Alexandra: el ángel que salvo a cinco niños en el colegio Rébsamen

Crónica de Verónica Méndez/W Radio/The Exodo ________________

19 de septiembre de 2017.  Por la mañana decenas de padres de familia preparaban y dejaban a los más de 300 alumnos del Colegio Enrique Rébsamen, donde cuatro días antes habían celebrado las fiestas patrias del 15 de septiembre. Los adornos en el colegio lo decían todo.

Para la 1:20 de la tarde el colegio ya se había derrumbado, se cayó minutos después del temblor del 19-S, donde murieron 19 niños y siete adultos.

A las 6:20 de la tarde llegue al lugar. Aún desfilaban en camillas niños sobrevivientes y otros ya no. Era un mundo de gente. La solidaridad volcada desde el primer momento. De todos lados llegaba la ayuda para rescatar a los pequeños. Los propios padres de familia se metieron a los escombros para buscar a sus hijos. Unos niños que salían del terror de los que fue su escuela eran llevados a hospitales. Otros al Servicio Médico Forense.

Transcurrían los minutos, las horas, muchos padres de familia no sabían de sus hijos. Les cayó la  tarde, la noche, la madrugada. Desfilaban funcionarios desde la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum hasta el presidente Enrique Peña y el jefe de Gobierno, Miguel Mancera.

Eran como las 12 de la noche cuando sentado en un pedazo de concreto me encontré al señor Eduardo Arias. Buscaba desesperadamente a su hija Alexandra Arias Cordero. Tres días después me dijo que su niña murió salvando a cinco niños.

Ella, está pequeña de 12 años, ya había salido de la escuela tras el sismo. Se encontraba en la calle, pero cuando escuchó que se colapsó el Colegio Enrique Rébsamen, regresó a ayudar a los más pequeños.

“Mi hija estaba cursando en el colegio el segundo grado de secundaria. En ese momento por lo que yo platique con sus compañeritos estaban en la clase de yoga en el Salón de Espejos, que estaba en la parte alta del colegio. Y en ese momento lo que también me comentan sus amiguitos es que ella sí logro salir del colegio”.

“Ya estaba en la calle, pero al escuchar el derrumbamiento, al escuchar los gritos y todas las situaciones que se estaban presentado, mi hija regreso y sacó a cinco pequeños de preescolar que estaban gritando obviamente por la situación al no saber lo que estaba pasando. En ese momento mi hija al regresar por el sexto niño se le colisiona o se le viene abajo lo que es la parte de preescolar y lamentablemente fallece con este pequeñito en brazos y mueren los dos de asfixia”, narra el padre de Alexa.

En las casi 50 horas continuas que estuve en ese lugar, donde pasé de reportera a voluntaria, a sacar cascajo, a repartir agua, tortas o auxiliar a los heridos para mantenerme en la “zona cero” en la que vives la tragedia al rojo vivo porque nadie te enseña como reportear o cubrir terremotos, las labores de rescate de marinos, militares, voluntarios, civiles, bomberos y policías fueron incesantes.

Ahí estaba también Víctor Serrano, el joven que no tiene pies, pero tampoco tiene límites para ayudar.

“Fue algo que me dolió mucho, muy sincero soy, ya había comentado anteriormente que ya tuve una pérdida de un familiar que es mi hermano. Conozco el dolor de las personas que perdieron a algún familiar. Yo quería ayudar mucho, en primera porque son niños y porque ya sentí el dolor de perder a alguien”, dijo el rescatista.

En la avalancha de la información decían que había otra niña atrapada junto con sus compañeritos. Se hacía todo lo posible para rescatarlos. Nunca pararon las labores. Sólo a la 1 de la mañana del jueves sacaron a todos los rescatistas pues lo que quedaba del derrumbe estaba a punto de colapsarse aún más a consecuencia de la lluvia de la noche del miércoles había reblandecido el lugar que apuntalaron con cientos y cientos de polines como luce hoy.

La dueña del Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García, está siendo investigada por homicidio culposo y por el presunto uso de documentos falsos. La Comisión Nacional de Derechos Humanos también tiene abierta una investigación de este colegio que se construyó desde 1983. Javier Coello, uno de los abogados más prestigiados del país y ex funcionario público es el defensor de la señora a la que nadie ha visto, pero asegura que no se ha dado a la fuga.

Así las cosas en el Colegio Enrique Rébsamen donde experimente desde los más profundos silencios hasta la más grande solidaridad, desde la amenaza del militar que me dijo: “Usted no me engaña, usted es reportera. Salga de aquí. Hasta la mamá que pidió el celular para avisar a su familia que su pequeña estaba en la lista de los fallecidos”.

Nunca más otro Rébsamen se lee y se escribe en la historia de esta tragedia.

www.theexodo.com

Short URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=58769

Posted by on Oct 23 2017. Filed under LA HISTORIA EN AGUAS. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Photo Gallery

Designed by Gabfire themes