¿López Obrador, un patético narco-político desgarradoramente descocado?

.- En una franca vinculación del tabasqueño, ahora pretender indultar a los barones del narcotráfico si llega a la Presidencia de México; sería una despiadada medida antijurídica para consolidar a los ensombrecidos narco-gobiernos. 

.- México vive un Estado fallido que a todas luces lo convierte en una república bananera; AMLO desprecia nuestras leyes y hoy más que nunca se duda que sea mexicano.

.- Para las fuerzas armadas, el Gobierno no puede pactar con la delincuencia organizada, es decir, sería convertir obviamente al Estado en parte de la delincuencia organizada.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance _________________

blasalejo@yahoo.com

Reza la sentencia populachera que “los trapitos sucios se lavan en casa”, pero el hecho que Andrés Manuel López Obrador haya exteriorizado su afán de hacerse del poder presidencial constitucional a como dé lugar, deja a la interpretación que su intentona es consolidar el Estado fallido que viene sufriendo México desde hace tres sexenios lo que denota que el presunto tabasqueño no sea mexicano haciendo crecer las sospechas que es un ciudadano que nació en algún país centroamericano como podría ser El Salvador, y que fue radicado por sus padres desde muy pequeño en territorio azteca.

Paralelo a esos latentes peligros, México sigue viviendo y sufriendo de un Estado fallido que a todas luces lo convierte en una república bananera, lo que coyunturalmente el famoso AMLO desprecia nuestras leyes.

México, lamentablemente, está a merced del crimen organizado, y el peor desastre que le pudiera suceder al país en sus múltiples tiempos de crisis, es convertirse en una república bananera que al carecer de un Estado de Derecho confiable, calles y avenidas del país se verían teñidas de sangre, producto de una cruel batalla que pudieran registrarse a nivel federal en contra del narcotráfico, en caso que López llegara a Palacio Nacional e impusiera su ley peje-juarista.

Para el candidato presidencial priista José Antonio Meade, la evocación de López en la aplicación de ”amnistía” a narco-capos, en la brega jurídica se traduce en la negativa absolutoria de facto en el proceso de justicia a quienes han sido víctimas, transformándose hoy más que nunca en una seria alerta que permanentemente se tiene que censurar porque esa propuesta del líder de Morena solo forma parte de su desesperación al ver perdida, en la víspera, las elecciones presidenciales del 2018.

En efecto, Meade afirma que “dar amnistía a líderes del narcotráfico es totalmente erróneo”, eso no garantiza que siga habiendo paz en el país, es decir, no es necesario amnistiar a narco-asesinos porque está totalmente desfasado ese ángulo del Estado de Derecho que asiste a los mexicanos.

Para el ex secretario de Hacienda, el planteamiento del tabasqueño niega de facto el proceso de justicia para quien ha sido víctima de la delincuencia organizada. “Plantear la denegación de justicia como principio de política pública es un error”, subrayó, toda vez que el abanderado tricolor considera que para detener este fenómeno de violencia, es necesario reconocer algunos elementos que están dentro de ella, como las armas.

De hecho, si el Estado mexicano tolera que millones de familias tengan armas en sus hogares como una acción de autodefensa en contra de los malosos, también se podría interpretar que México ha sido inundado por el mercado negro de armas y explosivos procedente de Estados Unidos, donde las armerías americanas venden productos mortíferos con toda la facilidad del mundo.

En México, por ejemplo, después del Movimiento Estudiantil de 1968, el gobierno del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, ordenó la cancelación definitiva de armerías donde se expendía toda clase de armas de fuego, que eran tan fáciles de conseguir con la licencia que expide hasta este momento, la Secretaría de la Defensa Nacional. “Era como comprar un kilo de tortillas”, dicen los que saben del asunto.

“Debemos tener investigaciones contextualizadas que nos ayuden a ver qué tenemos que hacer para evitar que las armas lleguen a manos de quienes están haciendo mal uso de ellas”, abundó el abanderado priista a la Primera Magistratura de la Nación.

El sábado 2 dos diciembre ((2017), Andrés Manuel López Obrador, dueño plenipotenciario del partido llamado Morena, no descartó la posibilidad de ofrecerle amnistía a los líderes de los cárteles con tal de que se termine la violencia y así garantizar la paz en el país.

Ese llamamiento, sin embargo, pareciera ser que López Obrador podría tener vinculaciones con poderosos narcotraficantes, ya que las diferentes familias que componen el bajo mundo de las drogas, detrás de esos diabólicos seres se hallan escondidos políticos del muy alto nivel, evocando a las Mafias del Poder.

¿López Obrador, un narco-político patético, desgarradoramente descarado?, es la interrogante que muchos agentes del poder político, conjeturan y avizoran que si de esa manera pretende el tabasqueño hacer política sucia desde antes de firmar un Pacto de Paz entre el poder constitucional y el poder de facto que representa el narcotráfico, la tranquilidad del país entraría a un terreno peligrosísimo. Ningún mexicano estaría exento de sufrir algún ataque fortuito dirigido por las mafias del narco-poder, y es por ello que grupos conservadores han alertado desde hace 18 años, “López Obrador es un peligro para México”.

El término narco-Estado (de narco: droga y estado: conjunto de instituciones), según Wikipedia, es un neologismo que se aplica a aquellos países cuyas instituciones políticas se encuentran influenciadas de manera importante por el narcotráfico, y cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes del tráfico de drogas narcóticas ilegales, amparados por sus potestades legales.

El uso del término comenzó a implantarse en la década de los 80’s con la aparición de poderosas organizaciones mafiosas en Colombia. En la actualidad, Colombia ha mejorado en el tema del narcotráfico, disminuyendo ampliamente la producción en los últimos años.

Son habitualmente considerados tres ejemplos de narco-Estado: Afganistán en Asia; Kosovo, en Europa; y Guinea-Bissau, en África, aunque diferentes instituciones han advertido del riesgo de otros países a caer bajo este tipo de gobierno.

De tal forma que el Congreso de la Unión, debe establecer los parámetros y las medidas de alerta para evitar que esos hombres de negro armados con metralletas, pudieran ser reconocidos por un patético ambicioso del poder que es el caso de Andrés Manuel López Obrador.

En el negro historial del tabasqueño, según sus paisanos, en sus años mozos, ayudaba a sus progenitores a vender toda clase de artículos en cayucos surcando las aguas de los ríos de Tabasco, y en su momento, el rebelde de Andrés Manuel inició una carrera delictiva con la extrema vinculación con el narcotráfico.

De López Obrador se puede esperar muchas sorpresas, tan igual cuando organizó su famoso Plantón de Reforma, que ante la pérdida de miles de millones de dólares a los prestadores de servicios turísticos, ahora la situación se torna mucho más peligrosa pues se duda que el tabasqueño pudiera aceptar su inminente derrota. Es por ello que su declaración de amnistiar a los narcotraficantes, es porque éstos se aliarían para protestar en contra del sistema de un evidente fraude electoral y comenzar a atentar en contra de la vida de la ciudadanía.

El rostro del narcoterrorismo haría su presencia y las fuerzas armadas constitucionales, en defensa de la Soberanía Nacional, Ejército y Marina se enfrentaría a una guerra sin cuartel, caiga quien caiga, así sea hasta los propios familiares de Andrés Manuel López Obrador en aras que haya hasta un Golpe de Estado azuzados por militares traidores a la Patria.

“¡López Obrador es un peligro para México!”, advierten diputados y senadores conservadores del Congreso de la Unión.

SIMPLISMO

López Obrador ha escalado peldaños que ni él mismo se imaginaba al contar con el apoyo de algunos poderosos empresarios adinerados, solo por citar que cuando abre la boca, prácticamente a todos sus enemigos les marca la Agenda Política Nacional, y en el caso de amnistiar a los narcotraficantes, lo que desató una nueva polémica y censuras por parte de las instituciones republicanas.

Si bien los secretarios de Marina, Vidal Francisco Soberón, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, consideraron que la postura del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, sobre una posible amnistía a los narcotraficantes es “simplista” y constituiría un “grave error”.

En tanto, los partidos políticos salieron en defensa de la Patria que incluso, los sectores de la sociedad externaron por igual su reprobación por las manifestaciones de facto que hizo el tabasqueño.

En declaraciones a periodistas durante una gira de trabajo en Chiapas, Vidal Francisco Soberón, consideró que el enunciado del virtual candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la Presidencia en 2018 respecto a que analiza una amnistía a líderes del narcotráfico, es “un comentario demasiado simple. Realmente no hay ningún análisis al respecto”, indicó el almirante.

“Se está viendo en una forma extremadamente simplista. El Gobierno no puede pactar con la delincuencia organizada. Es decir, sería convertir obviamente al Estado en parte de la delincuencia organizada”, ahondó.

Consideró que las declaraciones de López Obrador fueron formuladas “más bien con un fin electoral que buscando un objetivo real. Hay que tomar estas declaraciones como lo que es: es simplemente mera propaganda. Así lo vemos nosotros”, expuso.

Vidal Francisco Soberón también sostuvo que “obviamente habrá mucha gente que sí le duela (la propuesta de amnistía), sobre todo a aquel que ha perdido a un hijo, un padre y es más, obviamente no lo pueden entender”.

Salvador Cienfuegos Zepeda argumentó que sería un “grave error” conceder amnistía a quienes han hecho daño al país, y propuso que habría que consultar “a todos aquellos que han sido víctimas, a los padres que sus hijos han muerto por la culpa de estos delincuentes que hoy deben estar en la cárcel o los que todavía están libres, que están generando la violencia en el país”.

“Yo creo que es algo que tendrán que analizar muy bien. A mí me parece que están dejando de lado todo el mal que le han hecho al país. A cuánta gente han envenenado, cuánta gente ha muerto. ¿Cómo es posible pensar que se les dé una amnistía? Estoy en contra. Más claro que eso nada”, acotó.

López Obrador había dicho el sábado 2 de diciembre, que analiza una amnistía a líderes del narcotráfico. “Si es necesario vamos a convocar a un diálogo para que se otorgue amnistía siempre y cuando se cuente con el apoyo de las víctimas; no descartamos el perdón. Se debe perdonar si está de por medio la paz y la tranquilidad del pueblo”, expresó al culminar un mitin en el municipio de Chilapa, Guerrero.

Sus palabras suscitaron el rechazo inmediato desde todos los sectores del espectro político.

VERDADERA LOCURA

¿Quién se cree López Obrador de andar jugando con la vida de millones de mexicanos, al ofrecer “indulto” a los narcotraficantes?, se escucha entre la vox populi.

En comunicado, el presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, calificó a su vez la propuesta del dirigente de Morena como una “verdadera locura”.

El presidente del Consejo Nacional del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila, consideró que la idea de amnistiar a narcotraficantes demuestra desconocimiento de la realidad del país y desprecio por las leyes. “Lo que este país necesita es justicia con todas aquellas personas que han sido víctimas del crimen organizado”, puntualizó.

SUSTANCIAS ALUCINÓGENAS

La cocaína, cabe destacar, es una sustancia que se extrae de las hojas de la coca (arbusto eritroxiláceo) y que tras ser sometida a diversos tratamientos químicos se utiliza como droga o como anestésico local en medicina; como droga suele presentarse en forma de polvo blanco que se esnifa y es muy tóxica y adictiva.

Se llama alucinógenos a cierto tipo de drogas que, en dosis no tóxicas, causan alteraciones profundas en la percepción de la realidad del consumidor.

Bajo su influencia, las personas ven imágenes, oyen sonidos y sienten sensaciones muy distintas a las propias de la vigilia.

Algunos alucinógenos también producen oscilaciones emocionales rápidas e intensas.

En su aspecto negativo, en muchas ocasiones producen confusión mental, pérdida de memoria o desorientación en la persona, de espacio y de tiempo.

Son sustancias que provocan estados alterados de conciencia que afectan a la percepción (alucinación) y varían la noción de la propia identidad.

Sus efectos son muy variables, dependiendo tanto de la dosis como de las expectativas del sujeto y el ambiente que le rodea durante la experiencia.

Cuando, por una razón u otra, el balance de la experiencia resulta desagradable para el sujeto suele hablarse coloquialmente de “mal viaje”.

Los alucinógenos producen sus efectos interrumpiendo la interacción de las células nerviosas y el neiro transmisor.

Distribuido por el cerebro y la médula espinal, el sistema de serotonina está involucrado en el control de los sistemas de conducta, percepción y regulación, incluyendo el estado de ánimo, el hambre, la temperatura corporal, el comportamiento sexual, el control muscular y la percepción sensorial.

Algunos alucinógenos antes de llegar al proceso anteriormente descrito pierden un radical en su molécula: tal es el caso de la psilocybina, contenida en los hongos del género psilocybe, que una vez dentro del cuerpo pierde un radical fósforo para de este modo convertirse en psilocina, que al parecer es la sustancia que libera los mecanismos en el sistema nervioso.

El LSD (acrónimo del término alemán para la dietilamida del ácido lisérgico), es la droga que se identifica más comúnmente con el término “alucinógeno” y la más ampliamente usada de este tipo de drogas.

Se considera el alucinógeno típico y las características de sus acciones y efectos se aplican a los otros alucinógenos, incluyendo a la mezcalina, la psilocibina y la ibogaína, aunque la experiencia con cada alucinógeno varía.

Entre los más utilizados están el LSD, los hongos psilocibios, la mezcalina, presente en el peyote y los cactus de la familia Trichocereus, y otros más.

Existen muchas lagunas en el conocimiento científico de las drogas visionarias debido a las trabas que la legislación impone en casi todos los países a la investigación de este tipo de sustancias, sobre todo cuando en ella interviene el consumo humano que en la práctica, es una lástima observar a un pueblo idiotizado por el consumo de todo tipo de narcóticos, poniendo en graves riesgos la seguridad nacional de los pueblos del mundo.

El conglomerado de la sociedad espera que “la legión de idiotas” que un filósofo en periodismo mexicano le aplicó a los seguidores del líder de los Peje-zombis, no cometa el histórico error de avalar también las ilegalidades de su político patrono, ahora que Andrés Manuel López Obrador, pese a sus ocurrencias tan estúpidas, abiertamente se identifica como el Jefe de la Mafia del Poder de la izquierda sediciosa hoy convertido en el  Cártel Morenarco.

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=62028

Posted by on Dic 6 2017. Filed under NACIONAL. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes