El legado de Luis Donaldo Colosio a cuenta gotas

.- En cierto momentos parecía escucharse hasta el sonsonete colosista en boca de José Antonio Meade Kuribreña.

.- Andrés Manuel López Obrador en lugar de comprometerse en la aplicación de un combate frontal a la corrupción y a la inseguridad nacional, tuvo otra lucubración recurrente. Se aventó la puntada al garantizar a los barones del narcotráfico “¡amnistía!”

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance __________________

blasalejo@yahoo.com

Pese a que Luis Donaldo Colosio fuera asesinado por la supuesta Mafia del Poder -como lo viene calificando un “filósofo” tabasqueño que ha ganado un buen ejercito de engañabobos-, su legado ha sido plataforma no solo de aquellos políticos que aspiran a competir por la presidencia de la República, sino es el hecho -a cuenta gotas- que a través de la voz de José Antonio Meade Kuribreña se escuchó desde ultratumba, claramente las intenciones que tenía el político sonorense en su discurso del seis de marzo de 1994 en el Monumento de la Revolución, de acabar con el fenómeno de la corrupción porque observaba “un México  con sed de justicia”.

No obstante de ello, ahora es sumamente preocupante porque Meade proviene de un férreo y solido control de la propia Mafia del Poder constitucional, es decir, que tiene como base principal las ideologías inmoderadas que se establecieron en tiempo y forma en las épocas de otros presidentes, como fue el hecho que José Antonio tuvo como jefes a los priistas Carlos Salinas y a Ernesto Zedillo Ponce de León; a los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, así como también del priista Enrique Peña Nieto, quien seguramente le heredará el cargo en el marco presidencialista.

¿Diferente?, José Antonio Meade Kuribreña arrastra el estigma del pasado, y sería extremadamente difícil que cumpla a cabalidad sus propósitos personales en beneficio del país porque antes que nada, fluyen los conflictos de intereses de grupo abyectos, las cofradías o las Mafia del Poder, toda vez que a México se le considera a nivel internacional como una “gerencia”, el “tras patio” o una “estrellita” más del país más poderoso del mundo: Estados Unidos.

¡Vaya!, si bien es cierto que en momentos parecía que se estaría escuchando el sonsonete colosista, José Antonio Meade Kuribreña (Ciudad de México, 27 de febrero de 1969) es un político mexicano. Fue secretario de Hacienda y Crédito Público del 7 de septiembre de 2016 al 27 de noviembre del 2017 en el gabinete de Enrique Peña Nieto; anteriormente fue secretario de Desarrollo Social y secretario de Relaciones Exteriores.

Durante el período presidencial de Felipe Calderón Hinojosa fungió también como secretario de Energía y Hacienda. El mismo día que dimitió al cargo de secretario de Hacienda, hizo pública su aspiración para ser el candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los comicios de 2018.

Metafóricamente, Meade presume acabar con la cultura de la corrupción, tarea que a través de todos los sexenios ha sido imposible porque ya forma parte de la cultura mexicana, pese a que el informe de Transparencia Internacional (TI) arroja datos sobre la percepción de los ciudadanos de la región sobre la corrupción.

México está entre los cuatro países en los que la corrupción es un problema grave para sus habitantes. … México ocupa el primer lugar con 51% de los encuestados que afirmaron el pago de soborno a un funcionario público.

Si bien no existe alrededor de este tema algún ápice de “efervescencia de alegría”, Meade se dijo sentirse emocionado, honrado de ser precandidato a la presidencia de la República y comprometerse para que los trabajadores y las familias campesinas, con productividad ganen más por su trabajo.

Al respecto, el doctor Arturo Zamora, líder del sector popular priista, mejor conocido como la CNOP, dijo que con Meade las familias sentirán en sus bolsillos el crecimiento de México, y rememorando al malogrado Colosio, el ahora ex secretario de Hacienda aseveró:  “Quiero ser el candidato de las mujeres”; “habrá combate frontal a la corrupción”; “ni un peso al margen de la Ley, no más privilegios más que el ser mexicanos; “es hora de las mujeres y niñas, piso parejo en derechos”; “que todo mexicano sepa que dónde ondee la bandera tendrá respaldo”; “las y los necesito a todos. Vengo a pedirles su apoyo”.

¿Cuento con ustedes?, refirió para asentar: “Juntos vamos a ganar las elecciones de 2018”; “acabemos con la idea de que este país se debe reinventar cada 6 años”; “las revelaciones no pueden sustituir la preparación y el trabajo, creemos en el hambre de servicio, no en el hambre del poder”; “estamos del lado de las víctimas no de los victimarios”.

Y como si todo estuviera preparado, el ahora abanderado presidencial del Revolucionario Institucional, le envío una severa advertencia a esos agentes que se sienten Mesías: “El que siembra odio cosecha soledad”; “México está por arriba de visiones pequeñas y perdedoras, para México no hay obstáculos”; “necesitamos seguridad y justicia porque no puede depender de dónde se nace, dónde se vive y de cuánto se gana”.

Meade reafirmó su alianza con quienes tienen la responsabilidad de la seguridad nacional: “Con las fuerzas armadas tenemos certeza, gracias por defender a nuestras familias”; “es el momento de los jóvenes, de su desarrollo, de la certeza de que un mexicano es tan bueno como cualquier otro”.

Dentro de esta arquitectura, Meade le dio un fuerte jalón de orejas al dueño del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien ya se siente más que nervioso, perdido electoralmente.

El tabasqueño en lugar de comprometerse en la aplicación de un combate frontal a la corrupción y a la inseguridad nacional, tuvo otra lucubración recurrente. Se aventó la puntada al garantizar a los barones del narcotráfico “¡amnistía!” para supuestamente salvaguardar la paz social del país, que pese a los grandes esfuerzos que han venido haciendo las fuerzas armadas dedicándose a crear una durísima guerra criminal por el combate en contra de las drogas en México, la inseguridad ha tenido desprendimientos históricos.

Meade anunció asimismo de la forma en cómo será su campaña hacia los comicios federales de 2018: “1 de cada 3 candidaturas para las y los jóvenes”; “esta precampaña tendrá el signo de lo que espero para México, diálogo para construir soluciones. Me conduciré con la misma rectitud con la que he formado a mi familia”.

“Juntos vamos a ganar la Presidencia de México”; “vamos a hacer de México una potencia”; “ha llegado el momento de ir juntos por un mejor futuro”; “honraremos el compromiso de nuestra generación”; “propongo caminar juntos hasta ganar”; “vamos juntos a encontrarnos con la sociedad porque con ella vamos a elaborar las mejores propuestas”; “hablemos con franqueza a los mexicanos”.

José Antonio Meade en entrevistas por separado con los medios electrónicos difundidos también en Redes Sociales, consideró que López Obrador se viene desinflando como globo aerostático y su caída será dramática porque “AMLO se está quedando solo” con sus consideraciones de reconocer el poder del narcotráfico en México.

De igual forma, Meade atribuyó la pronta desaparición del Frente Opositor ya que se han mezclado ideologías contrarias cuyo riesgo será su desplazamiento ante las preferencias electorales de la sociedad.

La regia figura de Colosio será permanente, coincidieron políticos encumbrados e ideólogos en la víspera de las elecciones federales que habrán de renovar los tres Poderes de la Unión: Ejecutivo, Legislativa y Judicial.

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=61884

Posted by on Dic 4 2017. Filed under NACIONAL. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes