La familia y sus heridas

Luis Pasco Chávez, Académico ________________

Segunda Parte

“No creo que la biología es una garantía de amor”.

Rene Denfeld, autora de la novela “The Child Finder”,

“LA FAMILIA COMO INSTITUCION HA DEJADO MUCHO QUE DESEAR”

Celia Teresa Gómez Ramos, periodista

“Es comprensible que en las familias haya muchas crisis cuando alguno de sus miembros no ha madurado su manera de relacionarse, porque no ha sanado heridas de alguna etapa de su vida. La propia infancia o la propia adolescencia mal vividas son caldo de cultivo para crisis personales que terminan afectando al matrimonio. Si todos fueran personas que han madurado normalmente, las crisis serían menos frecuentes o menos dolorosas”.

                  AMORIS LAETITIA,  DEL SANTO PADRE,  FRANCISCO

”El mal no está en el dinero sino en “el amor al dinero” que es la “raíz de todos los males.               Apóstol Pablo.

“Sabemos bien que en ninguna historia familiar faltan momentos en que la intimidad de los afectos más queridos se ve ofendida por el comportamiento de sus miembros. Palabras y acciones ( ¡ y omisiones! ) que, en vez de expresar amor, lo esconden o, peor aún, lo mortifican. Cuando esas heridas, todavía remediables, se descuidan, se agravan: se trasforman en prepotencia, hostilidad, desprecio. Y en ese punto pueden llegar a ser heridas profundas, que dividen la marido y a la mujer, y empujan a buscar fuera comprensión, apoyo y consuelo. Pero frecuentemente esos “apoyos” no están pensando en el bien de la familia”.

                                                                   Jorge Bergoglio,  Papa  Francisco

“La intimidad y la economía han sido consideradas mundos autónomos y antagónicos, que se mantenían separados para evitar su mutua corrupción. Investigaciones de sociología económica, demuestran  que las prácticas económicas constituyen una constante en las relaciones sociales íntimas caracterizadas por el afecto y la confianza”.

“La Negociación de la Intimidad”  Viviana A. Zelizer.

En su primer libro:  “Negociación de la Intimidad, producto de 10 años de investigaciones, Viviane A. Zeliser, presenta un punto de vista polémico y provocador,  al evidenciar la forma en que las personas utilizan la economía y sus efectos  para crear, mantener y renegociar vínculos importantes con otras personas, especialmente vínculos íntimos.

En España, existe una querella abierta por el aparente  asesinato del banquero Emilio Botin, quien había manifestado su intención de divorciarse de Patricia O´Shea, para casarse  con su amorosa amiga María Sánchez del Corral.

Ana Patricia Botin, actual Presidente del Banco Santander, designada en sigilosa y época ceremonia, en reemplazo de su fallecido padre, una de sus primera decisiones fue el despido de  María Sánchez del Corral, Directora de Marketing Institucional, amante de su padre,  con la cual el banquero pretendía contraer matrimonio en breve.

Ana Patricia Botin, la cuestionada presidenta de la entidad financiera española, y su madre Patricia O´Shea, enfrentan cargos de encubridoras del asesinato y probable inducción del mismo, consumándose la muerte del “patrón”  de la banca española.

En la primera parte, de esta reflexión, así como en la segunda, he iniciado las líneas, con hechos luctuosos, delictivos, no solo ilegales sino también penales,  donde la emocionalidad, exacerbada hasta la ira y  la sinrazón pasional juegan un rol crucial,  culminando en tragedias familiares.

Afortunadamente, en un gran porcentaje, confiamos que en la gran mayoría de desavenencias, discordias, disputas y luchas familiares, no se llega a estos extremos de dolorosa gravedad.

Si bien las emociones encontradas,  los sentimientos distorsionados, la irracionalidad de las pasiones intestinales, están muy presentes, en  los líos y batallas familiares, en algún momento debe primar, el sentimiento razonado e inteligente, que domine la  irracionalidad de la furia pasional, que calme las llamas incandescentes del egoísmo, de la avaricia y  de la mezquindad,  el deseo de sojuzgar y dominar al “consanguíneo”, recreándose  el viejo papel bíblico de Caín y Abel.

Los arrebatos pasionales por la posesiones materiales y los bienes,  el deseo enfermizo del dominio personal  y de poder sobre el otro, entre otras causas y motivos,  son primigenia fuente del inicio de querellas familiares, las mismas que pueden ser resueltas, sin agudizarse los conflictos en el transcurrir del tiempo.

Los deseos, sentimientos, emociones, aquello que los clásicos llamaban “pasiones” tienen un lugar importante en el matrimonio.

Si se reconoce el  derecho del otro,  si valoramos más la paz que la terquedad intransigente, si la razón se da fraterno abrazo, con un generoso corazón, la tranquilidad emocional y la paz, son el fruto bendecido.

Recuerdo hace mucho tiempo, haber expresado a mis alumnos: “La economía se metio al lecho conyugal”.

Extenuantes y dobles jornadas laborales, con míseros ingresos, lo que ocurre con las grandes mayorías, suelen ser el contexto económico, que resta satisfactores materiales a los miembros de una familia y propicia pequeñas y grandes batallas, por los escasos recursos disponibles.

En la vida familiar, muchas veces, se meten personas ajenas a la relación conyugal, atizando con su viperina lengua, el fuego de la discordia.

Asumiendo posturas en favor de uno, de quien se dice “amiga” y echando leña al fuego con falsedades, mentiras y críticas destructivas, al otro cónyuge,  que muchas veces, ni siquiera conocen.

Quienes han visto su relación matrimonial destruida, en ocasiones, no soportan la “unión o  armonía ajena”, entrometiéndose con el afán de causar daño, utilizando el chisme, el falso rumor y la enquina:  floreciendo  la desunión, en  lo que era una “estable relación marital”.

Las comparaciones sociales y/o familiares, con las posesiones, bienes y/ estilos de vida ostentoso de familias contemporáneas y/o homologas,  son el germen nocivo de un creciente  distanciamiento y separación matrimonial.

Líos de de falsos credos y de impostores pastores, cada vez son más frecuentes, en una sociedad como la hidrocálida,  donde el “mercado de la fe” está lleno de charlatanes, que solo buscan incrementar su rebaño, incrementando la rentabilidad financiera de “nuevas iglesias” mediante la renta mensual del  “diezmo” de los  infelices y desdichados.

“Dios vive sin dinero, dinero el motivo del adiós”

La familia, siempre debe tener la puerta abierta a la sanación, al perdón, a la reconciliación. Se puede vivir físicamente distantes, pero emocionalmente reconfortados, por la mutua comprensión y la buena voluntad.

La confrontación, no es el camino de la fe ni de la cristiandad.

Nobleza obliga, a la reconciliación.

Luis Pasco Chávez.

Académico/investigador

Referencias:

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=59847

Posted by on Nov 6 2017. Filed under NOTA SOBRESALIENTE. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes