¿Cuán perseguidores del paraíso somos?

Comparto Viborianus…VIERNES 20 ABRIL 2018. Basta de muerte y saqueo. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz. !ALTO AL TERRORISMO!

Victoriano Robles Cruz ________________

Cada día que concluimos, en este permanente aprendizaje, resulta precioso darnos cuenta de las equivocaciones, siempre en la búsqueda del paraíso; cuando no se persigue el mal, cuando se viaja por el camino civil, en el camino de la naturaleza, cuando los pobladores se equivocan en su diario caminar, pero buscando la plenitud de la vida. Y no somos minoría, quienes pensamos que este mundo puede ser mejor, para nosotros, como para nuestros hijos y nietos; para la humanidad. Hay muchos que ni siquiera se dan cuenta de sus virtudes ni de sus vicios. ¡Para ellos pedimos el perdón divino, sí existe!

Pero, desde luego, existen quienes nos han impedido esa empatía con la naturaleza, quienes no persiguen el bien colectivo, quienes ni con la naturaleza son conformes, pues la atacan a diario; quienes intercambian ofensas, quienes esperan momentos de referéndum para proferir todas las mentiras posibles; sí, quienes no piensan como la mayoría de la población; aquellos que también se equivocan en la realización de sus perversidades, y que, gracias a esos resbalones, la mayoría de los pueblos van conociendo a sus sacrílegos, las infidelidades y los cuernos.

En algunas comunidades recuerdan esta expresión: “La gallina pone huevos los políticos ponen cuernos”. Con poner los cuernos, refiere a quienes han sido engañados. En su origen la palabra cornudo proviene del ave que pone los huevos en el nido de otra, para que los anide e incube, hasta cría a los polluelos. Desde la antigüedad se ha recurrido para manifestar a quien se le engaña. Si usted en su deambular social distingue a un personaje de la vivencia pública sin estas características, no lo socialice, por favor, guarde el secreto, puede ser víctima de sus colegas.

Los políticos, como la expresión de los cornudos, son aves que solamente depositan sus huevos en época electoral, pero ni los anidan, ni los incuban y menos cumplen con las tareas de crianza. Las infidelidades peor conocidas en la vida social, son superadas en el mejor estilo del político, en plural, de los políticos. Allí ni existe, por ignorancia o villanía, la unión conyugal, para el compromiso con el ciudadano, con el cual mínimamente debieran cumplirle; por el contrario, significa una sonrisa de perversidad, entre ellos, si usted los escuchara en sus tertulias esenciales. El ciudadano, la población, somos la burla de estos personajes. En ocasiones hasta con expresiones soeces, se consideran dueños de la administración pública, maltratan a cualquier ciudadano, se les olvida que son servidores públicos que sus patrones reales son los ciudadanos.

Infieles paraíso.

Pero, siguiendo en esto de los cornudos, hasta en la quinteta de aspirantes presidenciales hay sus cachirules, fieles a la tradición de pudrimiento nacional, perdón, de infidelidades políticas, pues luego presienten que nuestras palabras pueden desestabilizar al gobierno…jijiji. Tres de a deberás y dos fueron incrustados desde el aparato engañador. Usted ha sido testigo de las incorregibles irregularidades dentro del proceso electoral presente, solamente reafirmaremos las inconsistencias, con las que fueron subidos a la boleta electoral los denominados “independientes”. Tres fueron postulados por partidos/alianzas, debidamente registrados, de acuerdo a las prescripciones legales. Los otros dos fueron sacados de la manga del infiel jugador del tribunal a pesar de las irregularidades en que incurrieron en el proceso de cumplir con los requisitos que marca la ley. Y este aparatico de infieles, del tribunal electoral, serán quienes nos digan quien ganó la elección del próximo primero de julio. La incredulidad y el sospechosísimo social ya lo llevan encima por andar poniendo los cuernos.

48 años

El viernes 20 de abril los cancunenses celebran otro aniversario más de su bello paraje. Han organizado una serie de eventos para que esta tradición entre los pobladores perviva, desde pescadores, quienes constituyeron los primeros asentamientos, en la etapa moderna, hasta empresarios del negocio turístico; pues ese lugar fue también territorio de nuestros ancestros mayas, una civilización del orgullo americano, en tierras nacionales, en el espacio mexicano. Orgullosamente descendientes de los Mayas.

La grandeza del lugar ahora esta asediado por la incapacidad y complicidad de las autoridades en las cuestiones de seguridad. Las manchas de sangre son cotidianas, no hay día que descansen los colegas de la nota roja, informándonos del desdén oficial con las tradicionales ejecuciones. Las cifras son alarmantes, pero desde el poder se envía el mensaje que vamos bien. También allí están los cornudos, los infieles sociales, los rehenes de la delincuencia.

En esta fecha hagamos un serio llamado a la población para que de manera organizada cuidemos la belleza que la naturaleza nos ofreció, vigilemos la cuidadosa armonía entre crecimiento y naturaleza, seamos muy celosos de ese espacio con calidad natural, la maravilla del lugar son sus gentes y también merecen mucho respeto, que ahora, los cornudos les niegan. ¡Cuidemos y luchemos por el paraíso! ¡Felicidades y enhorabuena!

PD.- “El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto”. Jorge Luis Borges (1899-1986) escritor argentino.

PD.- “La política es el paraíso de los charlatanes”. George Bernard Shaw. (1856-1950) dramaturgo, crítico y polemista irlandés.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes