Chile: de los tiempos mejores a los tiempos difíciles

Rafael Calcines * ________________

Santiago de Chile, (Prensa Latina).-  El presidente de Chile, Sebastián Piñera, tuvo que cambiar drásticamente su discurso en los últimos meses, pues a diferencia de la promesa electoral de «tiempos mejores» con la cual atrapó a una parte de los votantes, reconoce que han llegado «tiempos difíciles».

Parte de los problemas se centran en el campo social donde es evidente el descontento de una parte de la población que no ve el avance del país, tal como prometió el mandatario, y en cambio cada vez son más quienes consideran que va en dirección contraria.

Cuenta de ello la dio el Banco Central, cuando hace poco rectificó de nuevo a la baja los indicadores económicos para 2019 en su segundo Informe de Política Monetaria de este año, publicado recientemente.

Esa entidad prevé ahora un crecimiento del Producto Interno Bruto de 2,75 por ciento, prácticamente medio punto porcentual por debajo el pronóstico emitido en marzo de poco más de tres por ciento, como resultado de los bajos resultados económicos en los cuatro primeros meses del año.

La ralentización de la economía es achacada por el gobierno a la situación internacional por la intensificación del conflicto comercial y tecnológico entre China y Estados Unidos, que ha provocado una apreciación del dólar y una reducción de la mayoría de los precios de las materias primas, incluido el cobre.

Pero también el presidente echa la culpa a los partidos de oposición, que según ha dicho en incontables ocasiones, se dedican a «obstruir» en el Congreso Nacional la puesta en marcha de varios proyectos de ley que La Moneda considera fundamentales para estimular el crecimiento económico.

Sin embargo, el punto de vista de la oposición y de amplias fuerzas sociales es otro, y plantean que esos proyectos son perjudiciales para las grandes mayorías y solo benefician a los más ricos.

En tanto el Banco Central en sus pronósticos también ubicó a la baja para este año el precio promedio de la libra de cobre de 2,90 a 2,80 dólares, así como en las inversiones, que pudieran caer de 6,2 a 4,5 por ciento en 2019.

En la sociedad hay efervescencia, y precisamente los trabajadores de la gigantesca mina de Cobre de Chuquicamata, en el norte de Chile, iniciaron una huelga luego de fracasar las conversaciones con los representantes de la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) por un nuevo convenio laboral.

En un comunicado, los sindicatos de Chuquicamata responsabilizaron a la dirección de Codelco del daño que sufrirá el erario nacional, pues Chuquicamata, la mayor mina a cielo abierto del planeta, aporta a la producción nacional del metal unas 300 mil toneladas anuales.

Según economistas, cada día de huelga podría representar pérdidas por alrededor de cinco millones de dólares.

Asimismo más de 70 mil profesores de primaria y secundaria realizaron un prolongado paro nacional para reclamar la atención del Ministerio de Educación sobre la instrucción pública, que según plantean, está en una situación deplorable.

Son solo dos ejemplos de las numerosas manifestaciones realizadas en el país en lo que va de año, todas con el factor común de rechazar las políticas del gobierno en diferentes sectores.

Estos factores son las causas de que la mitad de la población de Chile desapruebe la gestión del mandatario, como reveló recientemente la respetada Encuesta Nacional de Opinión Pública, del Centro de Estudios Públicos (CEP).

Así, solo el 25 por ciento de los chilenos aprueba a Piñera, con lo cual cayó 12 puntos en su evaluación positiva respecto a una pesquisa anterior publicada en diciembre, y se equipara con los peores momentos de su primer gobierno.

El sondeo fue contundente al señalar además que al 66 por ciento de los encuestados Piñera no le merece confianza y al 76 por ciento le resulta lejano, y aun peor queda el gabinete con 68 por ciento de desaprobación.

En medio de ese panorama Piñera realizó el segundo cambio de gabinete desde el inicio del actual mandato en marzo de 2018, para tratar de remontar lo que el mismo llamó hace pocas semanas «los tiempos difíciles».

Pero los ligeros cambios del gabinete, movimientos internos de seis ministros y la entrada de solo dos caras relativamente nuevas porque vienen de su primer mandato, no convencieron a nadie, ni siquiera a los partidos afines al gobierno, que en unos casos los asumieron disciplinadamente y en otros dejaron clara su inconformidad.

Cada vez son más en el país -lo dicen las encuestas- quienes piensan que los «tiempos mejores» que ofreció Piñera no llegarán y lo único concreto, al menos en este momento, son los «tiempos difíciles» que el mandatario se vio obligado a admitir.

*Corresponsal de Prensa Latina en Chile.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=13334

Escrito por en Jun 20 2019. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes