¡Hasta siempre Don Angel!

Dios llamó a su lado al gran maestro Hernández Arias

.- Falleció el sábado y fue sepultado; se fue esperando el reconocimiento de las autoridades, esto es, de los gobiernos panistas de quienes esperaba, según nos dijo en varias ocasiones, que al menos su nombre fuera impuesto a alguno de los Archivos, algo que, si llegara a ocurrir, él ya no podrá ver.

 Heriberto Bonilla Barrón _________________

Incrédulo, pasmado y prácticamente petrificado por una noticia que la verdad no esperaba, no esperaba y sobre todo, jamás hubiera querido que sucediera, quedé luego de que el domingo por la noche mi hermano José Luis, nos la diera: falleció don Angel Hernández Arias, el maestro, historiador y hombre que fue al que se debe la red de archivos de toda la Entidad y de varias más en el país, el hombre que plasmó en FUERZA AGUASCALIENTES y MIS RAICES DIGITAL nuestra historia.

Fue algo verdaderamente impactante que nos dejó en shock, algo que me negaba a creer, don Angel murió el sábado y el domingo por la tarde sus restos recibieron cristiana sepultura luego de una misa de cuerpo presente en el templo de La Purísima, según me informó mi hermano José Luis, quien dijo que se enteró a través de las redes sociales.

Se fue esperando el reconocimiento de las autoridades, esto es, de los gobiernos panistas de quienes esperaba, según nos dijo en varias ocasiones, que al menos su nombre fuera impuesto a alguno de los Archivos, algo que, si llegara a ocurrir, él ya no podrá ver, por eso hoy más que nunca estamos totalmente de acuerdo con las palabras que dicen que los homenajes deben hacerse en vida ya que después de la muerte no tienen tanto significado.

Hoy estimados lectores de FUERZA AGUASCALIENTES y MIS RAICES DIGITAL, me permitirán hablar en primera persona y lo hago así por el cariño y la estimación tan grande que le tuve a don Angel Hernández Arias, a quien conocí en mi infancia acompañando a mi papá don J. Cruz Bonilla M. –qepd- a recabar información en lo que fue la Casa de la Juventud y posteriormente, siendo el gran pilar del suplemento llamado NUESTRO SIGLO que durante casi 20 años tuve en HIDROCALIDO y desde hace ya casi tres años en este diario digital, de tal suerte que la amistad fue de al menos unos 50 años y por ello es que su deceso me ha dejado anonadado.

Fue una persona que con sus palabras aliviaba de muchos su malestar en el alma, de carácter ligero, sociable, sin conflictos, y siempre con una sonrisa y un fuerte abrazo que regalar.

Esto que pasó, es una de muchas cosas de la vida que yo nomás no logro entender por qué suceden,  intento escribir sobre esto, y más tardo en hacerlo que borro lo escrito, me levanto de la silla, me siento, voy y vengo y de verdad sigo sin entender, siento tantas cosas que no las puedo identificar, entre confusión, tristeza, coraje, compasión por las personas que estaban cerca de él y que lo querían, todos los que fuimos sus amigos y compañeros de vida.

La gente dice frases como, “ya descansó” pero en este caso, él no estaba cansado, ni agobiado, ni enfermo físicamente, ni nada, se le veía que estaba en el mejor momento de su vida, era un hombre leal y agradecido, tenía una gran sabiduría de la vida y lo bonito es que la compartía con los demás y prueba de ello eran sus casi cotidianas charlas con FUERZA AGUASCALIENTES, de las cual aún tenemos varias en la grabadora y daremos a conocer en los próximos días.

Unas semanas antes de que esto sucediera, estábamos hablando precisamente de lo felices que éramos, de lo agradecidos que estábamos por haberla librado tantas y tantas veces de las pruebas que la vida nos había impuesto, así como de su sentir porque pensaba que todo lo que hizo a lo largo de su vida para rescatar la historia de Aguascalientes y de México no se le tomaba en cuenta.

Espero, nos dijo, que los gobiernos panistas tengan en cuenta mi paso por esta vida y le impongan, por lo menos, mi nombre a uno de los Archivos, esos que forjé tras intensos años de trabajo.

La muerte de don Angel Hernández Arias, me ha hecho reflexionar muchas cosas, ciertamente, como me dijo en infinidad de ocasiones, voy por la vida haciendo lo que tengo que hacer y me apaasiona, a veces como una máquina en automático, sin detenerme a ver si lo estoy disfrutando o no, estoy tan entregado a mi labor, ya en el retiro de los diarios impresos, que pasan los días y no sé si tomo en cuenta a las demás personas, o si realmente le doy su tiempo y espacio a quien se lo tengo que dar, incluso a mí mismo, lo que él me reclamaba..

Lo que me pone a pensar, es que la vida se va, y de un momento a otro te lleva sin preguntar si quieres ir o no.

Me decían que todo tiene un ciclo hasta que llega el momento en que este ciclo se termina,  la verdad no sé si esta teoría ayude a entender por qué a la mitad de la nada alguien se muere de esa manera, una persona que de entrada no debería de morirse. ¿Qué sucede? ¿Se interrumpe el ciclo, o ya estaba determinado que sucediera de esa manera?, igual también hay otras teorías que explican que hay almas que vienen al mundo a enseñar algo, a extender un mensaje y cuando sienten que han concluido, abandonan el cuerpo que tomaron prestado y se van sabiendo que su fecunda labor la cumplieron con creces.

Podrían existir millones de teorías que explicaran la muerte, pero lo cierto es que sólo las pueden constatar los que ya se murieron, sin embargo, creo que tanta teoría funciona para los que nos quedamos, creo que sirven para buscar un alivio ante la pérdida de alguien como don Angel Hernández Arias.

De cualquier modo, si nuestro destino está trazado, o si morimos para reencarnar, o si nomás estamos de paso, creo que para mí es fundamental cambiar algunas cosas para aprovechar la vida que tengo hoy, la principal sería ceder más de mi tiempo a compartir las cosas que verdaderamente son importantes, es decir, dejar de encerrarme tanto en mí labor como periodista, aunque debo decir que esto es lo que me tiene con vida, de allí que ni me importa que haya quien hasta se burla de mí ¨porque no tiene convenio con los gobiernos y el Congreso panista¨, algo que no he buscado porque creo que reportear y escribir con la verdad es la mejor recompensa del mundo.

Este deceso de don Angel me hace pensar en salir a descubrir cosas nuevas que pueden gustarme o no, pero al menos no me quedaría con la incógnita o con las ganas, darme la oportunidad de vivir, de ser, y no tanto de hacer, hacer y hacer.

Aprovechar todos los momentos que la vida regala para expresar lo que uno siente por el otro y por uno mismo, pasar más tiempo de calidad con la familia, con los amigos, tratar de no acumular rencores (muchas veces irrazonables) pedir perdón cuando lo tengamos que hacer y principalmente agradecer lo que tenemos el día de hoy y no vivir en la venganza y el odio, que sólo obstaculizan nuestra felicidad.

Agradezco a don Angel Hernández Arias,  todo su cariño y amistad que me brindó a lo largo de muchísimos años, así como a la increíble experiencia de haber estado cerca de él, buen viaje don Angel, nos veremos pronto.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=12715

Escrito por en Jun 14 2019. Archivado bajo DESTACADAS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes