La “caída” del PRI: Peña Nieto candidato sin luz

Luis Pasco Chávez__________

publicado 22/05/2012

“Un buen ciudadano debe ser irreverente con el poder”

 Denise Dresser.

“Ningún hombre es demasiado bueno para gobernar a otro sin su  consentimiento.”

Abraham Lincoln

 

1994….Un Gran Candidato, Luis Donaldo Colosio, muere asesinado.

2012…..Un “candidato mediático”  Enrique Peña Nieto, es cuestionado por jóvenes universitarios, por académicos e intelectuales. Carlos Fuentes en primera fila. Gran movilización en rechazo a su candidatura, organizada a través de las redes sociales.

El 23 de Marzo de aquel 1994, me impacto el deceso de Luis Donaldo. Apreciaba su carisma, me simpatizaba su confianza y entusiasmo, me ilusionaba su “autocritica partidaria”. Sus espontaneos mensajes alentaban a la esperanza mexicana.

Mayo del 2012,  E P N cuestionado, criticado, desencajado, en aberrante autocomplacencia y desvergüenza partidaria, ingratamente pretende  “legitimar” el abuso del poder y las atrocidades cometidas en Atenco.  Repudio universitario y estudiantil generalizado.

Revisemos sus perfiles y singularidades.

Quien es quien, entre Luis Donaldo Colosio y Enrique Peña Nieto.

Enrique peña Nieto y Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Enrique peña Nieto y Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Luis Donaldo Colosio, hijo de la cultura del esfuerzo.  E P N heredero de la cultura del privilegio, del oscurantismo político y de la “corrupción partidaria”

Luis Donaldo Colosio:   “Veo un México con hambre y sed de justicia.  Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deben servirla. Gente agraviada por la arrogancia de las oficinas gubernamentales”

E P N:  “Tome la decisión de emplear el uso de la fuerza pública para restablecer el orden y la paz”

La Suprema  Corte de Justicia no valido el operativo  en Atenco.

Luis Donaldo, estudiante becario del Tecnológico de Monterrey, académico, profesor universitario.

E P N:  falso príncipe, poco ilustrado, “político sembrado” y “mediatizado” en los pasillos del poder televisivo.

Luis Donaldo Colosio, padre amoroso, esposo querido, amado, candidato aclamado del pueblo.

E P N:   Padre ausente de un hijo distante. No es pecado capital, pero a si mismo se “descalifica” por su evidente carencia de “talla moral”. No recuerda de que murió su primera esposa.

Luis Donaldo, pasión, convicción, valentía, cercanía con un pueblo mexicano entusiasmado, esperanzado.

E P N, heredero del cuestionado gobierno de su padrino político Arturo Montiel, atrincherado bajo el manto protector de la “cúpula del poder”. Los “ríos de dinero” lo distancian de un “hambreado pueblo”

Luis Donaldo, su querida esposa Diana Laura Riojas, lo llora y expresa: “Las balas del odio, del rencor y de la cobardía dieron abrupto fin a su existencia, pero no a las IDEAS por las que lucho”   El humanismo estaba en el centro de los afanes de Luis Donaldo Colosio.

E P N, Maritza Díaz, lo critica, lo cuestiona.  Jessica de la Madrid se aleja.  La Gaviota, hace telenovela de la política televisiva.  “Financiada mercadotecnia política”  que carece de ideas, que no transmite nobles ideales, por carecerlo.

Luis Donaldo, anhelaba la justicia social. En su mensaje del 6 de Marzo de 1994 expreso:  “Como partido de la estabilidad y la justicia social, NOS AVERGUENZA admitir que no hemos sido sensibles a los grandes reclamos sociales.

E P N, apoya y ofrece “vales de medicina” en el negocio político, con su verde aliado.

Luis Donaldo, con estudios de post grado en la Universidad de Pennsylvania y una estancia de investigación en Laxenburg,  Austria, Profesor de  El Colegio de México.

E PN , viste finamente en Beverly Hills, viaja “turisteando” por el mundo, con su novia del momento.

Luis Donaldo: hombre vertical, de elocuente palabra, que surge de una sólida formación académica, hombre de cultura universal, con el cariño espontaneo de un hombre provinciano.

E P N, “acartonado” , “desdibujado”,  “no  soy  la señora de la casa”.

Luis Donaldo, anhelaba elecciones ejemplares y deseaba ser el presidente de todos los mexicanos, con el voto convencido de sus ciudadanos.

E P N, representa las viejas prácticas de los “acarreados”, del falso triunfalismo, es la postura partidaria de más de lo mismo, que representa la distancia e indiferencia social y emocional de sus poderosos aliados,  con las causas sociales.

Luis Donaldo, personalidad carismática, ideales y convicciones que irradiaban la Esperanza de un cambio verdadero. No necesitaba “mercadotecnia” ni “chorros de dinero”.

E P N,  necesita “reflectores televisivos” que ilumine su “carencia de brillo” e íntima obscuridad. Sin lectura no hay pensamiento. Sin palabras, carece de pensamiento.

La denominada “Primavera de Santa Fe” en donde los universitarios expresan su rechazo, su reclamo y hasta su repudio a  E P N, es la saludable y natural exigencia de un grupo privilegiado en lo académico, por no permitir que llegue a la Presidencia de la Republica, un candidato que no reúne las cualidades humanas, personales y carece de liderazgo para dirigir a una compleja sociedad, como la mexicana, que está despertando a mejores estadios en su adolescente democracia.

Un México  joven rechaza a un candidato viejo, asociado a las viejas estructuras y nefastas prácticas partidarias del viejo PRI.

En el 68 las “balas del poder”  callaron a los jóvenes universitarios. En el 2012, ningún ataque televisivo podrá silenciarlos. Los jóvenes tienen a las “redes sociales” y no necesitan a  “ninguna televisora” que sea transmisora y defensora de sus anhelos, esperanzas, sueños y convicciones.

Por el bien de México,  que Peña Nieto nunca sea presidente.

Luis Pasco Chávez

Académico/Investigador

luis23fe@gmail.com 

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes