Elecciones en Cuba: Democracia hecha en casa

Deisy Francis Mexidor* ___________________

La Habana (PL).-  Cuando el domingo 3 de diciembre ocurra la segunda vuelta en mil 100 circunscripciones cubanas, habrá concluido el proceso de elección de los 12 mil 515 delegados que integrarán las 168 asambleas municipales en todo el país.

Es la primera etapa de las elecciones generales 2017-2018 en la mayor de las Antillas, un proceso observado por no pocos.

Concebido sin la participación de partidos políticos electorales, el Partido Comunista de Cuba no propone ni nomina o apoya a candidato alguno.

El pueblo nomina, el pueblo elige, subrayó la profesora e investigadora Acela Caner en diálogo con Prensa Latina, al establecer comparaciones entre el proceso electoral antes y después de 1959, cuando triunfó la Revolución cubana.

Para esta mujer, maestra por vocación, quien en unos días cumplirá 75 años, “son abismales los cambios ocurridos”.

En la etapa que me tocó vivir previa al ‘59 -explicó- no tenía función como electora por mi edad en ese momento, pero mi casa estaba frente al colegio electoral municipal del pueblo de Alto Songo (en la oriental provincia de Santiago de Cuba).

Por eso -añadió- guardo algunas referencias de “aquella política sucia, de imposición de los candidatos”.

Recuerdo los disparos y haber visto una vez en una querella allí a Rolando Masferrer (político y paramilitar cubano, conocido por las brutales represiones de la época), por un problema de robo de urnas.

Los políticos eran los que se proclamaban; los partidos proponían, el dinero era esencial; nada que ver con nuestro actual sistema, advirtió.

Antes -añadió- el propósito era enriquecerse, prometer cosas que no cumplían, robar…por eso esa frase de que muchos buscaban ‘pegarse al jamónâ€Ö, o lo que era igual: a estar cerca de lo que más beneficios generaba.

Caner, quien este 26 de noviembre fue electa como delegada (en su cuarto mandato) por la circunscripción 53 del municipio capitalino de Marianao, fue una entre los más de 27 mil candidatos nominados por la población.

En Cuba, cada ciudadano mayor de 16 años, tiene derecho a ejercer el sufragio, a proponer, a nominar, a ser propuesto, a ser nominado…

HABLANDO DE HISTORIA

Las primeras elecciones realizadas en Cuba fueron en la etapa neocolonial, con presencia de la injerencia estadounidense. Se efectuaron el 16 de junio de 1900.

Tal es así que fueron reguladas por la Orden Militar No. 164, firmada por el brigadier general y entonces jefe del Estado Mayor de los Estados Unidos, Adna R. Chafee.

Entre los requisitos que se exigían para el derecho al voto estaban saber leer y escribir o poseer bienes muebles o inmuebles por valor de 250 pesos.

Debido a estas restricciones, un amplio porcentaje de habitantes se vio invalidado para ejercer el voto.

Ante el reclamo de patriotas e independentistas que abogaban por el sufragio universal, el gobernador militar, Leonardo Wood, respondió:

“(…) Todo aquel que al llegar a los 21 años no ha tenido la laboriosidad suficiente para reunir 250 pesos, o no ha ido a defender su patria estando en guerra, es un elemento social que no se merece se cuente con él para los fines colectivos; Âíqué no vote!”

Según reseñas históricas, durante todo el período neocolonial, las elecciones en Cuba estuvieron marcadas por la corrupción y el fraude que practicaban los políticos de entonces.

Incluso,  los candidatos opositores eran en ocasiones asesinados, mientras que los soldados y policías impedían a los votantes contrarios al gobierno que ejercieran este derecho,

Décadas después del triunfo revolucionario, el gobierno cubano decidió en 1974 llevar a cabo en la provincia de Matanzas una experiencia sobre el establecimiento de los Ôrganos del Poder Popular en las localidades.

Tal estudio constituyó la base para elaborar la propuesta de la estructura que adoptarían luego los Ôrganos del Poder Popular en todo el país.

El 10 de abril de 1975 se inició el proceso de discusión del anteproyecto de Constitución de la República de Cuba en el que, mediante miles de reuniones, participaron más de seis millones de cubanos.

La iniciativa sobre la Carta Magna fue sometida a referéndum popular el 15 de febrero de 1976 y se aprobó por el 98 por ciento de los electores. Entró en vigor el 24 de febrero del propio año.

En 1976 se llevó a cabo el primer proceso electoral después del 1 de enero de 1959 en el que se eligió a los dirigentes a las asambleas municipales del Poder Popular.

Dos décadas más tarde, en octubre de 1992, el Parlamento aprobó por unanimidad una nueva Ley Electoral que, por primera vez, estableció el voto directo y secreto en las elecciones provinciales y nacionales, una sugerencia salida del IV Congreso del Partido Comunista celebrado un año antes.

LA VOZ DE TODOS

“Es una labor que realizo con mucho gusto”, confesó Acela Caner acerca de su función como delegada.

Realmente considero que además de un reconocimiento de mis vecinos constituye un gran compromiso, dijo. “En la Asamblea Municipal yo estoy no por mi nombre, sino en nombre de todos los que confiaron en mí”.

Elegir al mejor, más capaz y de mayor fidelidad al pueblo fue el llamado a estos comicios Por Cuba, marcados por el tributo popular al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, artífice de la democracia en la isla caribeña, cuya desaparición física cumplió el primer aniversario el 25 de noviembre.

La presidenta de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro, al dar a conocer el lunes 27 de noviembre en esta capital los resultados preliminares de los comicios del domingo 26, destacó que como nunca brilló la unidad y el compromiso de los cubanos en esta nueva jornada de democracia participativa.

Pese a la lluvia que afectó parte del territorio nacional, los electores acudieron a las urnas, buscaron alternativas para ejercer este derecho, precisó la presidenta del ente electoral.

Esas condiciones climatológicas provocaron la extensión del horario en los más de 24 mil 300 colegios habilitados en el país, testigos tras su cierre del escrutinio público de todas las boletas.

Esta es la primera etapa de los comicios generales, que se celebran cada cinco años y alcanzan los máximos estrados de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el Consejo de Estado.

“Afortunadamente, desde que hicimos la primera Constitución nosotros no copiamos, sino que elaboramos ideas sobre cómo debían ser las elecciones en nuestro país…”, expresó en su momento el líder histórico de la Revolución cubana.

Para Fidel Castro “todo el mundo comprendía que nuestro sistema era en sí democrático, muy democrático, o era, al menos, más democrático que todos los demás que se estaban aplicando, tanto en el socialismo como en el capitalismo”.

La clave -como subrayó- es que se estableció un principio que, por primera vez, se expresaba de una manera correcta: el del pueblo postula y el pueblo elige.

*Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina.

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=61552

Posted by on Nov 29 2017. Filed under INTERNACIONAL. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes