La Mentira Histórica del trienio

Viborianus-

Victoriano Robles Cruz _________

Sin intentar efectuar un balance trienal de la administración pública federal, pero con el fin de año, la ocasión se presta, para una reflexión de los peores momentos de la administración peñanietista, todo producido por la corrupción y el desorden en los aparatos de justicia. Aquella “verdad histórica” pronunciada por el inefable Murillo Karam, terminó convirtiéndose en la verdadera “Mentira Histórica”. La causa principal de la peor crisis gubernamental y el descendente deterioro de la imagen presidencial, a niveles nunca antes visto en la historia moderna del país

Muchas coincidencias suceden en torno a este degradante como bárbaro incidente oficial, hasta por las mismas autoridades, pero la mayor incidencia proviene de los investigadores internacionales, según el último informe último del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), formado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quienes han señalado las reiteradas inconsistencias, de manera científica, de la mentira oficial. El peor suceso de la matazón, por parte del Estado mexicano, aquella noche del 26 septiembre de 2014, cuando desaparecieron las policías del Estado con la complicidad del Ejército mexicano, a los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos (1926), de la localidad de Ayotzinapa, del municipio de Tixtla en el Estado de Guerrero.

Este hecho, ocultado por el ejército –quienes se niegan reiteradamente a ser entrevistados por Comisión Interamericana de Derechos Humanos- y por las autoridades de la justicia mexicana, puso en jaque al gobierno de Enrique Peña Nieto, cuya popularidad se ha ido a pique a raíz de ese trágico crimen. Ni se levantará expresan analistas confiables. A menos que la economía y la seguridad se corrija transcendentalmente en los próximos años. Pero además la receptividad internacional ha sido humillante para la nación, para el pueblo mexicano. Nadie se escapa de las preguntas horrendas, en el extranjero, sobre la debilidad del Estado mexicano y del corrupto aparato de justicia, de las policías. Siempre termina uno cuestionado por los policías, por los ciudadanos, por taxistas, meseros y quienes brindan algún servicio para los turistas: ¿Son ciertas las informaciones de la policía mexicana?, ¿Es cierta la grave corrupción de sus policías? ¿Es cierta la cantidad de muertes en su país? Entre otros inexplicables cuestionamientos.

Todavía hoy, no se tiene nada preciso, nada claro, sobre ese trágico incidente contra los 43 alumnos, aspirantes a profesores, a pesar de las indagatorias profesionales, las cuales han ido desbaratando la verdad oficial, y aunque los resultados de la investigaciones científicas han conformado otro perfil de los hechos, muy contrastantes con la información oficial, estas evidencias científicas sólo comprueban la incompetencia gubernamental, así como la falta de voluntad del gobierno para encontrar y castigar a los culpables. ¿Por qué será?

Peña Nieto es el mandatario peor evaluado en América Latina, como lo marca el último dato del Latinobarómetro (36%). Pudiéramos señalar a tres como los episodios más detonantes y responsables de la mala percepción ciudadana: Ayotzinapa, la Casa Blanca y la fuga de El Chapo. Estos tres tristes hechos inciden fuertemente en el daño de su imagen. Un resultado muy inferior en el comparativo con los últimos cuatro presidentes del país. La indignación ciudadana generadora, de esta incómoda impopularidad presidencial, está más ligada a la corrupción como primer lugar y a la inseguridad en segundo término.

Preocupante es la férrea voluntad, la terquedad, para resistirse al cambio. No se le ve otra visión, otra alternativa, otra posibilidad para el refugio de la esperanza. El túnel… a pesar de lo mal oliente, del hedor; les atrae, para continuar por ese sendero de putrefacción. Aunque oficialmente se presume cierto mejoramiento macroeconómico, estos efectos no llegaran a los ciudadanos, como para poder revertir la tendencia de estancamiento, tampoco se percibe un mejoramiento en los niveles de la seguridad. ¿Cómo el ciudadano común puede percibir un cambio, si no ve la mejora en sus bolsillos y en la disminución del robo patrimonial?

PD.- Hoy un dólar más caro, un petróleo devaluado a mínimos históricos, un creciente aumento de precios, vista en una inflación, no son momentos para el beneplácito familiar. Comenzar por conocer la verdad histórica sería un buen principio.

PD.- Revisamos el sitio de la sectur.gob.mx, en su sección de prensa, y los comunicados listados, hasta el 211, no aparecía la anunciada renuncia del subsecretario de turismo propalada en la columna Templo Mayor. Nos advierten fuentes de confiabilidad será este día martes. ¿Florecerá?

www.facebook.com/viborianuscolumna viborianus@gmail.com @viborianus   www.viborianus.com 

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=11168

Posted by on Dic 22 2015. Filed under COLUMNAS, Viborianus. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes