La utilidad de lo inútil

Comparto Viborianus… MARTES 09 JULIO 2019. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz.

Victoriano Robles Cruz _______________

Podría verse a simple vista como algo irónico, pero no, no lo es, y los ciudadanos pueden afirmar que: viene siendo la costumbre del “gobierno del cambio”. Lastimosamente, en la presente administración pública rinden culto a lo inútil. Entendemos como inútil aquello que no tiene ningún valor, no presta algún servicio, y si no estuviera, no se notaría su ausencia. Puede tratarse de una cosa, un servicio, una actitud, un sentimiento o emoción, una idea, etcétera. A igual, útil todo aquello que nos ayuda a hacer mejores como individuo y sociedad.

Obviamente, algo puede ser inútil para una persona, pero útil para otra. Observamos esta conducta en la puerta de nuestros domicilios, cuando sacamos la basura, siempre pasa alguien para revisarla y llevársela. Sí, no toda, sí aquello que puede serle de utilidad.

Recurrimos a esta utilidad de lo inútil, en clara referencia al posible rector de la UQROO. La intencionalidad, era o es, remover de esa institución educativa los vestigios de la gobernanza de Félix y Borge. Pero, con claridad imponer a un personaje de la obediencia del “gobierno del cambio”. Hasta renunció a la Secretaría de Gobierno, espacio donde nunca se presentaba, solamente vía whatsapp se reportaba y soltaba sus ocurrencias cuando era consultado. Sin importar la refulgencia profesional ni académica, total para qué. Desde la gobernanza del cambio confiesan: “allí esa comunidad académica ni protesta, ni revoluciona sus mentalidades y actitudes”. Bueno, tan obedientes son percibidos, hasta la misma Junta Directiva, ya utiliza el equipamiento profesional para resguardar las rodillas.

Estas utilidades confirman la intencionalidad de posicionar a miembros panistas dentro de la burocrática administración de la UQROO. El aprovechar el temporal poder político para los fines propios del “gobierno del cambio”. Por lo tanto, no perciben, algunos profesionales académicos, cierto interés por mejorar esa institución, por excelencia académica. Y si no persiguen eso, entonces: ¿cuál es la finalidad?

Lopezmena.

El placer por la creatividad, por inventar, por trascender, en parte, es lo que nos define, en lo esencial, como seres humanos. Pero, no todos tienen ese goce, ni está dentro de su ADN; por el contrario, son amorfos, imprecisos, desinteresados por la sociedad, por sus semejantes, deambulan sin rumbo, sin dirección, sin algún interés para con los demás. Solamente se preocupan las cosas materiales, la avaricia su principal distintivo, silenciosos, para que nadie sepa de su rapacidad.

En el mecanismo para irse apropiando de esa Institución, no dudemos en ser testigos, en breve, de los despidos injustificados en la UQROO, para ir acomodando a los devotos políticos de PAN y PRD, coalición que llegó con Carlos Joaquín al afamado “gobierno del cambio”. Similares momentos veremos con el acoso laboral, para que el cúmulo de Felicistas y Borgistas, sean expulsados de esa institución. Los privilegiados apenas empiezan a hacer maletas para su migración a la UQROO. Y la burocracia uqrooniana, quienes gozaban privilegios, serán relegados o extirpados, sin importar que tan grave pueda ser la humillación, para los individuos, como para la institución educativa.

El propósito de exhibir estas aficiones inútiles e improductivas ha surgido porque pensamos que pueden servir, además, para enseñarnos a vivir y para que sepamos distinguir entre lo esencial y lo accesorio. Un sabio chino nos dejó de referencia, cuatro siglos antes de nacer Jesucristo: “sólo cuando se conoce la inutilidad puede empezar a hablarse de la utilidad”.

A manera de colofón, tal vez esta sea la manera en que debamos enseñar a los utilitaristas a ver la necesidad de “lo inútil”, pues a veces, “la furia destructiva se abate sobre las cosas y estos entes considerados inútiles”, y aun siendo inofensivas se perciben como un peligro por el mero hecho de existir. Debemos sentirnos orgullosos, de ser testigos presenciales, del único lado útil de la inutilidad, lo estamos viviendo con este “gobierno del cambio”. Con un poco de sentido común, un poquito de lógica, los ciudadanos quintanarroenses -sin invocar al tal Walter Mercado-, ya prevén los riesgos funestos para esa institución educativa. Obviamente, han hecho uso de los antecedentes gobiernícolas como premisas de sus postulados.  Desde luego, también contribuye con esta tesis la comodidad de la comunidad universitaria. La indiferencia e irresponsabilidad unidas, aporta su parte, a la destrucción de esa institución educativa.

PD.- “El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas”. Benjamín Franklin (1706-1790) político, científico e inventor estadounidense.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=14716

Escrito por en Jul 9 2019. Archivado bajo COLUMNAS, VIBORIANUS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes