El desalojo del predio Londres 7, se ejecutó mediante mandato judicial

.- Pese al operativo policiaco, no hubo ni lesionados ni detenidos.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance _________________

filtrodedattospolíticos@gmail.com

Por enésima ocasión, sin lesionados ni detenidos, elementos policiacos cumplimentaron una sentencia por la Tercera Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, para desalojar un predio que se hallaba invadido por paracaidistas pertenecientes a la sociedad otomí.

La comunidad de la alcaldía en Cuauhtémoc, pese a que reconocieron que en dicho sitio era ocupado de forma irregular, ya era la tercera ocasión que fue  desalojaba en los últimos 30 años, solo que en esta nueva ocasión hubo forcejeos entre policías capitalinos que portaban escudos, cascos y equipo de protección tipo antimotines, en operativo que en momentos parecía salirse de control.

Los elementos de tareas de disuasión de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lograron evacuar a los invasores, toda vez que éstos últimos, al observar que eran rebasados en proporción al número de elementos policiacos, pretendieron no solo discutir con los uniformados, sino retaron a los medios de comunicación que afortunadamente solo se trató de un zafarrancho sin que nadie fuera lesionado.

Sin embargo, ante el amago policiaco, una señora de la comunidad otomí –cuyo nombre no fue revelado-, pretendió frenar el paso de camionetas oficiales con su hijo que cargaba en sus espaldas con la ayuda de su reboso. Se detectó que se presentaron varias camionetas donde ya cargaban muebles de madera ya que en ese predio, sus moradores ilegales lo ocupaban como taller de carpintería.

Ante este embate, los invasores anunciaron que presentarán una queja más ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, debido a que en el desalojo presuntamente fueron golpeados varios indígenas, solo que el parte policiaco a través de videos, desmiente totalmente ese tipo de versiones.

El predio de Londres 7, que se localiza en la colonia Juárez de la alcaldía Cuauhtémoc, aparentemente fue “abandonado” por sus dueños de origen judío tras los sismos de septiembre de 1985, y quienes optaron por solicitar la intervención de las autoridades correspondientes para rescatar las ruinas en que se encuentran varios edificios deteriorados por el tiempo.

Frente a la evolución del desalojo del sitio, los moradores ilegales del vecindario, acusaron que fueron violentados de sus derechos humanos ya que se montó un operativo policiaco sorpresa, acusando a los uniformados del delito de robo ya que indicaron que fueron víctimas del hampa uniformada.

Sin poder acreditar el monto de lo hurtado, señalaron que entre los avíos se presume que tienen un costo de 350 mil pesos, además que la policía sustrajo dinero en efectivo sin acreditar el monto de lo supuestamente robado.

Los invasores de terrenos, según reportes del Congreso de la Ciudad de México, a través de su Comisión de Vivienda, revelaron que ante la falta de poseer una vivienda digna y decorosa, han tenido a necesidad de invadir predios abandonados que aparentemente no tienen dueño por hallarse en litigio.

Claudia y Jorge.

La Comisión de Vivienda citada, indicó que consecutivamente a la comunidad otomí se les pidió que respetaran la privacidad del inmueble, que aun cuando se hallaba aparentemente abandonado, tiene un dueño cuyo nombre no se dio a conocer.

Durante el desalojo hubo tensión, gritos, jaloneos y empujones entre policías, personas desalojadas y representantes de medios de comunicación, según el parte policiaco de la SSP.

La acción comenzó después de las 13:00 horas del jueves 30 de mayo, para desalojar el predio que colinda con una iglesia y que tiene entradas por la calle de Roma (a su cruce con Milán) y con la calle de Londres, frente al Museo de Cera, que estaba ocupado por lo menos desde el año 2015 por supuestos comerciantes y artesanos indígenas.

En el operativo, que fue transmitido en vivo por diversas televisoras, se pudo observar a un grupo de al menos 30 policías capitalinos cuando sacaban a las personas del interior del inmueble y de las carpas que ocupaban en tramos de las calles de Roma, Milán y parte de la banqueta de la calle de Londres.

En la movilización no hubo detenidos, pero concluyó con la limpieza del predio, ya que una cuadrilla tuvo que desinfectar con cloro los espacios invadidos, que por mucho tiempo fue escenario de la desidia de sus dueños, donde invasores tuvieron la “certeza” de vivir por años sin pagar un solo peso al erario.

Hoy en día, la calle de Londres luce sin la presencia de invasores de terrenos abandonados, pues se montó un operativo de vigilancia las 24 horas, por lo que sus dueños pretenden construir una plaza comercial cuyo proyecto tendrá varios años de duración.

La calle de Londres, localizado en el perímetro de lo que también se conoce como extensión de la Zona Rosa, recobra su panorámica turística de sus edificios antiguos sin la presencia de personas que profesionalmente se identifican como invasores y que supuestamente están afiliados a varios partidos políticos, es decir, el del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), donde practican con toda impunidad y actos de corrupción, robándose los predios abandonados en la capital de la República Mexicana.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=12238

Escrito por en Jun 3 2019. Archivado bajo NACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes