China abre más su economía pese a la guerra comercial con EE.UU.

Iramsy Peraza Forte * ___________________

Beijing, (Prensa Latina).-  A pesar de la guerra comercial desatada por Estados Unidos contra empresas chinas, las autoridades de Beijing mantienen el rumbo de la apertura económica a la inversión extranjera en sectores claves para el desarrollo del gigante asiático.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Comercio chinos publicaron recientemente dos actualizaciones de sus listas negativas, los documentos que rigen qué sectores están abiertos a las empresas foráneas y cuáles reservados para el Estado.

El listado correspondiente a las zonas piloto de libre comercio (ZLC) abre ocho nuevos campos y deja en solo 37 el número de sectores vedados. Entretanto, las regulaciones para el resto de las áreas del país se quedan en 40 ítems limitados, en lugar de 48.

Las industrias y negocios que no están incluidos en las listas se encuentran disponibles para la participación de todos los actores del mercado, sin discriminación por su origen o forma de propiedad.

Con esta actualización se abre aún más a las empresas foráneas los sectores del transporte, infraestructura, cultura y telecomunicaciones del gigante asiático, con un mercado potencial de cerca de 400 millones de consumidores de clase media.

En esta ocasión fue removida incluso la restricción de que las agencias navieras nacionales debían estar controladas por la parte china. También los cines y los corredores inmobiliarios ya no tendrán que estar bajo gestión nacional.

Asimismo, desaparece el límite a la inversión extranjera en los servicios nacionales de telecomunicaciones multipartitas.

CONFIANZA EN EL MERCADO CHINO

Los datos muestran que los inversores extranjeros mantienen su confianza en el gigante asiático. Solo en mayo pasado, 63 mil 830 millones de yuanes (unos nueve mil 470 millones de dólares) ingresaron al país por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED).

A pesar de los vaivenes de la economía mundial y los flujos financieros, así como la amenaza de medidas proteccionistas y aranceles por parte Estados Unidos, China se mantiene como líder global en la atracción de IED.

De hecho, el Informe sobre Inversión Mundial 2019 de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo indicó que la segunda potencia mundial logró revertir la tendencia a la disminución de la IED, que se contrajo 13 por ciento en 2018 a nivel global, mientras en el gigante asiático alcanzó una cifra récord de 139 mil millones de dólares.

Incluso el primer ministro chino, Li Keqiang, aseguró en diversas ocasiones que el país será más abierto, transparente y mejorará el entorno para recibir inversión extranjera.

China, dijo Li, «promoverá inquebrantablemente la apertura en todos los ámbitos y respaldará la participación de compañías de ultramar en industrias avanzadas de manufactura, información electrónica, fabricación de equipos, medicamentos y nuevos materiales».

DESARROLLO COMPARTIDO

Pero además de implementar políticas favorables para el pleno desarrollo de las firmas de otras naciones dentro de su territorio, China también ha dado espacios a la competencia de las empresas extranjeras incluso en el estratégico sector de las telecomunicaciones y la implementación de las redes de quinta generación o 5G, la tecnología que está en el centro de la polémica con la Casa Blanca.

«El país, como siempre, da la bienvenida a las empresas en el país o en el ultramar a participar activamente en la construcción, la aplicación y la promoción de su red de 5G y compartir los dividendos del desarrollo del sector», precisó el Ministerio de Industria y Tecnología Informática tras anunciar en junio último la concesión de las primeras licencias operativas.

Compañías trasnacionales como Nokia, Ericsson, Qualcomm e Intel se han involucrado profundamente en el experimento de las redes 5G de China, pese a las amenazas lanzadas por la administración estadounidense.

Según un informe de investigación de la Academia de Tecnología de la Información y las Comunicaciones de China, la 5G moverá 10,6 billones de yuanes (1,54 billones de dólares) y creará más de tres millones de empleos entre 2020 y 2025.

Precisamente el gigante tecnológico chino Huawei, que es líder mundial en la tecnología 5G, quedó atrapado en el fuego cruzado de la guerra comercial de Washington.

Tras encontrarse con su par chino Xi Jinping en la reciente cumbre del G20 en la ciudad japonesa de Osaka, el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció que levantaría las sanciones que impedían a Huawei acceder a componentes tecnológicos esenciales de fabricación estadounidense, pero no ha sido claro sobre si sacará a la compañía de la lista negra del Departamento del Tesoro.

Más allá del trasfondo político, las cifras indican la profunda interdependencia entre las empresas de telecomunicación china y las compañías del sector en Estados Unidos, que se ven directamente afectadas por las sanciones de Washington.

Según cifras aportadas por el director legal de Huawei, Song Liuping, la firma ha pagado más de seis mil millones de dólares en regalías para utilizar la propiedad intelectual de otras compañías en los últimos 30 años.

Vale destacar que casi el 80 por ciento de ese dinero fue a parar a consorcios estadounidenses.

Si bien Washington acusa a Beijing de competencia desleal, cientos de empresas norteamericanas tienen las puertas abiertas al mercado chino.

Ese es el caso de Tesla, que se convirtió en el primer fabricante extranjero de automóviles en obtener una licencia para operar de manera 100 por ciento independiente en el gigante asiático, sin necesidad de contar con una contraparte nacional.

La gigafábrica que construye Tesla en Shanghái, por valor de dos mil millones de dólares, constituye el mayor proyecto de manufactura de inversión extranjera en la historia de la metrópolis, considerada uno de los principales centros económicos de China.

Se espera que esté operativa a finales de año para comenzar a ensamblar los vehículos eléctricos Model 3.

Walmart, Apple y Boeing son otros gigantes estadounidenses con fuerte presencia en el país asiático, que ven como China se abre a su competencia a nivel internacional, mientras Washington mantiene una línea de confrontación con Beijing que podría cerrar las puertas del mercado más grande del mundo.

*Corresponsal de Prensa Latina en China.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=14502

Escrito por en Jul 5 2019. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes