienes todos los días, devoran como un Saturno las instituciones.

El periodismo libre no puede cruzarse de brazos ante el “patricidio”, dije, “patricidio” y no “parricidio”, aunque la Academia de la Lengua no me lo permita.

Patricidio, porque cada vez que el Congreso reforma la Constitución para abrir la puerta a un Estado persecutorio y policiaco; a litigar el principio de “No Reelección”, al exterminio de órganos autónomos, a la cancelación de derechos y libertades, se asesina a la Patria. (Aplausos)

Cada vez que se ofende y humilla a las Fuerzas Armadas, cada vez que se obliga a la Ley a ponerse de rodillas ante el crimen, se asesina a la Patria.

Cada vez que se reconocen a dictadores, a dictaduras y a dictadores y que se le conceden asilo con la falacia de que son “víctimas”, cuando en realidad son verdugos de su pueblo, se corrompe la verdad. (Aplausos)

Por eso decidimos dedicar el Premio José Pagues Llergo a la Defensa de México.

Por eso la importancia de distinguir a periodistas y a comunicadores, a hombres y mujeres de empresa, a líderes sociales, a niños, jóvenes y talentos culturales comprometidos con la verdad y la justicia y las libertades.

Por eso también, rendimos honores a una de las instituciones más amadas y respetadas del país: al Ejército Mexicano. (Largo aplauso y exclamaciones de “bravo” en pie)

Especialmente a ese Soldado Desconocido cuya identidad y rostro se desconocen, pero cuyas botas y casco, son símbolo de esa Nación que espera de nosotros, una respuesta.

Querido Pepe Carral. Tú sabes que esta ceremonia no hubiera sido posible por tu ayuda y tu comprensión.

La Revista Siempre no está vetada.

La Revista Siempre está proscrita.

La injusticia, la arbitrariedad, la intolerancia quieren acabar con una publicación legendaria, ícono de la Libertad de Expresión en México.

Todo muere, menos la voluntad de seguir siendo libres.

Nos negamos a entregarle la escritura del país a un solo hombre.

México o es de todos, o no es de nadie. Muchas gracias. (https://youtu.be/sLZYrGpBswI?t=241)

Print Friendly, PDF & Email

You must be logged in to post a comment Login

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes