El otro dato

Urzúa o López, ¿Quién manda?

Juan Chávez _____________________

La renuncia del ex panista Germán Martínez Cázares a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hay que verla con la claridad con que fue expuesta: Fue  un acto de honestidad.

Puso de relieve, además, que el presidente López Obrador no lee y que se va lisa y llanamente con las tarjetas que le resumen un acto o un hecho.

Eso le sucedió con el texto de la carta-renuncia de Martínez Cázares, de ocho cuartillas a renglón abierto.

Luego, ha de haber pedido a gritos el texto, pero lo dicho dicho estaba.

Así, la escena de la clase política, fue salpicada de inmediato por las primeras palabras presidenciales, que le dieron todo el poder a Carlos Urzúa,  de Hacienda.

Urzúa y López.

Fue, incuestionablemente, el primer entre la soberbia presidencial –y la honestidad de un funcionario  que acusa a la secretaría de Hacienda de perniciosa injerencia en los quehaceres que Martínez Cázares tuvo como encargado de la institución de seguridad social más importante de México.

En su texto, el ex director del  IMSS llena de flores el florero de AMLO, parangone-ando el lenguaje del  mandatario y con el que el exfuncionario hace también trazos literarios al considerar que él no es ningún florero.

“Hay muy buenos funcionarios en este gobierno para ser director de la institución”, se pavoneó el presidente que adelantó, como si tuviera enfrente una bola de cristal, que habrá más renuncias.

Lamentó la dimisión, pero respaldó a Urzúa.

Dijo no estar de acuerdo con los argumentos razonados por Martínez Cásares en su carta de abdicación “ya que buscaba tener más recursos y autonomía de gestión”.

Pero dejó estampado el poderoso poder que concede al secretario de Hacienda Carlos Urzúa.

“Hacienda tiene que participar en todo lo que corresponde al Seguro Social, al ISSSTE, al gobierno federal, aunque se trate de organismos descentralizados, autónomos. Yo soy muy ortodoxo, muy respetuoso de las decisiones que tome Hacienda”, declaró.

Con una declaración, así, está claro quién manda. No solo por el poder que le dé el manejo del dinero de la nación, sino por el poder político que el presidente le concede. Es decir, meter las narices en todos los asuntos… aunque sea injerencia grosera y “perniciosa” para México.

Más grosera y perniciosa, sin embargo, es la descomposición del aire que este martes se quedó a 3 puntos de nueva contingencia ambiental, al registrar en Cuajimalpa un índice de 147.

www.entresemana.mx

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=11309

Escrito por en May 22 2019. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes