Aunque pese

Mafias y migrantes

Salvador Martínez _______________________

Las corrientes migratorias son propias del ser humano, existen desde que el hombre pisó la tierra. Una corriente migratoria pobló América hace decena de miles de años, pero hoy las migraciones son tan naturales como también viciadas y manipuladas.

Intereses políticos y delincuenciales pesan muchas veces más que los motivos económicos de quienes abandonan su lugar de origen en busca de mejores estadios.

En México ha existido la migración a Estados Unidos desde hace más de un siglo como una constante derivada de la pobreza, la falta de empleo y oportunidades para miles de mexicanos, hoy mismo siguen siendo muchos los connacionales que ven en Estados Unidos la oportunidad de desarrollo que no encuentran aquí.

En las últimas fechas la migración centroamericana en su tránsito por territorio nacional rebasó la de los mexicanos y a ella se sumó muy pronto la de amplios grupos originarios de otras nacionalidades como cubanos, africanos y asiáticos.

Estos últimos movimientos migratorios tienen, sí, su origen en la pobreza, pero también ahora en turbios intereses políticos de la Casa Blanca, pues a Trump le interesa crear un ambiente de amenaza de los migrantes hacia la gran potencia, para mantener la simpatía de sus electores.

Con estos turbios intereses se mezclan los del crimen organizado que aprovechan la formación de caravanas masivas de migrantes para traficar con drogas y personas con mucho lucro y ninguna misericordia.

Actualmente, de acuerdo al delegado de la Fiscalía General de la Republica en Chiapas, Alejandro Vila Chaves existe una investigación federal para descubrir a quienes forman, controlan, extorsionan, manipulan y dominan a las caravanas provenientes del sur de la frontera, en su paso por territorio nacional.

Difícil avanzar en la gran complejidad migratoria, pero es claro que en estos flujos humanos prevalecen las mafias, la delincuencia organizada y el interés político por encima de la necesidad económica.

SUSURROS

Desde hace unos meses se lleva a cabo un programa de desarme que, aunque de alcances limitados, lucha por la pacificación citadina en un ambiente de escasa conciencia.

Independientemente de la actuación del crimen en la ciudad, muchos heridos por arma de fuego son víctimas de balas perdidas, ni siquiera hubo un conflicto personal como origen, de acuerdo al reporte del Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe.

México es el segundo país en América Latina con el mayor número de víctimas por balas perdidas, 132 víctimas en 2016, atrás de Brasil que registra 197 heridos o fallecidos por esta causa.

La ironía es de que el “festejo” impulsa a algunos a echar tiros al aire, pero esas balas al caer pueden causar la muerte. ¡Cuidado!

salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

www.entresemana.mx

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=10710

Escrito por en May 15 2019. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes